Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología > Problemas de salud

Cabello graso

La solución pasa por la higiene y la utilización de productos adecuados

Una amplia gama de productos milagro adornan las estanterías de centros de belleza y clínicas especializadas en alteraciones capilares, pero ninguno de ellos, por muy caro que sea, eliminará definitivamente la grasa del cabello. Se trata de un problema hormonal que repercute en la estética de quien lo sufre: las hormonas que regulan las glándulas sebáceas hacen que el pelo se engrase y parezca siempre sucio. Dos reglas ayudan a mantener la grasa controlada: limpiarse el cabello tanto como sea necesario y utilizar champús teniendo en cuenta que los principios activos como la piritiona de zinc o sabal serulate mal utilizados pueden dañar el cuero cabelludo.

Cuestión de higiene

El doctor Juan Ferrando Barberá, profesor titular de Dermatología en la Universidad de Barcelona y coordinador del Grupo Español de Tricología, asegura que la tendencia del cabello de una persona a engrasarse no responde a ninguna disfunción orgánica.

El tipo de cabello depende de la constitución de cada individuo. Así lo cree este profesional que ejerce la Medicina en el Servicio de Dermatología del Hospital Clinic de la ciudad condal. “Es como tener los ojos de una manera o de otra, la nariz más grande o más pequeña”, afirma. A partir de la edad adulta, es decir, en torno a los 18 años, se conforma de manera definitiva el tipo de pelo, puesto que tiene algo que ver con la producción hormonal, revela. “El problema se resuelve si el cabello se lava cada día o siempre que se observe que está sucio. La solución es de una lógica aplastante”, insiste el doctor Ferrando.

“Las hormonas influyen muchísimo en las secreciones de grasa de nuestro cuerpo, por eso este tipo de problemas capilares puede intensificarse en momentos en los que se sufren importantes cambios hormonales, como en la adolescencia, y se ve reflejado muchas veces en acné juvenil o pelo graso”, continúa Ángela Navarro.

Respecto a las franjas de edad, quienes más sufren el problema de la grasa son las personas de entre 15 y 40 años, según la experiencia de Elena Bellido, una de las expertas en Tricología del madrileño Instituto Científico Capilar Bellido.

La doctora Rogelia Navarro, dermatóloga especialista en el cabello y cuero cabelludo del Centro Clínico Dermatológico de Alicante, coincide con su colega, el doctor Ferrando, en que el pelo graso es “una cuestión de higiene”. Pero cuando la abundante actividad de las glándulas sebáceas se convierte en un problema evidente para quien lo sufre, acompañada de alopecia o trastornos menstruales en las mujeres etc., es el momento de acudir al dermatólogo, consideran estos especialistas.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones