Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías

El supermercado online empieza a ser utilizado de forma habitual por los consumidores españoles

Sólo es necesario disponer de un ordenador con conexión a Internet, y los conocimientos básicos sobre navegación

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: sábado 1 septiembre de 2001
Comprar en los "súper" desde casa ya es una realidad. El supermercado online, servicio ampliamente extendido en EE UU, poco a poco va penetrando en España. Algunas grandes cadenas ya han implantado sus servicios en la Red, en ciudades como Vitoria y Madrid. La cifra del movimiento del comercio electrónico entre empresa y consumidor final en España durante el año 2000 fue de 34.000 millones de pesetas. Cifra casi insignificante si se tiene en cuenta que más de siete millones y medio de personas utilizan Internet en nuestro país, y que, durante ese año, tan sólo 970.000 usuarios de la red han realizado alguna compra.

La comodidad, seguida del precio, es el factor más valorado para realizar las compras a través de Internet, según las encuestas realizadas a los usuarios. Los productos más comprados durante el pasado año fueron música (28,4%) y libros (21%). Actualmente, la compra doméstica representa un 8,7% de las compras realizadas por los usuarios.

Entre los principales retos de la venta online señalados por las empresas que operan por Internet figuran la optimización del reparto, la creación de rutas óptimas, las trabas derivadas del flujo de tráfico en las grandes ciudades, la competitividad en precios y la adecuación de la gama a los gustos locales, así como la creación o no de plataformas dedicadas en exclusiva a la venta online. El principal temor de los clientes, y una de las barreras del comercio online, es la confidencialidad de los datos de la tarjeta y la seguridad en los cobros.

Según la experiencia de algunos supermercados virtuales, las compras se llevan a casa al día siguiente de realizar el pedido, y se puede realizar la compra hasta las seis de la mañana del mismo día. Los productos ofertados son de alimentación y el pago se realiza con tarjeta; la clave se da en la red o por teléfono. Una vez que se ha realizado una compra, existe la opción de registrarla como compra base sobre la que añadir o quitar productos en las siguientes ocasiones. De esta forma se gana en comodidad y rapidez para futuras compras.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones