Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Hardware

Consejos para cuidar el teléfono móvil en verano

Recomendaciones y artículos para evitar que el smartphone sufra accidentes durante la temporada estival

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 22 julio de 2014

El verano es la época del año en la que se utilizan durante más tiempo los teléfonos móviles en actividades al aire libre y ocio. Pero hábitos tan comunes y frecuentes como ir a la piscina, la playa o la montaña con ellos comportan no pocos riesgos para estos aparatos: agua, arena, polvo, calor… Por eso, este artículo ofrece algunas recomendaciones y propone ciertos accesorios que permiten disfrutar del periodo estival junto con el smartphone con total tranquilidad.

Imagen: Pedro Ribeiro Simões

Cuidado con el agua

Todos los cuidados pasan por mantener el móvil alejado del agua y evitarle temperaturas elevadas

Todas las acciones destinadas al cuidado un móvil en verano pasan en realidad por dos máximas ineludibles: mantener el dispositivo alejado del agua y procurar en todo momento que no alcance una temperatura excesiva. Si se consigue evitar que el terminal pase por estos trances, se tendrá ganada una porción importante de la batalla contra los imponderables.

En el caso de que no se pudiera impedir una caída accidental en el agua, la primera recomendación es extraer la batería del teléfono, como medida de seguridad, y secar el dispositivo con un trapo. Para intentar recuperar el smartphone, la opción casera consiste en meter el móvil y la batería secos en un tarro con arroz o avena de 24 a 48 horas. Si no funciona, que es posible que así sea, nunca hay que manipular el dispositivo. Es conveniente llevarlo a un servicio técnico especializado para reponer las piezas que se hayan estropeado.

El sol también daña el dispositivo

Hay que tener cuidado con el uso de estos aparatos en ambientes donde puedan sufrir daños debido a la exposición a elementos como polvo, arena o agua.

También hay que prestar especial atención a las altas temperaturas, ya que pueden deteriorar el terminal, sus baterías pueden no funcionar de manera correcta y tienden a agotarse antes de tiempo. Por eso, no es aconsejable dejar un teléfono en exposición directa al sol o dentro de un coche aparcado al sol, donde la temperatura en ocasiones puede superar los 40 ºC.

No es aconsejable dejar un móvil en exposición directa al sol o dentro de un coche aparcado

Algunos móviles, como el iPhone, los HTC, Xperia o Galaxy, tienen una respuesta de inhibición ante las altas temperaturas por la que se bloquean hasta que regresan a temperaturas normales. Sin embargo, no todos los smartphones son de gama alta y poseen estas prevenciones.

Ojo con los certificados de resistencia

Hasta hace unos años, los terminales resistentes al agua o polvo estaban limitados a unos pocos modelos como el Motorola Defy, que tuvo un gran éxito de ventas debido a su precio y características. Sin embargo, en la actualidad, los principales fabricantes de telefonía móvil incorporan resistencia al agua, polvo o arena según la certificación IP.

En la actualidad los principales fabricantes de telefonía móvil incorporan resistencia al agua, polvo o arena

Estos grados de clasificación IP son un estándar internacional que las empresas deben cumplir para obtener diferentes tipos de certificados en función de su protección frente a elementos sólidos como el polvo y a la resistencia al agua. En los grados de protección IP el primer dígito señala el nivel de protección frente a las partículas de polvo y otros elementos sólidos, y el segundo indica la resistencia al agua en función de diferentes niveles.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que para conseguir esta protección, el usuario se debe encargar de que los conectores externos del teléfono estén cubiertos con la tapa correspondiente. Además, a pesar de estas certificaciones, si el terminal sufriera algún tipo de daño debido a una inmersión o entrada de polvo, su reparación no está cubierta por la garantía.

Móviles Android resistentes al agua y polvo

Imagen: Sony

Entre los móviles de alta gama basados en Android presentados este año, destaca el Sony Xperia Z2 con su certificación IP55 e IP58, que establece que dispone de protección contra el polvo y es resistente a chorros de agua y a una inmersión completa y continua en agua. Sony ya lanzó el año pasado el modelo Z1 con estas características, que tuvieron una buena acogida.

También incluye estas novedades en su nuevo phablet Sony Xperia Z Ultra de 6,4 pulgadas de pantalla. Este teléfono con un tamaño cercano al de una tableta resiste al agua, el polvo y a pequeños arañazos.

Otro terminal de alta gama resistente al agua y polvo es el Samsung Galaxy S5, entre cuyas novedades destaca su certificación IP67, que le otorga un aguante fuerte al polvo y posibilita una inmersión de hasta un metro de profundidad en agua durante un tiempo máximo de 30 minutos.

La mejor opción: adquirir una funda impermeable

Imagen: Invisible Shield

Hay una amplia gama de accesorios para la protección de teléfonos móviles, que permiten dotarles de una resistencia adicional. Para proteger la pantalla de arañazos o pequeñas salpicaduras, en el mercado se hallan protectores de bajo coste que se aplican como una lámina adicional sobre la pantalla, aunque en realidad se quedan cortos para un uso más intensivo.

La solución más económica es adquirir una funda impermeable al agua y al polvo, ya que este tipo de accesorios pueden costar entre 10 y 60 euros.

Entre las disponibles destacan las del fabricante Aquapac, que cuenta con diferentes modelos según el tamaño del dispositivo y uso principal: montar en bicicleta, deportes acuáticos y protección para ir a la piscina o a la playa y poder hacer fotos dentro del agua. También incorporan correa ajustable o pasador para el cinturón para su transporte y uso. Las fundas tienen protección IPX8 o IPX6 en función del modelo seleccionado. Su precio estimado está entre los 20 y 60 euros.

El fabricante Cellularline también tiene una funda impermeable denominada Voyager con certificación IPX8, por lo que se puede emplear en inmersiones en el agua para hacer fotografías desde el móvil. El tamaño de esta funda deja incluir un teléfono con una pantalla de hasta 5,7 pulgadas. El importe recomendado es de 15 euros.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto