Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías

Expertos vaticinan que en 2011 podría llegar el colapso de Internet si no se toman medidas

Ello se debe a que para entonces se habrán agotado las direcciones IP disponibles con el protocolo IPv4

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 26 mayo de 2008
Algunos expertos creen que el colapso de Internet se producirá en 2011. El motivo es que las direcciones IP, esas que identifican a los dispositivos que se conectan a Internet y permiten su acceso, se están acabando. Así, los datos de este mismo mes indican que en todo el mundo ya están cogidas el 85% de los cerca de 4.300 millones de direcciones IP que permite el protocolo de Internet en uso (IPv4, Internet Protocol versión 4).

En la actualidad resulta complicado encontrar un nombre de usuario o una dirección de correo electrónico libre, una que alguien no haya ocupado ya. Sin embargo, a mediados de 2011, podría ser del todo imposible conseguir, incluso, una simple conexión que permita a acceder a Internet.

Esta idea también aparece en un informe elaborado por la OCDE que será presentado en Corea del Sur el 17 y 18 de junio, durante la próxima cumbre de la organización. "La situación es crítica para el futuro de la economía de Internet", dice el documento. El informe urge a los gobiernos de todo el mundo para que actualicen la versión actual a la nueva IPv6, que en la práctica puede ofrecer un número ilimitado de direcciones IP (unos 340 sextillones).

IPv6

"La hora de IPv6 ha llegado", señaló a este respecto Vinton Cerf, uno de los "creadores" de Internet y en la actualidad vicepresidente mundial de Google. Su implantación será, según Cerf, la siguiente gran revolución tecnológica a la que se deberá enfrentar el mundo.

A pesar de que el nuevo protocolo fue desarrollado a mediados de los 90, aún no ha sido adoptado por la inmensa mayoría de los países y organizaciones. El problema principal es que ambos protocolos no son compatibles entre sí, de modo que los dispositivos que se conectan a Internet por medio de uno de ellos no pueden hacerlo por vía del otro. En la actualidad, la mayor parte de los dispositivos electrónicos preparados para IPv6 se encuentran en Asia, especialmente en China, Japón, Corea del Sur y Taiwán. Aunque las nuevas versiones de los principales sistemas operativos (Windows Vista, MacOS X) también están ya preparados, lo cierto es que nadie se ha decidido aún a iniciar el cambio.

Los proveedores de Internet gestionan hoy en día la escasez restringiendo al máximo la asignación de nuevas direcciones. Soluciones técnicas como la asignación de IP variables (es decir, direcciones que se renuevan en cada nueva conexión) han permitido un mejor aprovechamiento de las direcciones existentes. Igual que la Traducción de Direcciones de Red (NAT), un sistema que permite a empresas y proveedores asignar paquetes de IP privadas, que sin embargo tienen la limitación de no permitir el pleno acceso a la Red.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones