Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

El CSIC participa en un estudio que desvela la estructura genética de la floración del maíz

Esta planta es el cereal más cultivado del mundo y en muchos países constituye la base de la alimentación de sus habitantes

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 10 agosto de 2009
Un equipo científico internacional ha descubierto recientemente la composición de la estructura genética de la floración del maíz. Este hallazgo, publicado en la revista "Science", permitirá realizar mejoras relacionadas con la seguridad alimentaria y contribuirá a la sostenibilidad de la producción de maíz. El grupo de trabajo está liderado por expertos estadounidenses y cuenta con la participación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

El resultado de este estudio científico ha desvelado las diferencias genéticas existentes entre la floración del maíz y la de otros cereales como el arroz. En el caso del maíz, se ha descubierto que está condicionada por el efecto de un gran número de genes que al sumarse determinan unas concretas características. “Sería un mecanismo similar al que regula la altura humana”, explica Mª Cinta Romay, la investigadora del CSIC que participa en la investigación. En otros cereales, la floración depende de unos pocos genes que interactúan entre ellos, así como del origen geográfico y de la influencia medioambiental.

El objetivo de la investigación era conocer la arquitectura genética de la floración (número, localización y relación de los genes que la regulan) para poder determinar las condiciones de adaptación de la planta a diferentes ambientes. Los científicos seleccionaron 25 líneas puras de maíz, representativas de la variabilidad de la especie, y las cruzaron con una línea cuyo genoma es conocido y está "mapeo de asociación anidado", dio origen a 5.000 líneas de plantas de nueva generación, cuyo estudio permitirá conocer un mayor número de características de la planta del maíz.

Los resultados de la investigación permitirán predecir de un modo preciso el periodo concreto de floración de cada planta de la especie. Estos conocimientos se podrán aplicar para realizar grandes avances en temas de seguridad alimentaria y mejorar así la producción del cereal más cultivado del mundo, que es la base nutricional de muchos países, sobre todo de América.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones