Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología > Problemas de salud

Miopía

Puede afectar al 25% de la población de los países desarrollados

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 18 octubre de 2005

Leer o escribir con la cabeza pegada a los libros y cuadernos; ver la televisión a escasa distancia de la pantalla; no entender bien las explicaciones del profesor en la pizarra; o, simplemente, ver borrosas las imágenes situadas a más de cinco metros de nosotros. Tales circunstancias definen algunos de los síntomas de la miopía, una anomalía visual que afecta a alrededor de 10 millones de españoles y que se manifiesta con una mala visión de lejos en detrimento de una correcta vista de cerca.

Afecta a una de cada cuatro personas

Hay comportamientos que por sí mismos pueden delatar la presencia de unos ojos miopes. En este sentido, son reveladoras algunas costumbres como el acercamiento excesivo al televisor a la hora de ver su programación o la lectura de un libro casi con la nariz pegada a él. Si se detectan tales situaciones es probable que sólo sean un reflejo de la existencia de una anomalía visual como la miopía, que afecta en el mundo occidental a una de cada cuatro personas, según las últimas estimaciones elaboradas sobre este trastorno visual.

/imgs/2006/10/miopia22.jpg

En España dichos datos se traducirían en la presencia de alrededor de 10 millones de personas afectadas por esta patología. La miopía, catalogada como un error en el enfoque que padecen los ojos humanos, provoca que quienes la sufren vean bien en distancias cortas -a menos de 5 metros aproximadamente- y que se hallan en un aprieto para ver de lejos en condiciones, con dificultades, por ejemplo, para reconocer rostros y objetos a cierta distancia -se ven borrosos- o para entender de forma nítida las explicaciones que un profesor escribe en la pizarra en una sesión escolar. Así lo explica el óptico Juan Cuesta Monteagudo.

Además, a mayor grado de miopía, más cerca deberán estar los objetos para poder ser enfocados correctamente. Otros síntomas que advierten la presencia de este defecto visual se materializan en bizqueos, dolor de cabeza o cansancio visual. Aparte, los miopes acostumbran a entornar los ojos con mayor fruición, ya que al entrecerrarlos la visión a distancia mejora, situación que se denomina efecto estenopeico.

Respecto al origen de la miopía, ésta se genera y desarrolla generalmente durante la niñez, La miopía se genera y desarrolla generalmente durante la niñez coincidiendo con la edad escolar de los afectados y remite cuando el individuo alcanza la veintena, precisamente, con el final de la etapa de crecimiento que experimenta el organismo humano, sistema visual incluido. Esta anomalía tiende a desarrollarse a lo largo de la adolescencia hasta el punto de provocar frecuentes cambios en la graduación de las gafas o lentes llamadas a corregirla. Una vez pasados los 20 años, el grado de miopía no cambia en exceso hasta después de los 40, cuando otra serie de problemas visuales relacionados con la edad empiezan a presentarse. Sin embargo, cada organismo es diferente, por lo que tampoco sería de extrañar que hubiera casos en los que la miopía se desarrollara por encima de las edades reseñadas.

La explicación a este defecto visual hay que buscarla en el hecho físico que provoca la miopía. El mismo, según Cuesta Monteagudo, se basa en un ligero error de enfoque que afecta al ojo y que se traduce en que la imagen de un miope se enfoque delante de la retina y no directamente sobre ella, que sería lo habitual. Esta circunstancia puede deberse a varias razones. Entre ellas, que el globo ocular sea excesivamente alargado o que el cristalino, que es la lente que se encuentra en el mismo ojo, tenga una distancia focal demasiado corta.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones