Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad

Las familias con discapacitados intelectuales asumen un sobreesfuerzo económico de entre 19.000 y 31.000 euros al año

Estos hogares aportan un valor económico estimado en 4.374 millones de euros anuales, el 0,4% del PIB

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 16 abril de 2009
La Confederación Española de Organizaciones en favor de las Personas con Discapacidad Intelectual (FEAPS) ha hecho público un informe que evalúa el coste que esta minusvalía ocasiona en las familias. Este trabajo revela que los hogares que tienen a su cargo una persona discapacitada intelectualmente tienen que asumir un sobreesfuerzo económico de entre 19.000 y 31.000 euros. Si se tiene en cuenta que en España viven en torno a 227.000 personas con discapacidad intelectual, esto significa que el conjunto de las familias están aportando un valor económico medio estimado en 4.374 millones de euros al año, lo cual supone en torno al 0,4% del Producto Interior Bruto (PIB) español.

El informe de FEAPS valora no sólo los gastos materiales de estas familias, sino también tiene en cuenta las horas de dedicación, los gastos añadidos en salud y desplazamientos, así como las pérdidas de oportunidades de empleo que conlleva cuidar a un familiar de estas características.

"El sobreesfuerzo económico es la expresión en euros del valor de las horas extras de cuidado, del desembolso extra por razones de la discapacidad y del coste de oportunidad extra del individuo, es decir de las consecuencias económicas de la discapacidad en la familia", explica FEAPS. "Por tanto -continúa-, es una medida que trata de cuantificar no sólo el gasto corriente extra en discapacidad, sino las horas extra de dedicación no financiadas por ninguna administración, así como los costes de oportunidad del individuo (es decir, el capital que pierde por tener que dedicar sus esfuerzos a "atender a su discapacidad").

Si para complementar el "esfuerzo financiador" de la Administración, un hogar con un discapacitado intelectual tuviese que contratar a alguien para que se ocupase de su familiar y para que asumiese los desembolsos directos que acarrea la discapacidad, debería abonarle por término medio 2,5 veces el salario mínimo interprofesional al mes (1.800 euros).

Variación del gasto por perfiles

El índice de sobresfuerzo medio es de 19.271 euros al año. Por perfiles, este índice va desde los 993 euros al mes hasta los 2.958 euros. Así, para un grado de discapacidad "ligero", las familias se gastan 11.920 euros al año (993 euros al mes). El esfuerzo sube si se trata de un grado "moderado", 12.493 euros al año (1.041 al mes), y aún más en caso de grado "severo en residencia", 17.161 euros al año (1.430 al mes), y "severo en hogar", 35.507 euros al año (2.958 al mes).

En la actual situación de crisis económica, estos datos "cobran mayor relevancia y demuestran la discriminación que algunas familias experimentan por el sobreesfuerzo económico que sobrellevan al tener en su seno un miembro con discapacidad intelectual", apunta FEAPS.

Esta asociación cree que se ha avanzado mucho en política social en los últimos años, pero considera que "es necesario un esfuerzo inversor añadido, tanto en la cantidad como en la calidad de recursos sociales y sociosanitarios para aminorar tanto el sobreesfuerzo como sus impactos negativos, a la par que para evitar la excesiva dependencia de la persona con discapacidad intelectual de su familia".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones