Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad > Derechos humanos

Seguro del voluntariado

Las ONG deben afrontar el coste de una póliza de responsabilidad civil, accidente y enfermedad

En España hay cerca de 1.200.000 voluntarios que colaboran de manera altruista con organizaciones sin ánimo de lucro. Todos ellos tienen contraídos con estas organizaciones una serie de derechos y deberes que se recogen en la Ley 6/1996 del Voluntariado. Mediante esta norma, se regula la labor de voluntariado y se obliga a las ONG a contratar un seguro para tener cubierto cualquier percance. En concreto, son obligatorios los seguros de enfermedad y accidente, aunque la Ley también insta a la organización a responder frente a terceros por los daños y perjuicios causados por los voluntarios que participen en sus programas (responsabilidad civil). Lo más conveniente es que cada persona que trabaje como voluntaria cuente con su propia póliza de carácter nominativo, aunque lo habitual es que se contrate un seguro colectivo -por un número determinado de personas- para evitar la gestión de altas y bajas.

Carácter obligatorio

/imgs/2007/06/seguro.jpgLa Ley 6/1996 del Voluntariado entiende por voluntarias a las personas que desarrollan actividades de interés general, de manera altruista y solidaria. Estas actividades implican una relación con la organización en la que se prestan los servicios y esa relación genera unos derechos y unas obligaciones mutuas. Entre los derechos destaca el de las personas voluntarias a recibir, por parte de su organización, la cobertura de un seguro por los daños y perjuicios que el desempeño de su actividad pueda causar a terceros. Además, la Ley obliga a contratar una póliza de seguros de enfermedad y accidente.

En España hay aproximadamente 1.200.000 voluntarios, según datos de la Plataforma del Voluntariado. Su secretaria técnica, Leticia Tierra, aporta esta cifra, aunque afirma que las estadísticas “no son muy rigurosas”. Cada organización se encarga de gestionar tanto al grupo de voluntariado, como su formación o la contratación de los seguros correspondientes. La Plataforma del Voluntariado prevé comenzar este año a trabajar de la mano del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales “para dar oficialidad a las estadísticas y a los conceptos, entre otras cosas”. En cuanto al seguro, Tierra confirma que, “por ley, todos los voluntarios tienen que estar asegurados”, y que el coste de este derecho corre a cargo de la entidad para la que se desarrolla la actividad. “Lo mismo si se desempeña una labor en España, como en el extranjero”, añade.

En este último caso, Isabel Pino, consultora de recursos humanos de Ágora Social, explica que si se desea asegurar a voluntarios y voluntarias que desarrollan su actividad fuera de España, se debe contratar un seguro específico, “sobre todo si es fuera de la Unión Europea”. “En el caso de voluntarios desplazados en países extranjeros donde se realizan labores de voluntariado de cooperación internacional será absolutamente obligatorio”, insiste. La misión de Ágora Social es contribuir a una mayor profesionalización del tercer sector, por lo que presta sus servicios para mejorar tanto la formación como el funcionamiento de las entidades sin ánimo de lucro. En este sentido, Isabel Pino recuerda a las ONG que la Ley del Voluntariado establece como obligatorios los seguros de enfermedad y accidente, tal y como señala el artículo 6d. En él se reconoce el derecho de los voluntarios y voluntarias a ser asegurados contra los riesgos de accidente y enfermedad derivados directamente del ejercicio de la actividad.

Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 3]
  • Ir a la página siguiente: Cobertura »

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones