Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Un estudio del Instituto Carlos III y el CSN concluye que la proximidad a instalaciones nucleares no aumenta los casos de cáncer

La investigación, desarrollada sobre 982 municipios, no detecta un efecto de incremento de la mortalidad por esta causa

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 1 junio de 2010
Un estudio global epidemiológico del Instituto de Salud Carlos III y el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) asegura no haber encontrado "relevancia ni riesgo" entre los casos de cáncer y la cercanía a instalaciones nucleares. La investigación, realizada durante cuatro años a petición del Congreso de los Diputados en 2005, ha analizado 982 municipios y ha estudiado las posibles consecuencias desde 1975 hasta 2003. La conclusión es que "no se han detectado resultados consistentes que muestren un efecto de incremento de la mortalidad por distintos tipos de cáncer".

Tampoco se han detectado excesos de mortalidad por cáncer "estadísticamente significativos" debidos a la radiación natural en estos municipios. El trabajo asevera que las dosis estimadas acumuladas recibidas por la población de las áreas del estudio, como consecuencia del funcionamiento de las instalaciones, "son muy reducidas y están muy por debajo de los niveles que, con los conocimientos científicos actuales, podrían relacionarse con efectos en la salud de las personas". No obstante, la investigación señala que, aunque con niveles "muy por debajo de los límites máximos permitidos para el público", las zonas con mayor exposición a la radiación son aquellas donde se ubican las instalaciones más antiguas, como las centrales nucleares de José Cabrera (Guadalajara), Santa María de Garoña (Burgos) y Vandellós I (Tarragona) o la fábrica de Uranio de Andújar (Jaén).

"Este estudio debe contribuir a la tranquilidad y la paz social debido a su gran alcance", aseguró el director técnico de Protección Radiológica del CSN, Juan Carlos Lentijo. Esta investigación va a ser un referente internacional en este campo" y demuestra la "eficacia" de los controles y seguimiento que el organismo regulador español realiza sobre "todas" las instalaciones radiológicas, añadió. "El modelo de control que utilizamos es el adecuado para garantizar la seguridad radiológica de las personas en los entornos nucleares", destacó.

Lentijo detalló que la metodología empleada es "ambiciosa desde el punto de vista geográfico", porque se ha analizado el historial de exposición radiológica de los residentes en todos los municipios en el entorno de las instalaciones españolas (30 kilómetros) con la hallada en los municipios utilizados como referencia (de 50 a 100 kilómetros) entre 1975 y 2003 para determinar la incidencia de la mortalidad por 17 tipos de cáncer y leucemia, así como dos áreas de Valencia y Galicia, la primera con baja exposición a radiación natural y la segunda, con muy alta radiación natural. Se ha estudiado el caso de más de 7,5 millones de personas para leucemias y más de cinco millones de personas año para el resto de tumores. Además, en el entorno de las instalaciones de ciclo, el estudio ha contabilizado 8,5 millones de personas año y 6,4 millones de personas año para leucemias y el resto de cánceres, respectivamente.

El trabajo concluye que las dosis estimadas que recibiría la población por el funcionamiento de las instalaciones son "muy bajas", ya que la máxima estimada alcanza un valor de 350 microsievert, mientras que el límite de dosis establecido para las personas en España son 1.000 microsievert en un año. Lentijo aseguró, por ello, que "no se detectan resultados consistentes que muestren un patrón de incremento de la mortalidad por cáncer asociado con la dosis". Además, en el estudio individualizado de cada instalación tampoco se observan resultados que indiquen incrementos de dicha mortalidad, agregó. El responsable de Protección Radiológica del CSN insistió en que los resultados son "claros y contundentes porque demuestran la ausencia de consecuencias para la población cercana a una instalación radiactiva en su funcionamiento normal".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones