Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Virólogos franceses y malasios desarrollan una vacuna contra el virus Nipah

Este patógeno se refugia en las células de las paredes de los vasos sanguíneos e infecta todos los tejidos, el hígado, los pulmones y el cerebro

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 11 febrero de 2004
Virólogos franceses y malasios han creado en Lyon (Francia) una vacuna contra el Nipah, un temible virus asiático mortal para el hombre en casi la mitad de los casos, según anunciaron ayer el Instituto Nacional de Sanidad y de la Investigación Médica (Inserm) y el Instituto Pasteur en un comunicado conjunto.

Este virus apareció por primera vez en 1999 en la localidad de Nipah (Malasia), de ahí su nombre. "Es de la familia de las paperas y del sarampión, y tiene su fuente de contagio en los murciélagos que vivían en los bosques de Borneo antes de que fueran expulsados de la zona por los inmensos incendios que arrasaron la isla", según indicó el doctor Vincent Deubel, de la unidad de biología de infecciones virales emergentes del Instituto Pasteur, quien dirigió estas investigaciones.

Los mamíferos se refugiaron en la isla vecina de Tioman y contaminaron los criaderos de cerdos y a sus empleados a través de su orina y su saliva. El virus se refugia en las células de las paredes de los vasos sanguíneos e infecta todos los tejidos, el hígado, los pulmones y el cerebro.

Los investigadores del Instituto Pasteur, del Inserm y de la Facultad de Medicina de Kuala Lumpur (Malasia) tuvieron la suerte de encontrar rápidamente un modelo animal, el hamster. Descubrieron como actuar en dos proteínas para impedir el desarrollo y la proliferación del virus. Sin embargo, todavía pasará bastante tiempo hasta que la vacuna esté en el mercado.

Etiquetas:

nipah vacuna virus

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones