Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad > Proyectos y campañas

Manuel Buitrago, técnico superior en Educación Especial

Cualquier persona con síndrome de Down puede vivir de manera independiente, orientada por un grupo de apoyo

Imagen: CONSUMER EROSKI

Manuel Buitrago (San Cristóbal, Venezuela, 1977) es un referente en su país natal. Tiene síndrome de Down, pero no lo supo hasta que cumplió 16 años. Destaca por su gran espíritu de superación. Es técnico superior universitario en Educación Especial y trabaja con niños con autismo, parálisis cerebral o síndrome de Down. A los 15 años aprobó los estudios de educación primaria, a los 21 se graduó de bachillerato en Ciencias y en julio del pasado año obtuvo el título de técnico superior, especializado en dificultades de aprendizaje.

Hasta los tres años, sus padres desconocían que tenía síndrome de Down y usted lo supo a los 16. ¿Qué le supuso conocer esta noticia?

Mi madre me acompañó a visitar a un médico especialista, quien me prescribió un medicamento para favorecer la retentiva. En la consulta, de forma muy natural, me explicó mi condición. Me conmoví, lloré y pregunté a mi madre para que me aclarase qué significaba tener síndrome de Down. Sentí una profunda tristeza, ya que no tenía claro el concepto, a pesar de que mis padres esperaron a que alcanzara cierta madurez para asimilarlo.

En su país, Venezuela, es un referente en el ámbito de la integración. ¿Le gustaría ser un ejemplo para otras personas con dificultades de aprendizaje?

“Nuestra condición no debe ser un motivo para excluirnos”

No es fácil la integración, pero en mi caso he obtenido numerosos logros y animo al resto de personas a perseguirlos. Nuestra condición no debe ser un motivo para excluirnos.

Es técnico superior universitario en Educación Especial. ¿Cuáles fueron las mayores dificultades a las que tuvo que hacer frente durante sus estudios?

Sobre todo, el tiempo. Fue difícil porque trabajaba de ocho de la mañana a cuatro de la tarde y estudiaba desde las seis hasta las diez y media de la noche. Tampoco fue fácil aprender las particularidades de los diferentes síndromes que podían tener los niños con quienes trabajaría y el seguimiento que debía hacer de cada uno de ellos.

¿Con qué niños trabaja?

Trabajo con niños con autismo, parálisis cerebral o síndrome de Down e, incluso, con niños ciegos. Atiendo de manera particular a cada uno de ellos. Son ocho niños en cada aula y estoy acompañado por una docente especialista.

¿Qué papel juega la autonomía en sus vidas?, ¿se tiende a la sobreproteccion de los niños, a pesar de que se debería fomentar su independencia?

“Cada niño debe luchar para superar las dificultades que tiene debido a su condición”

Hay que animarles a ser autónomos, para que cada uno luche por superar las dificultades que tienen debido a su condición. Para ello, realizamos visitas guiadas al centro de la ciudad, a sus hogares, les enseñamos las diferentes rutas urbanas, las diferencias de las monedas en circulación, el funcionamiento de los semáforos, deportes y competencias, organizamos días de campo o actividades de mantenimiento de huertos. Intentamos enseñarles diferentes disciplinas.

¿Cualquier persona con síndrome de Down puede vivir de manera independiente, en su propia casa, y crear su propia familia sin mayor dificultad, o su futuro depende de la circunstancias personales?

Pueden hacerlo todos, pero orientados y dirigidos por un grupo de apoyo o integración.

¿En su caso, incluso ha estado casado con una mujer sin discapacidad y se plantearon tener hijos?

Me sometí a un chequeo médico con el deseo de someternos a un tratamiento de inseminación artificial. Nos los recomendaron por mi condición genética.

Visitó nuestro país hace algunos meses para conocer el trabajo que Down España desarrolla en materia de educación inclusiva y promoción de la autonomía personal. ¿Que conclusiones sacó en este viaje?

“La educación especial facilita las herramientas necesarias para cubrir las dificultades de aprendizaje”

Considero la experiencia vivida de gran importancia porque comprobé el grado de autonomía de las personas con síndrome de Down. Les ayuda a su desarrollo personal y deseos propios, frente a la sobreproteccion de la familia. Tener un trabajo les hace también independientes y les sirve para su desarrollo, para cubrir sus gastos, sin dejar de lado el apoyo familiar.

¿Las escuelas de educación especial son imprescindibles para enfocar el modo de aprendizaje a las necesidades de cada persona?

La educación especial facilita las herramientas necesarias para cubrir las dificultades de aprendizaje, ya que se enfocan a diferentes tipos de alumnos, según su condición.


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones