Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

Un estudio del CSIC demuestra que beber entre uno y dos vasos de vino tinto al día ayuda en la prevención de enfermedades cardiovasculares

La investigación, centrada en el modelo porcino, demuestra que la ingesta moderada y diaria de vino tinto reduce los niveles de una proteína implicada en la formación de trombos

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 20 julio de 2006
El estudio, publicado en Circulation, ha partido del estudio de las dos estrategias más efectivas en la prevención de enfermedades cardiovasculares: el tratamiento con fármacos hipolipemiantes (pravastatina) y la modificación de la dieta. La investigación se ha centrado en el análisis de los mecanismos moleculares de inhibición del riesgo trombótico durante un periodo de tres meses, en los que se ha suministrado a los animales determinadas dosis de vino tinto.

A los tres meses de ensayo, «los animales que recibieron vino con su alimentación redujeron los factores de riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares asociadas a lípidos y a trombosis». Los resultados revelaron un descenso en la oxidación de laslipoproteínas LDL, y un aumento en la concentración plasmática de compuestos fenólicos. También se han observado un aumento del colesterol HDL, el conocido como colesterol bueno.

Los expertos concluyen así que «el consumo moderado de vino tinto, entre uno y dos vasos diarios, tiene un efecto inhibitorio en la trombosis inducida por pared lesionada, por lo que puede ser considerado un factor protector en la enfermedad cardiovascular».

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones