Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología > Problemas de salud

Irritaciones vaginales

Las nuevas compresas que neutralizan el olor vaginal presentan mayor tendencia a producir reacciones alérgicas

img_mujer_p

Durante el ciclo menstrual es habitual que el flujo vaginal aumente y que el olor corporal sea más intenso. Una circunstancia que requiere, más que nunca, mantener la zona genital limpia y que ha supuesto la aparición en el mercado de compresas y protectores perfumados o que neutralizan el olor. Sin embargo, es importante hacer un buen uso de estos productos, ya que de lo contrario las mujeres con piel sensible corren el riesgo de sufrir reacciones alérgicas o dermatitis por contacto. Los casos son cada vez más frecuentes y parecen estar asociados también con una higiene incorrecta y un abuso en el periodo de utilización de las compresas. Por ello, ante el menor síntoma de irritación hay que acudir al especialista, que aconsejará cómo evitar cualquier molestia y cómo hacer un buen uso de estos productos.

Causas

El fluido menstrual se asocia a menudo con olor fuerte y desagradable. Sin embargo, este fluido no tiene olor, sino que es el contacto con el aire o con las bacterias lo que proporciona esa sensación, causa de rechazo en muchas mujeres y que puede solucionarse con una correcta higiene y el uso de compresas que neutralizan el olor. Habituales ya en el mercado, estos productos cuentan con un buen número de compradoras que no presentan el menor problema debido a su uso. No obstante, hay que tener en cuenta que si éste no se realiza de manera adecuada, los componentes químicos de estas compresas pueden producir reacciones alérgicas o irritaciones.

/imgs/2006/10/mujer1.jpg

“No hay que asustarse”, tranquiliza la doctora jefe del Servicio de Alergias del Hospital Clínico de Madrid, Consuelo Martínez, “ya que no se ha constatado un aumento de los casos de alergia, aunque sí es cierto que estos productos están asociados con una mayor irritación”. A juicio de la doctora, el principal problema no es tanto la composición de las compresas, como el hecho de que en los envases no suelen aparecer los componentes que se utilizan para preservar la fórmula de fabricación de la competencia. “Por lo que es difícil saber de antemano si ese producto provocará reacciones alérgicas”, añade.

Cada mujer posee unas características diferentes y una determinada sensibilidad en la piel, de la que depende que la reacción ante el uso de estas compresas sea una u otra. Para la doctora Martínez, “está claro que entre quienes tienen una mayor sensibilidad cutánea se detecta también una mayor incidencia”, aunque reconoce que la culpa no siempre es achacable al producto sino al uso que, en ocasiones, se hace de él. “No se puede pensar que por ser unas compresas más higiénicas, resulten menos necesarias las normas de lavado o que se pueda abusar en el tiempo de uso. Hay que seguir las recomendaciones del médico o del propio envase y, si se detecta daño, consultar con el ginecólogo o un especialista en alergología”. Además -añade-, hay que asegurarse de colocar bien la compresa porque, en algunas ocasiones, las ‘alas’ pueden producir también un pequeño roce e irritación en la zona de las ingles.

Este extremo es también aconsejado por el ginecólogo Luis López Ramil, del Colegio de Médicos de Lugo, quien asegura que se ha detectado un incremento de las reacciones alérgicas a este tipo de compresas, aunque incide en los “abusos” de las usuarias. “Es un error pensar que la compresa lo hace todo. Las mujeres con piel sensible tienen una mayor propensión a la irritación y deben extremar siempre el cuidado de la zona genital o de la ropa interior, lavándola a mano y siempre con jabón neutro”, advierte. “Los casos no son graves y se solucionan con un producto local, como una pomada, pero los síntomas, picor, escozor o piel enrojecida, pueden ser molestos”, puntualiza.

Por su parte, desde Arbora-Ausonia, empresa fabricante de productos de higiene íntima, aseguran que tanto las compresas como los protectores íntimos se realizan con productos que ofrecen las máximas garantías de seguridad, Tanto las compresas como los protectores íntimos se realizan con productos que ofrecen las máximas garantías de seguridad puesto que realizan su función en contacto directo con un área sumamente delicada. “Todos los materiales que incorporan los productos Evax son sometidos a un exhaustivo programa de seguridad hasta que se demuestra que los materiales empleados son seguros y compatibles para el uso en productos de higiene íntima femenina, no producen alteración microbiana en la zona y son suaves para la piel y la membrana mucosa”, explican desde la empresa.

En este sentido, reconocen como “primordial” la fabricación y comercialización de productos de higiene íntima femenina seguros, tanto en las condiciones esperadas de uso como en el caso de un uso abusivo y recalcan la aplicación de programas de evaluación de seguridad, así como la sustitución del blanqueamiento de los productos por procesos de purificación totalmente libres de cloro, que años atrás constituía una de las principales causas de alergia.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones