Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología > Problemas de salud

Tétanos

Las heridas más pequeñas pueden presentar una mayor complicación

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 7 noviembre de 2005

La enfermedad del tétanos está lejos de ser erradicada; la vacuna preventiva no llega aún a todos los países y las esporas de la bacteria causante de esta patología pueden permanecer en el suelo y ser infecciosas durante más de 40 años. En España, el número de casos detectados cada año apenas llega a la veintena y la cifra de muertes es aún inferior, apenas una cuarta parte de los infectados. Sin embargo, en los países asiáticos se cuentan por miles los infectados cada año y la mortalidad se acerca o puede superar el 50% de los casos. Los médicos aconsejan extremar las precauciones ante cualquier herida, por muy insignificante que sea, ya que a veces las más pequeñas son las que presentan una mayor complicación, precisamente, por la falta de atención que les prestamos.

Origen de la enfermedad

En los países europeos y en Estados Unidos la incidencia y el índice de mortalidad producida por el tétanos es bajo. Los infectados apenas alcanzan varias decenas -en España en el año 2003 se produjeron 24 casos, y en el 2004 un total de 16-, y la enfermedad se extiende sobre todo entre quienes desempeñan trabajos considerados de riesgo como ganaderos o jardineros. Por el contrario, en los países asiáticos se cuentan por miles los infectados cada año y la mortalidad se acerca o puede superar el 50% de los casos, por darse sobre todo en zonas con escaso desarrollo económico y sanitario, higiene deficitaria y ausencia de vacunaciones preventivas.

/imgs/2006/10/inyeccion_2.jpg

Explica Rafael Soller, miembro de la Sociedad Española de Microbiología, que “si el enfermo es atendido de los síntomas en el hospital, no hay problema para superar la enfermedad”, causada por un microorganismo denominado Clostridium Tetani, la sustancia más tóxica conocida después de la toxina botulínica. Según el doctor Javier Lavilla, especialista en nefrología de la Clínica Universitaria de la Universidad de Navarra, este patógeno es capaz de resistir años en el exterior, gracias a que adquiere una forma esporulada silente (esporas) y debido a su capacidad para sobrevivir sin oxígeno”. “Por ello -añade-, suele estar presente en ambientes sucios o contaminados con excrementos de origen animal”.

En cuanto a la infección de la enfermedad, esta patología afecta al sistema nervioso central y no se transmite por contagio de persona a persona, sino que sólo es causada por la toxina tetanospasmina. Ésta llega al interior del organismo a través de una herida que ha estado en contacto con tierra o instrumentos infectados, y actúa sobre el sistema nervioso central, mediante las esporas de la bacteria Clostridium tetani. Hay que tener en cuenta que la enfermedad puede tardar en desarrollarse varios días o incluso semanas desde que se produce la herida, por tratarse de una toxina que resiste mucho tiempo fuera del alcance de la luz y en condiciones extremas. Es así como puede habitar en el intestino de los animales por años y contaminar a través de las heces.

Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 4]
  • Ir a la página siguiente: Tipos y síntomas »

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones