Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Hardware

Juan Ignacio Cirac Sasturain, premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2006

Los ordenadores cuánticos más pequeños ocupan un laboratorio entero

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 25 mayo de 2006

Juan Ignacio Cirac es el nuevo premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2006. Nació en Manresa en 1965 y en la actualidad desempeña su labor como director del Instituto de Óptica Cuántica Max Planck de Munich. Es doctor Honoris Causa de la Universidad de Castilla la Mancha, Medalla de la Real Academia de Física Española y premio de Electrónica Cuántica de la Fundación Europea de la Ciencia. Hablamos de una de las mayores, si no la mayor, autoridades mundiales en el ámbito de la computación, óptica y criptografía cuánticas. Cirac se mueve en un mundo de ‘teletransportaciones’ de átomos y de comunicaciones que se producen sin que haya intercambio de información detectable. Si hoy las propiedades del átomo se aprovechan desgraciadamente para destruir, a largo plazo servirán para construir el ordenador más potente jamás concebido. Y Cirac podría ser el padre de la criatura.

En primer lugar y para intentar aclarar un poco las cosas, ¿podría describirnos en qué consiste la computación cuántica? ¿O, más concretamente, la parcela que usted estudia de ella?

«La mecánica cuántica nos ofrece unas nuevas reglas del juego para manipular la información que antes no eran posibles»Significa utilizar las posibilidades que nos ofrece el mundo microscópico para enviar información de una manera más segura. La mecánica cuántica nos ofrece unas nuevas reglas del juego para manipular la información que antes no eran posibles. Para entendernos, si tengo muchas partículas, pueden estar en 0 o en 1 [código binario], o en muchos estados a la vez [lo que se conoce como ‘qbits’]. Ahora tengo todas esas posibilidades en un solo grupo de partículas. Las reglas de la computación clásica cambian porque no necesito ordenadores paralelos para realizar cálculos grandes. Todos esos cálculos, con la computación cuántica, se pueden hacer desde un solo ordenador.

Para los profanos es complicado entender el Principio de Incertidumbre de Heisenberg en el que se basa la mecánica cuántica (la Teoría Cuántica predice que es fundamentalmente imposible efectuar mediciones simultáneas de la posición y velocidad de una partícula con precisión infinita), por no hablar de los ‘qbits’. ¿Cómo es posible, por tanto, que una partícula tenga numerosos estados al mismo tiempo? ¿Cómo aprovecha la computación cuántica ese fenómeno?

En el mundo microscópico las propiedades de los objetos no tienen que estar definidas. Se definen en la medida que las observamos, de esta forma el observador juega un papel fundamental en el proceso, es una parte activa. Cuando mido u observo algunas propiedades de una partícula, otras, por necesidad, quedan sin definir. En definitiva, la computación cuántica se aprovecha de esos estados difusos de la computación, de esas indefiniciones. Es muy difícil llegar a entenderlo si no se conoce a fondo la mecánica cuántica. Es como si alguien juega al ajedrez pero de pronto las reglas cambian y el caballo puede moverse en todas direcciones. Son unas nuevas reglas del juego y podemos hacer uso de ellas.

¿La computación cuántica tiene alguna utilidad para el almacenamiento de la información o sólo sirve para realizar cálculos con ella?

«En principio, la computación cuántica no permite almacenar información»En principio sólo sirve para computar; no permite almacenar información.

Por lo que sabemos de su trabajo, la criptografía cuántica podría cambiar la forma que tenemos de entender las comunicaciones actuales ¿De qué forma?

Los sistemas actuales de criptografía se pueden desencriptar, se tardaría más o menos, pero puede hacerse. Pero con la criptografía cuántica, empleando los estados entrelazados, sería imposible. Tenemos dos partículas y cuando mido una, se define la otra. Consiste en dar dos partículas entrelzadas, una al emisor y otra al receptor. Es una comunicación en la que no pasa nada por el medio; literalmente, las partículas poseen una especie de cualidad telepática para transportar sus características a distancia. De esta forma es imposible que nadie las intercepte.

¿Se refiere al ‘spin’, a la órbita?

«Literalmente, las partículas poseen una especie de cualidad telepática para transportar sus características a distancia»Sí, las características de la partícula. Comunicación sin información por el medio. Un solo emisor y receptor de forma inalámbrica a través de un efecto cuántico. La famosa teletransportación de Star Trek ya se ha logrado. De hecho, acabamos de colaborar con un equipo de Dinamarca y hemos teletransportado 500 fotones a medio metro de distancia. En realidad hemos teletransportado sus propiedades a otros átomos; transportamos cualidades definidas. Es una realidad. La naturaleza es así y estos fenómenos sólo suceden a nivel microscópico.

¿Qué sucedería si un solo país o poder fáctico poseyera ese poder de análisis y de comunicación infalible?

Nosotros sólo hacemos física, aunque ya hay muchos países interesados activamente en esta tecnología. La Unión Europea, Canadá, Australia…

«Hemos teletransportado 500 fotones a medio metro de distancia»Localizando un poco, usted ahora desempeña su labor en el Instituo alemán Max Planck. ¿Cree que si se hubiera quedado en España habría alcanzado las cotas profesionales en las que se encuentra actualmente?

Yo creo que sí, aunque en Alemania hay muchas más ventajas. Existe mucha tradición científica, de ayuda económica. Aquí, por ejemplo, existe el Instituto Max Planck; en España no hay ningún lugar de estas características ni con estos medios y colaboradores.

¿Cuál es es futuro de la computación cuántica? ¿Cuándo será cien por cien efectiva?

Ya existen prototipos de ordenadores cuánticos que podrán realizar algún tipo de cálculo cuántico, pero para que sea realmente efectiva calculo unos 20 o 30 años. Aunque antes, a corto plazo, ya se podrán emplear para la simulación de materiales o moléculas que se comportan de modo cuántico, por lo que es imposible realizarlas con los ordenadores actuales.
«En España no hay ningún lugar de las características del Instituto Max Planck, ni con estos medios y colaboradores»

¿Cómo es un ordenador cuántico? ¿Tiene algo que ver con la idea que tenemos de un ordenador de sobremesa?

Los prototipos pequeños ocupan un laboratorio entero y están llenos de cristales y láseres. Creo que no tienen mucho que ver con los ordenadores de sobremesa.


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto