Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad

La construcción de carreteras amenaza la supervivencia de la tribu indígena de los ayoreo

"Su último refugio está siendo invadido, ya no les queda lugar donde esconderse", señala la ONG Survival

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 11 diciembre de 2002
El pueblo indígena de los ayoreo está viendo amenazada su supervivencia por excavadoras brasileñas que están excavando para construir nuevas carreteras en la zona selvática paraguaya de Chaco, donde viven los últimos 5.000 ayoreos sin contactar. "Su último refugio está siendo invadido, ya no les queda lugar donde esconderse", denuncia la ONG Survival en un comunicado.

Los ayoreo están divididos en unas 18 tribus que viven en el bosque húmedo del oeste de Paraguay y el este de Bolivia. Una de ellas son los totobiegosode, nombre que se podría traducir como gente del lugar de los cerdos salvajes. Son unas 5.000 personas que conservan, sin contaminar, la forma de vida primigenia de esta comunidad, nómada y basada en la caza y la recolección.

A pesar de que la Constitución paraguaya reconoce sus derechos sobre la tierra, en junio pasado comenzó la construcción de esas carreteras al tiempo que el Gobierno paraguayo comenzaba una campaña de colonización de esas tierras, señala Survival, que insta al Ejecutivo del país sudamericano a tomar medidas urgentes para que los ayoreo puedan conservar sus tierras y escapar al azote de epidemias que amenazan con diezmar su población.

Terratenientes y misioneros

El hombre blanco tuvo el primer contacto con esta tribu en la década de los 40, cuando se empezaron a establecer colonias de granjeros en sus tierras. Hoy en día, la mayoría de su antiguo territorio está en manos de terratenientes y muchos ayoreos trabajan como jornaleros en tierras que fueron de sus antepasados.

Según explica Survival, al mismo tiempo que veían invadidas sus tierras, grupos de misioneros empezaron una campaña agresiva de evangelización que empezaba a acabar con su cultura. "Comenzaron a enviar ayoreos convertidos al cristianismo para que secuestraran a sus congéneres nómadas, utilizando la rivalidad existente entre distintas tribus", afirma la ONG.

Como consecuencia de todas estas prácticas, se produjeron muertes violentas o por enfermedades ante las que los indígenas no tenían defensas. En la década de los 70 y 80, una campaña de Survival consiguió que se acabase con estas experiencias violentas de conversión.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones