Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Imagen y sonido

Elegir un descodificador TDT

Los precios de los descodificadores para la televisión digital terrestre pueden variar mucho y conviene saber qué ofrecen unos y otros antes de decidir

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 20 junio de 2006

A estas
alturas del Mundial,
muchos de los aficionados al fútbol ya sabrán lo que
hace falta para ver la televisión digital. La comunidad de
vecinos tiene que instalar unos nuevos amplificadores de señal,
aunque puede conservar la misma antena colectiva. Dentro de casa, se
puede usar el televisor analógico, pero es necesario
conectarle un aparatito del tamaño de una caja de puros: el
famoso descodificador. El resultado es una imagen más nítida.
Goles sin ‘niebla’.

Seguramente
habrá quien ya tenga en su comunidad de vecinos la instalación
adaptada a la televisión
digital terrestre
(TDT), y también es probable
que el mismo instalador haya ofrecido a los vecinos un
descodificador. Sin embargo, los más avispados podrán
comprobar que en el mercado se pueden encontrar
descodificadores más baratos.

Entonces
es cuando surgen las dudas. ¿Son iguales todos los
descodificadores?

¿Qué hace un descodificador?

La misión
de los descodificadores
es la misma en todos los
modelos. La antena recibe la señal digital, compuesta por
ceros y unos. Sin embargo, el televisor de la mayoría de los
hogares sólo está preparado para ‘entender’ las ondas
de la televisión analógica.

El
descodificador convierte la señal digital en ondas que los
televisores pueden procesar. Pero además aportan otras
ventajas. La transmisión digital tiene menos interferencias, y
de este modo se elimina la doble imagen (que se produce cuando la
señal que recibe la antena es baja) y la ‘niebla’ (el
granulado de la pantalla que a veces se produce cuando hay malas
antenas).

También
permite transmitir más información, con lo que hay
sonido envolvente, imagen en formato panorámico, varios
idiomas, subtítulos y opciones interactivas, siempre que estén
disponibles en el canal, claro.

Es en
estas prestaciones donde se distinguen unos descodificadores de
otros. Conviene comprobar si el modelo de descodificador dispone de
todas o sólo algunas de las funciones siguientes:



  • Sello
    DVB-T:
    Este sello indica que el descodificador es para la
    recepción de televisión digital terrestre, y no otra
    cosa, como recepción de televisión por satélite.
    Las siglas significan ‘Digital Video Broadcasting – Terrestrial’, y
    es la denominación oficial de la TDT.


  • Radio:
    Junto a las emisiones
    de la televisión digital terrestre también se pueden
    sintonizar algunas emisoras de radio. No todos los descodificadores
    están preparados para recibir canales de sonido, los más
    sencillos sólo mostrarán canales de televisión.


  • Salidas
    digitales de audio:
    Algunos descodificadores disponen de una
    salida de audio digital, también llamada S-PDIF, que se
    conecta por medio de un cable de fibra óptica a la entrada
    correspondiente en los sistemas de cine
    en casa
    . La ventaja es que el sonido no pierde calidad, porque
    se transmite directamente en formato digital. Por el contrario, las
    salidas de audio analógicas, más comunes, están
    sujetas a pérdidas de calidad, ruidos e interferencias.


  • Euroconectores:
    Lo habitual es que el descodificador se conecte al televisor a
    través de un cable euroconector, también llamado
    SCART. Muchos modelos disponen de dos de estas conexiones, una para
    el televisor y otra para el vídeo o DVD
    grabador
    , lo que permitirá grabar los programas.


  • Doble
    sintonizador:
    Aunque el descodificador tenga dos euroconectores,
    en los modelos más sencillos sólo se podrá
    grabar el mismo canal que se está viendo. Para grabar un
    canal y ver otro es necesario que disponga de doble sintonizador,
    algo que pocos modelos incorporan y que aumenta su precio.


  • Teletexto:
    En la televisión digital terrestre el teletexto es más
    completo que en la televisión analógica, ofreciendo
    más información y una navegación más
    sencilla. Conviene asegurarse de que el descodificador dispone de
    esta función.


  • Interactividad
    y sello MHP :
    Las siglas MHP corresponden a ‘Multimedia Home
    Plataform’, un estándar para aplicaciones interactivas para
    la televisión. Los descodificadores compatibles pueden
    ejecutar programas Java, como por ejemplo juegos, aplicaciones
    educativas, contenidos bajo demanda, comercio electrónico,
    guías de programación, etcétera. Para muchas de
    estas aplicaciones es necesaria una comunicación del
    descodificador con la emisora, con lo cual se llega al capítulo
    de las conexiones.


Conexiones con el exterior

Los
descodificadores más completos disponen de una conexión
para comunicarse con el exterior, bien sea para las aplicaciones
interactivas antes mencionadas, o bien para actualizar su sistema
(‘firmware’) conectándose a través de Internet. Hay
varias opciones, entre las que están la conexión de
red, para conectar el descodificador a un router ADSL, por ejemplo;
la conexión RS-232 para conectarlo a un módem
telefónico, y en el caso de los modelos que incorporan el
módem, una conexión para la línea telefónica.

Disco duro

Para grabar un canal y ver otro es necesario que disponga de doble sintonizador, algo que pocos modelos incorporan y que aumenta su precio

Los
modelos más avanzados de descodificadores incorporan un disco
duro que permite grabar decenas e incluso cientos de horas de
programación. No hacen falta cintas ni discos. En estos
modelos es habitual el uso de una guía de programación
interactiva, que permite programar qué emisiones se grabarán.
Además con ellos se puede hacer ‘time-shifting’, que consiste
en grabar el programa al mismo tiempo que se está viendo para
poder hacer pausas y recuperar la emisión en el sitio donde se
dejó, o ver el programa con unos minutos de retardo respecto a
su hora de emisión y pasar los anuncios con el avance rápido.

Interfaz de usuario

No parece
importante a la hora de la compra, pero un descodificador difícil
de manejar puede resultar muy frustrante. Conviene pedir una
demostración, comprobar que los menús son sencillos y
el mando a distancia cómodo, y sobre todo, que las opciones
aparezcan en español.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones