Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología > Problemas de salud

Enfermedades con asintomáticos, además de la covid-19

Como en el coronavirus, hay patologías que no presentan síntomas o lo hacen cuando es demasiado tarde. Adoptar hábitos de vida saludables puede prevenirlas

habito saludable enfermedad Imagen: wal_172619

Asintomático fue una de las palabras más buscadas en el Diccionario de la Lengua Española (DLE) durante el confinamiento. Y este término sigue dando quebraderos de cabeza, pues el papel de las personas que no tienen síntomas de covid-19 es determinante en los contagios de esta nueva enfermedad, ya que transmiten el 59 % de todos los casos, según un modelo desarrollado por investigadores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC) publicado en JAMA Network Open. Pero no solo en la covid-19 hay asintomáticos. Hacemos un repaso a las patologías más frecuentes que no dan síntomas o que muchos pacientes ni los notan y cómo prevenirlas.

Enfermedades sin (apenas) síntomas

Para la Real Academia Nacional de Medicina de España, “asintomático”, aplicado a una enfermedad, significa que no presenta síntomas, que no se manifiesta clínicamente. Es sinónimo de latente, silente y subclínico, pero no debe confundirse con presintomático: que precede a la aparición de las primeras manifestaciones clínicas (síntomas o signos) propias de una enfermedad.

En el estudio de JAMA, sin embargo, no se hace tal distinción. Así, las personas que han contraído el SARS-CoV-2 pero todavía no han presentado ningún síntoma asociado a la covid-19 y pueden desarrollarlo después (los presintomáticos) son un 35 %, mientras que las que no tienen ningún síntoma durante todo el transcurso de la enfermedad (los asintomáticos) son menos, en concreto el 24 %.

Además de la covid-19, existen otras patologías en las que también hay asintomáticos o presentan síntomas tan leves o inespecíficos que pasan inadvertidas. Y en el caso de las infecciones, hay que tener en cuenta que la carga del patógeno, el tipo de virus o bacteria o el sistema inmunológico de la persona influyen en que, a pesar de tener la enfermedad, se desarrollen síntomas o no. Estas son algunas de ellas.

Hepatitis vírica

La inflamación del hígado se debe a alguno de los cinco virus de la hepatitis (A, B, C, D y E). Su transmisión depende del tipo y de lo susceptible que sea una persona para contraerlo; también estos factores influyen en la gravedad de los síntomas y la velocidad de la recuperación. Pueden cursar de forma asintomática o con signos muy leves, pero sobre todo esto pasa con la A (pérdida de apetito, cansancio, ictericia…) y la C (malestar, fiebre, náuseas, ictericia).

✅ Cómo prevenir: lavado de manos, evitar comer alimentos crudos y agua sin envasar, no compartir agujas y otros artículos personales, uso de preservativo y vacunas en la A y B en España, como explican desde el grupo del CIBER de Enfermedades Hepáticas y Digestivas (CIBEREHD).

Infecciones de transmisión sexual (ITS)

Dicen que el SARS-CoV-2 se comporta como si fuera una ITS: se contagia sin saber que uno está infectado. Y ahí está el problema de este tipo de infecciones que no dejan de crecer desde 2005 y a pesar de las restricciones por covid-19, en que en muchos casos no dan síntomas o han pasado varias semanas hasta que se notan.  Además de la hepatitis, las que mayor incidencia tienen en nuestro país son la sífilis, gonorrea, clamidia, VIH y sida, herpes genital y virus del papiloma humano (VPH).

✅ Cómo prevenir: uso de preservativo, abstinencia sexual, no compartir agujas ni objetos personales contaminados con fluidos corporales y vacuna y revisiones periódicas en el caso del VPH.

pareja habitos saludables
Imagen: StockSnap

Tuberculosis

Causada por la bacteria Mycobacterium tuberculosis, se transmite por vía respiratoria y ataca a los pulmones, aunque también afecta a otras partes del cuerpo. Las tasas de incidencia en España siguen una tendencia descendente (9,43 casos por 100.000  en 2017). Una cuarta parte de la población mundial tiene tuberculosis latente, es decir, que están infectadas por el también el llamado bacilo de Koch, pero que aún no han enfermado ni pueden transmitir la infección. Pero puede ocurrir en un 5-15 %. ¿Quiénes tienen más posibilidades? Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las personas inmunodeprimidas y las fumadoras. Con tos más de dos semanas, fiebre y sudores nocturnos y expectoración con sangre debes alertarte. Se cura con el tratamiento correcto, pero hay una cepa multirresistente a los antibióticos.

✅ Cómo prevenir: existe la vacuna BCG (no disponible en España), pero otra en estudio promete más efectividad.

Enfermedad de Chagas

En nuestro país viven entre 48.000 y 87.000 personas con el mal de Chagas, según la Fundación IO. A pesar de ser una patología presente en América Latina, España es el segundo país no endémico (tras EE.UU.) donde existe mayor número de casos. Y muchos de los afectados ni saben que padecen esta enfermedad causada por el parásito Tripanosoma cruzi. Y es que en su fase aguda no da síntomas o son pocos e inespecíficos (fatiga, fiebre, cefalea, pérdida de apetito…). Y por si fuera poco, los infectados pueden estar asintomáticos varios años después de la infección o incluso pueden no manifestarse, pero el 30-50% evolucionan de forma crónica con alteraciones cardiacas y desórdenes gastrointestinales.

✅ Como prevenir: en países endémicos, usar repelentes, mosquiteras y ropa protectora y llevar una buena higiene alimentaria, mientras en nuestro país cribado en embarazadas e hijos y control de los donantes de sangre y órganos.

Mononucleosis infecciosa

En la mayoría de los casos, la conocida también como la enfermedad del beso —se transmite a través de la saliva— se cura sola en tres semanas. Está provocada por el virus Epstein-Barr y, en pocas ocasiones, por otros como el citomegalovirus. Afecta principalmente a adolescentes y jóvenes. Y como con la covid-19 puede ocurrir que ni te enteres (sobre todo en niños) y que pienses tan solo que estás un poco cansado, hasta que creas que es una gripe con dolor de garganta y muscular, fiebre y pérdida de apetito, sus síntomas más claros, pero inespecíficos. Pero también se puede complicar y dar problemas neurológicos, como meningitis, neumonía, ictericia, anemia, rotura de bazo… Se tratan los síntomas.

✅ Cómo prevenir: lavado de manos, distancia con personas que tengan síntomas y evitar el contacto con utensilios de infectados.

Glaucoma

El llamado “ladrón silencioso de la visión” aparece en torno a los 40 años, y sobre todo en miopes, diabéticos y personas con presión intraocular alta. Según la OMS, es la primera causa de ceguera irreversible en el mundo. Reducción del campo visual periférico (visión en túnel) o halos alrededor de las luces están entre las dificultades asociadas al glaucoma.

✅ Cómo prevenir: aunque no tiene cura, se puede controlar, por lo que las revisiones periódicas son la clave.

Diabetes tipo 2

Hay varios tipos de diabetes, pero la que afecta a más personas (85-95 % de los diabéticos) y que pasa inadvertida durante mucho tiempo es la diabetes tipo 2. Pues tener más hambre, sed y ganas de orinar y perder peso puede no parecer un problema. Según el estudio di@betes.es, cada año aparecen en nuestro país alrededor de 386.000 nuevos casos de diabetes en la población adulta.

✅ Cómo prevenir: más actividad física, alimentación saludable y análisis periódicos de los niveles de glucosa en sangre.

Hipertensión arterial

tension habitos saludables
Imagen: stevepb

La “asesina silenciosa” afecta al 42,6 % de la población española, pero de ella un 37,4 % está sin diagnosticar. Y es que pueden pasar años sin tener síntomas (también hay niños y adolescentes hipertensos), con lo que peligroso que resulta para la salud cardiovascular, pues favorece la aparición de ataques cardiacos y accidentes cerebrovasculares.

✅ Cómo prevenir: incorporar hábitos saludables (alimentación y actividad física) y medición de la tensión arterial como mínimo una vez al año, según la Sociedad Española de Hipertensión (SEH-LELHA).

Hipercolesterolemia

Es una forma de dislipemia, una alteración en los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre. En concreto ocurre cuando las cifras del colesterol malo (LDL) son elevadas. Detrás de este problema está principalmente la carga genética, pero también los malos hábitos, algunos medicamentos y otras enfermedades, como la obesidad o el hipotiroidismo. Y con él llega un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares, como infarto de miocardio, angina de pecho o ictus. Pero el colesterol alto no da síntomas.

✅ Cómo prevenir: mantener peso adecuado, hacer ejercicio físico y consumo de dieta baja en grasas de origen animal, detallan desde el grupo de Educación en Salud para la Ciudadanía de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI).

Aneurisma

La presión arterial alta, el colesterol alto y el tabaco pueden aumentar el riesgo de algunos tipos de aneurismas, que no es más que un ensanchamiento o abombamiento anormal de una parte de una arteria debido a la debilidad en la pared de un vaso sanguíneo. Son asintomáticos hasta que se rompen (en el cerebral puede no ocurrir), con signos como dolor, presión arterial baja, frecuencia cardíaca rápida y mareo.

✅ Cómo prevenir: adopción hábitos saludables.

Osteoporosis

No presenta una sintomatología concreta, hasta que se produce una fractura. Y cualquiera puede padecer esta enfermedad caracterizada, como dice la OMS, por una masa ósea baja y un deterioro de la microarquitectura del tejido óseo, que conducen a una mayor debilidad ósea y a un aumento del riesgo de fracturas. Sin embargo, las mujeres, personas mayores y con antecedentes familiares tienen más riesgo de sufrirla, pero también quienes siguen una dieta pobre en calcio, toman medicamentos como cortisona u hormonas tiroideas y fuman o toman en exceso alcohol o café, según la Asociación Española con la Osteoporosis y la Artrosis (Aecosar).

✅ Cómo prevenir: llevar una dieta rica en calcio, prevenir las fracturas, y evitar el sedentarismo.

Cáncer de pulmón y otros cánceres

Durante las primeras fases, el cáncer no se manifiesta y no en todos los tumores pueden realizarse pruebas en personas sanas que diagnostiquen lesiones premalignas. En el cáncer de pulmón, los síntomas aparecen cuando la enfermedad está muy avanzada. Así, es la primera causa de muerte por cáncer y el tercero más frecuente después del cáncer de colon y próstata. Además, de los 20.000 nuevos casos que se diagnostican cada año, en un 90 % corresponden a fumadores, según la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ). La contaminación o la dieta carente de vitaminas A y E son otras de sus causas.

✅ Cómo prevenir: no fumar y estar lejos del tabaco.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones