Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Sanidad detecta “errores” en la prescripción y dispensación del antiasmático “Ventolín” que pueden provocar intoxicaciones

Estos fallos tienen su origen en la existencia de dos presentaciones líquidas del mismo fármaco, una oral y otra inhalatoria

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 31 agosto de 2004
La Dirección General de Farmacia y Productos Sanitarios del Ministerio de Sanidad y Consumo ha remitido una comunicación a médicos y farmacéuticos en la que da a conocer la existencia de "errores" en la prescripción y dispensación del antiasmático salbutamol, comercializado por el laboratorio GlaxoSmithKline como "Ventolín", que pueden dar lugar a "episodios de intoxicación" en bebés y niños de corta edad.

Según Sanidad, estos fallos, dados a conocer "en los últimos meses" por parte de los propios usuarios, tienen su origen en la existencia de dos presentaciones líquidas del mismo fármaco, una que se administra por vía inhalatoria y otra por vía oral.

Los problemas pueden aparecer cuando el médico, al pretender prescribir el jarabe, indica en la receta "Ventolín solución", por lo que después el farmacéutico dispensa esta especialidad, que corresponde en realidad a la presentación destinada a la vía inhalatoria.

"Si se administra de forma incorrecta el 'Ventolín solución' (sin diluir y por vía oral en lugar de por inhalación), se pueden producir episodios de intoxicación en bebés y niños de corta edad, que pueden ocasionar importantes alteraciones gastrointestinales, dolor abdominal, agitación e incluso convulsiones, y pueden llegar a requerir atención hospitalaria", indica la comunicación.

Ante este riesgo, Sanidad aconseja a los médicos que sean conscientes de la existencia de las dos formas farmacéuticas, y la posibilidad de error y de sobredosificación; así como que expresen claramente en la receta médica si se trata del jarabe o de la solución para respirador.

En lo que se refiere a los farmacéuticos, el Ministerio les recomienda comprobar que la medicación prescrita se corresponde con la forma farmacéutica adecuada al caso, y que el usuario conoce perfectamente la forma de utilización; que ante la duda, confirmen la prescripción con el médico, y que adviertan al usuario de que la presentación "solución" precisa de dispositivos especiales para ser inhalada.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones