Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad > Proyectos y campañas

Intercambios juveniles

Su objetivo es concienciar a los jóvenes de la existencia de diferentes realidades sociales y culturales

img_intercambio2

Con el objetivo de fomentar valores solidarios entre los jóvenes, el Programa “Juventud en Acción” cuenta con diversos ejes de trabajo orientados a la población entre 13 y 30 años. Se busca que estos grupos se impliquen en lo que se denomina aprendizaje no formal, un modo de descubrir, de manera natural, las ventajas de relacionarse con jóvenes de otras culturas y sociedades.

Desarrollar la cooperación entre los jóvenes europeos. Éste es el objetivo del Programa "Juventud en Acción 2007-2013", impulsado por la Comisión Europea y promovido en España por el Instituto de la Juventud. En total, el programa tiene un presupuesto de 885 millones de euros para todo el período de duración, si bien para este año 2008 el Injuve ha aprobado una partida superior a seis millones de euros. Con esta cantidad, se pretende promover una ciudadanía activa de los jóvenes, potenciar valores de solidaridad y tolerancia, favorecer el entendimiento entre la juventud de países diferentes e impulsar la cooperación.

Uno de los programas financiados por esta iniciativa es el programa de intercambio juvenil, que cuenta con un presupuesto de 1.829.300 euros. Esta actividad se organiza de manera que un grupo de jóvenes es acogido por otro en su país de origen para conocer mejor sus respectivas culturas y "concienciarse de la existencia de diferentes realidades". En estos intercambios, los participantes debaten sobre temas que les interesan y aprenden las peculiaridades de cada sociedad. Existen intercambios bilaterales, trilaterales o multilaterales, según el número de países participantes. Por esta razón, son posibles los intercambios itinerantes, en los que los grupos se desplazan por uno o varios países.

La prioridad es que tomen parte en estos programas los jóvenes con menos oportunidades o con alguna discapacidad física o mental

La prioridad de los intercambios es fomentar la participación de los jóvenes en la vida pública, en particular, la de aquellos con menos oportunidades, "ya sea por razones culturales, económicas, sociales, geográficas", o con alguna discapacidad física o mental. Además, se busca garantizar el principio de igualdad de trato entre hombres y mujeres, por lo que el programa está abierto a jóvenes de entre 13 y 30 años, tanto de los Estados miembros como de terceros países. Todos ellos tienen cubiertos los gastos de seguro, manutención, el 70% de los costes del viaje, así como una asignación adicional para los jóvenes con menos recursos.

Criterios de selección

Para solicitar la subvención de los proyectos, las personas interesadas cuentan con tres rondas: en febrero, abril y junio. Para ello, hay que cumplimentar los correspondientes formularios de solicitud y cumplir unos requisitos. Pueden participar en el programa jóvenes entre 15 y 25 de años que formen parte de una organización no gubernamental o un grupo no asociado. En los intercambios multilaterales es aconsejable que cada grupo tenga, al menos, 4 participantes por país, siendo la suma total de participantes entre 16 como mínimo y 60 como máximo.

"Ofrece a los jóvenes la oportunidad de familiarizarse con lenguas y culturas diferentes"

Para este año, se dará prioridad en la concesión de las ayudas a los proyectos que centren sus acciones en el deporte como herramienta para promover la ciudadanía activa y la inclusión social de los jóvenes, la promoción de hábitos de vida saludables a través de las actividades físicas o la difusión del multilingüísmo. Asimismo, se priorizará a los grupos de jóvenes procedentes de medios desfavorecidos, los intercambios que incluyan más de dos países -mayor riqueza intercultural- y los proyectos que reúnan a jóvenes de diferentes orígenes sociales, económicos y culturales.

En cuanto a la duración de los intercambios, oscila entre 6 y 21 días tanto si se desarrollado en un país extranjero (intercambio de envío) como en el propio (intercambio de acogida). Durante este tiempo, se trabajan acciones de no discriminación, inclusión del principio de igualdad entre mujeres y hombres en todas las políticas y acciones europeas, y multilingüismo "para contribuir a crear una sociedad que aproveche su diversidad lingüística y estimular a los ciudadanos a que aprendan idiomas". "Si bien el programa no es un programa lingüístico, es, no obstante, un programa de aprendizaje no formal que ofrece a los jóvenes la oportunidad de familiarizarse con lenguas y culturas diferentes", aseguran los promotores.

Respecto al proyecto, cada grupo debe ser organizador y protagonista del mismo. Lo que se espera es que las iniciativas sean coherentes, formativas y faciliten el aprendizaje intercultural. Se puede realizar el intercambio con los países miembros de la Unión Europea, Islandia, Liechtenstein, Noruega, Bulgaria y Turquía, además de países como Argelia, Egipto e Israel, el Este europeo y Cáucaso, sudeste de Europa y América Latina.

En total, el año pasado tomaron parte en el programa de intercambio 4.682 jóvenes, de los que 1.630 fueron españoles. La mayoría participó en intercambios con países del programa (1.607), mientras que sólo 97 jóvenes realizaron intercambios con países vecinos de la UE: trilaterales (23) o multilaterales (74).

Servicio Voluntario Europeo

Permite adquirir habilidades como la capacidad de trabajo en equipo, iniciativa, sentido de la responsabilidad y de solidaridad

Otro de los ejes del Programa “Juventud en Acción 2007-2013” es el Servicio Voluntario Europeo (SVE). Su objetivo es potenciar la solidaridad de los jóvenes y promover su compromiso activo. En 2008, este programa cuenta con 2.383.973 euros para actividades desarrolladas en el ámbito social, cultural, artístico, deportivo o medioambiental. Sus actividades están fijadas en el seno de una organización local, por lo que se busca contribuir al desarrollo de esa comunidad.

El Servicio se desarrolla en un país diferente al de los participantes y permite adquirir habilidades como la capacidad de trabajo en equipo, iniciativa, sentido de la responsabilidad y de solidaridad, seguridad en uno mismo y nuevas amistades. Las personas interesadas en participar deben tener entre 18 y 25 años. Se valora especialmente la participación de jóvenes con menos oportunidades y se exige un compromiso a largo plazo, ya que la duración de un proyecto oscila entre seis meses y un año, como máximo. Excepcionalmente, se permiten colaboraciones de entre tres semanas y seis meses.

Tienen más posibilidades de recibir subvención aquellos proyectos que se desarrollan en un país distinto al país de residencia de los voluntarios, no están remunerados ni sustituyen a un empleo remunerado, contribuyen al desarrollo de proyectos locales, implicar al menos a un estado miembro y se realizan en un tiempo máximo de 12 meses.

Youthpass

Los jóvenes que toman parte en un proyecto de Intercambio o Voluntariado tienen derecho a recibir un certificado Youthpass. Se trata de un documento que describe la acción principal del programa y valida la experiencia de aprendizaje. Incluye información clave acerca del proyecto, las actividades que el participante ha realizado y un informe del resultado de aprendizaje. Gracias a este documento, la Comisión Europea pretende reconocer la actividad de voluntariado como una experiencia educativa y un periodo de aprendizaje “no formal e informal”.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones