‘Modding’: Ordenadores al gusto del usuario

Cómo modificar el ordenador para mejorar su estética y rendimiento
Por Nacho Rojo 2 de septiembre de 2004

La gran mayoría de los ordenadores son máquinas grises y ruidosas con las que los usuarios conviven muchas horas al día. Pero eso no tiene por qué ser así: los aficionados al modding le echan horas e imaginación para convertir su PC en algo único. Por un lado, se trata de un reto cuyo objetivo es encontrar los límites del rendimiento del ordenador y por otro, intentan que sea original y luzca más bonito.

Orígenes

La relación de los usuarios con su PC es cada día más estrecha. Las horas que se pasan junto a la máquina se multiplican a medida que se descubren todas sus posibilidades: hacer trabajos, navegar por Internet, jugar, retocar fotos, chatear con los amigos… Por eso, es habitual que ese ‘compañero’ se vaya adaptando (personalizando) a los gustos de cada uno. Se empieza por modificar el escritorio, añadir un fondo de pantalla, cambiar colores y tipos de letra y se termina por el modding… atreverse a tocar las partes ‘duras’, el ‘hardware’, para mejorar las prestaciones y la estética y poder decir “eso lo he creado yo”, en palabras de Carlos Trevisson, modder (creador de PCs modificados) y colaborador de Shilmar.

/web/es/especiales/imgs/modding1.jpg

“Si no todos llevamos la misma ropa ni coches idénticos del mismo color, ¿por qué vamos a tener el mismo PC?”, pregunta Antonio del Río “Franzol”, webmaster de www.hard-h2o.com. Como tantas otras cosas, cuenta Franzol, el modding llega desde los EEUU: “tiene sus inicios en las ‘LAN partys’ americanas, donde los usuarios se reúnen en talleres junto a sus equipos para cambiar programas, información, etc. Allí, el aficionado a la informática cuyo PC es su gran hobby no se sentía cómodo al ver 1.000 ordenadores juntos, todos exactamente iguales (el típico color beige)”. En España esta afición todavía no está muy extendida, aunque ya hay al menos 10.000 usuarios interesados en el modding, según calcula Franzol por las visitas a las páginas del sector, como las mencionadas hard-h2o y Shilmar, además de todomodding.com, HardLimit, Hardcore Modding, Modding en Españoly otras.

El modding, del inglés ‘modifying’ (a veces traducido al español como ‘maquear el PC’), es una evolución natural del ‘overclocking’, que consiste en hacer trabajar al ordenador a una velocidad superior a la diseñada por el fabricante. Eso implicaba que el PC también se calentaba más, por lo que había que aplicarse a reducir la temperatura mejorando el flujo de aire, añadiendo más ventiladores o refrigeración líquida. En esas modificaciones se fue valorando el componente estético y original, hasta el punto de que ahora muchos mods son verdaderas obras de arte.

Es muy común escuchar que el modding es el tunning (personalización de los coches) del PC, aunque pocos modders aceptan esta comparación y, en todo caso, conceden que el tunning es el modding de los coches. Esta afición consiste en realizar cambios en el ordenador buscando una mejora estética (iluminación, pintura, etc.) o funcional (menos ruido, mejor refrigeración, etc.); no todo el modding se hace para convertir la ‘caja’ en algo llamativo, sino que se puede buscar lo contrario, como armonizar la estética del PC con la decoración de la habitación o mejorar su portabilidad montando todos los componentes en una mini caja, tal y como detalla Franzol.

/web/es/especiales/imgs/modding5.jpg

Existen usuarios para los que prima tener el ordenador “más chulo” y destacar en las ciber-partys, aunque muchos de los cambios ornamentales están relacionados con la mejora del rendimiento del equipo. Francisco Martínez, que utiliza el alias de css_fran, administrador de Modding en Español y ganador de varios premios de modding, no duda en apostar por la estética, mientras que el Kaosbrutal (todomodding.com) se dedica antes a “exprimir el hardware”, aunque una cosa lleva a la otra. “Si quieres sacar más rendimiento a la máquina tendrás que usar visualizadores de temperatura externos, más ventiladores, ‘rehobuses’ que controlen a éstos… es una cadena”. Franzol concluye que aunque generalmente se cuida más la estética que el rendimiento, “un buen morder valora ambos aspectos; los grandes trabajos suelen integrar un sistema de refrigeración liquida dentro de una caja con una gran estética”, agrega.

‘Modding’ frente a ‘compring’

Una vez más son los usuarios los que han enseñado a la industria qué es lo que quieren. A los primeros modders no les quedaba otra que fabricarse todos los componentes para modificar su equipo; “ahora ya existen decenas de tiendas especializadas que venden piezas para personalizar el ordenador porque los fabricantes son conscientes de la importancia de la apariencia del producto: puedes comprar una tostadora, una batidora y un microondas azul; lo mismo ocurre con los PCs”, dice Antonio del Río “Franzol.

No obstante, a pesar de que el mercado ha reaccionado comercializando equipos más atractivos (Apple ya lo lleva haciendo muchos años con sus Mac), el problema es que siguen siendo todos iguales. “La mayoría de los monitores TFT vienen en color negro o plata y los televisores de gama alta son plateados. Esto está generando una subcorriente que opina que si antes era todo beige y era aburrido, ¿por qué ahora todo tiene que ser negro y plateado con luces azules?”, esgrime Franzol.

/web/es/especiales/imgs/modding2.jpg”

A la hora de crear un mod se puede comprar la caja vacía y crear el ordenador desde cero o adquirir uno ‘hecho’ e ir cambiando o añadiendo componentes. De la misma forma, los componentes también se pueden fabricar o comprar en una tienda como Coolmod.com; de ahí ha surgido el término ‘compring’, con el que algunos modders se refieren de manera un tanto despectiva a los que modifican el ordenador tirando de tarjeta de crédito sin crear nada por si mismos.

“La mayoría de los grandes modders construyen sus cajas desde cero y luego integran elementos comprados que han sido modificados. Es evidente que a la hora de construir un sistema de refrigeración líquida podremos construir un bloque o un depósito con nuestras manos, pero no una bomba. Algo similar pasa con las pantallas LCD, que se compran y luego se montan de manera que queden integradas en el mod”, asegura Franzol.

Para los modders a la antigua usanza, concluye Franzol, “lo importante no es el resultado final, sino el trabajo realizado; intentan hacerlo todo en lugar de comprarlo”. Como ejemplo menciona esta guíaen la que un usuario explica cómo fabricar una tapa con apertura automática para una unidad de CD/DVD, algo que también se puede comprar por 8 euros.

¿Qué se puede tocar?

“Se pueden modificar absolutamente todos los componentes, ya sea estéticamente o aumentando su rendimiento”, asegura Kaosbrutal. “Los cambios más comunes en la actualidad son colocar neones o ventiladores con luces, y si nos acercamos a la elite del modding veremos refrigeración líquida o peltiers, o mods de cajas extremos. Uno se va atreviendo a más con el tiempo…”. Carlos Trevisson ordena los componentes del PC que se pueden ‘maquear’ (cambiar):

  • Caja
  • Ventiladores
  • Neones
  • Disipador
  • Control de temperatura
  • Refrigeración líquida

“Funcionalmente se comienza a trabajar la refrigeración, buscando un sistema eficiente y silencioso como la refrigeración líquida, se colocan controladores de ventiladores para regular su sonoridad y sondas térmicas que nos informan del estado del equipo. Y para realizar cambios estéticos se suele pintar la caja y los frontales; hacer algunas modificaciones para integrar el nuevo sistema de ventilación, una ventana lateral para que se vea el equipo por dentro e iluminar el conjunto”, explica Franzol.

/web/es/especiales/imgs/modding3.jpg”

Para controlar los ventiladores se utilizan una serie de potenciómetros independientes que modifican la corriente que reciben a través de unas ruedas o palancas situadas en el frontal del PC, desde las que se manejan la velocidad de los ventiladores según la temperatura exterior o el trabajo que realice el ordenador. Se trata de ‘baybus’ y ‘rehobus’ que regulan la tensión, y ‘fanbus’, “una especie de ‘ladrón’ que hace que de una misma toma de corriente se puedan conectar varios dispositivos, ya sean ventiladores u otros”, según Kaosbrutal.

Sin duda el overclocking aumentar la velocidad a la que trabajan los procesadores del equipo) sigue siendo uno de los reyes del modding, a pesar de que la gran velocidad de los nuevos procesadores haga innecesario acelerarlos más. “Existe la creencia de que los procesadores ya sean CPU o GPU [procesador de gráficos] salen ‘capados de fabrica’, con una velocidad recortada por exigencias de funcionamiento marcadas en el control de calidad o exigencias de marketing, pero yo creo que lo hacemos para buscar el limite físico del procesador”, opina Kaosbrutal. “Conozco montones de modders que ponen sus máquinas al límite y luego las usan con programas que nunca les sacarán el rendimiento; en una palabra, es un reto”, añade.

css_fran cree que con el overclocking “siempre conseguirás más megaherzios”, mientras que para Trevisson el único sentido que tiene es el del “afán de superación”. Franzol asegura que en ciertos casos la subida de velocidad puede ser muy importante (en procesadores que son especialmente aptos para el overclocking), pero en la mayoría de las ocasiones el objetivo es “llegar un poco más allá y no conformarse con las prestaciones del equipo, sino exprimirlo para que dé el máximo posible”.

Riesgos

Seguro que a muchos modders novatos les tiembla el pulso cuando, con el taladro en la mano, se disponen a agujerear su PC. Porque, “según lo que se toque, es fácil cargárselo”, dice Francisco Martínez, aunque “para aprender es necesario meter la pata”, asegura. Kaosbrutal. Franzol tranquiliza a los usuarios al comentar que “riesgos personales hay muy pocos, pues se trabaja con los voltajes que salen de la fuente de alimentación (24-3v) y rara vez se hace algo con 220v”. Las herramientas que se utilizan no son más peligrosas que las que se encuentran en cualquier tienda de bricolaje, y los productos químicos tampoco son nada del otro mundo: algún abrasivo, pegamentos fuertes y pinturas en spray.

Al acometer modificaciones en la caja no hay ningún riesgo, continúa Franzol, pues “se le puede hacer cualquier arreglo a la chapa sin que el funcionamiento corra peligro”. Además, “si te pones a modificar algo lo haces porque no te gusta como está, así que si lo rompes tampoco pasa nada: nadie compra una caja de aluminio negra de 300 euros y luego la pinta, la que se pinta es la de 20 euros”. Y en cuanto a integrar componentes, “si se compran productos comerciales y se siguen las instrucciones del fabricante, no hay peligro alguno”, asegura.

Al alcance de cualquiera…

“Los modders no son un grupo cerrado con unas tendencias definidas. El conjunto de actividades informáticas que nos rodea es muy variado e incluye a ‘linuxeros’, hackers, gamers, programadores, diseñadores, etc”, especifica Franzol. El webmaster de hard-h2o empezó a tocar su PC para reducir el ruido, y una vez realizados los trabajos ‘funcionales’ dentro de la caja, gusta que se vean, y por eso se hace una ventana, luego se ilumina por dentro y el resto viene solo.

La mayoría de los modders empezaron como Francisco Martínez (css-fran) y Trevisson, buscando en Internet, viendo fotos y charlando en los foros. “Primero hice algunas chapucillas”, dice Kaosbrutal, “pero hace tres años se convirtió en una afición seria, comencé cambiando unos leds [dispositivo electrónico que emite una señal de luz] de color y acabé fabricando una caja por completo. Mi inspiración fueron las máquinas que aparecían en series o películas futuristas como en Johnny Nemonic o Max Headroom“.

/web/es/especiales/imgs/modding4.jpg”

Entonces, ¿cualquiera puede ser modder? Para css_fran basta con saber algo de electrónica básica, manualidades y, por supuesto, tener ideas. Kaosbrutal matiza que todo depende del grado de modding que quiera realizar: “cambiar un ventilador no tiene secreto, pero sí el calculo de resistencias para montar LCDs o un rehobus, aunque ahora todo esta colgado en la Red, así que si quieres, puedes”.

Franzol también recomienda las guías online, en las que se puede ir aprendiendo poco a poco, empezando por hacer modificaciones tan sencillas como pintar la caja, que sólo requiere un poco de tiempo y un spray, o colocar un cátodo frío para iluminarla, sólo hay que enchufarlo. En cuanto a las herramientas que se utilizan, como se ha dicho, no hay nada que no se pueda encontrar en una tienda especializada. Los modders consultados mencionan taladro, caladora, destornilladores de precisión, segueta, sierra de calar, lima, lija, alicates… pero “si hay un utensilio especialmente relacionado con el modding es la ‘dremel’, una herramienta rotatoria multifunción que permite realizar infinidad de pequeños trabajos”, apunta Franzol. Para Trevisson los elementos imprescindibles son “la paciencia y la imaginación”.

El precio tampoco es una barrera insalvable, aunque no existe un límite, pues todo depende de la iniciativa de cada uno. La inversión rondaría entre los 300 y los 3.000 euros, desde una modificación sencilla como pintar la caja y hacerle algún boquete para un ventilador extra (a unos 40 euros la caja barata y a 6 un ventilador), o iluminarla con unos leds, hasta meterse con componentes muy caros como los sistemas de refrigeración por gas o las pequeñas pantallas TFT.

Así, el usuario cansado de su máquina gris o irritado por el ruido de los ventiladores, puede empezar a bucear por las páginas de modding, teniendo en cuenta que “no debe meterse como un loco a tocar todo porque las consecuencias se pagan y muy caras”, advierte Trevisson. Pero si uno tiene inquietudes y es un poco manitas, “este es su sitio”, dice Kaosbrutal, quien recomienda hacer antes una buena planificación. “Sin eso estamos perdidos”. Al final, “la satisfacción de ir creando tu PC poco a poco es inmensa y el orgullo de contemplar el resultado final no es comparable al de adquirir una caja nueva en una tienda”, dice Franzol. Y su consejo: “mucha paciencia, esto es similar a realizar una maqueta que se va creando poco a poco”.