Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Internet y telecomunicaciones

Cómo hacer un podcast

Pasos para publicar en este formato que combina los contenidos de la radio con Internet

img_podcast portada

Un
podcast
es la mejor forma de distribuir contenidos radiofónicos por
Internet. Mezcla la calidad de sonido de una grabación digital
con la facilidad de distribución y el acceso a la carta de la
Red. Para realizar un podcast no se necesita la infraestructura de
una radio, igual que sucede en el caso de los textos y los blogs. Con
un micrófono, un ordenador convencional y el software preciso,
cualquier persona con ganas puede elaborar y distribuir sus propios
podcast. En agosto de 2008 ya había en
Internet casi 250.000 podcasts distintos, según
datos de Feedburner
.

Grabar y editar los contenidos

/imgs/2009/04/podcast1.jpg

El
primer paso para realizar un podcast se asemeja al comienzo de
cualquier programa de radio convencional. Se debe pensar qué
se quiere hacer y plasmarlo en un guión que recoja los
principales contenidos. Normalmente, los guiones radiofónicos
contienen indicaciones para que los técnicos y otras partes
del equipo de producción conozcan cuando tienen que dar paso a
música o llamar a algún invitado. Sin embargo, los
podcast los hacen con frecuencia equipos pequeños.

El equipamiento mínimo consiste en un micrófono, unos auriculares y un programa para grabar el sonido

“Se
simplifica el guión, ya que suelen ser las mismas
personas las que graban y las que luego editan el programa. Por eso,
en muchos podcasts el guión acostumbra a quedarse en una simple
lista de temas para tratar”, explica José
Antonio Gelado
, uno de los pioneros mundiales del podcast y
principal impulsor de este fenómeno en español, que
recientemente ha recibido el European
Podcast Award
por Comunicando.

Gelado aconseja que, en caso de equipos más
numerosos en que cada persona tenga una función definida, se
realice un guión donde se reflejen las distintas grabaciones
que se introducirán y los turnos de intervención. Así
se logrará un ritmo de trabajo más ágil y se
facilitará el posterior montaje.

Programas de grabación

Después de pensar los contenidos, se deben
comenzar las grabaciones. Además del ordenador, el
equipamiento mínimo consiste en un micrófono, unos
auriculares que permitan registrar el sonido de la voz, sin que se
acople en el caso de una hipotética reproducción a
través de los altavoces del PC, y un programa para grabar el
sonido.

El codificador Lame debe estar instalado en el sistema operativo para que pueda guardar los archivos en MP3

Aunque sirven incluso los que incorporan por defecto los sistemas
operativos, resulta más conveniente para ganar tiempo
registrar el sonido en una aplicación que soporte MP3.
Audacity
es una de las gratuitas y se encuentra disponible para Windows, Mac
OS X y Linux. El codificador Lame
debe estar instalado
en el sistema operativo para que pueda
guardar los archivos en MP3. Audacity rastrea en su busca y si lo
encuentra no hay problema; si no está, se debe descargar
desde este enlace. Los usuarios de Mac Os X pueden optar por Garage
Band
, que se incluye gratuitamente dentro de este sistema
operativo, con mayores prestaciones que Audacity.

Hay
otros programas, pero de pago. Por ejemplo, en Windows Adobe
Audition
, cuya licencia convencional se adquiere por 404,84
euros, o Nero Soudtrax, una aplicación que viene dentro de
Nero
9
, la popular suite de grabación de discos ópticos.

Como producir un podcast no requiere que se
trabaje en directo, como sucede en las emisoras de radio, se puede
grabar sin prisas. Por ejemplo, es posible presentar una canción
y más tarde editar el audio de forma que se pegue o funda el
comienzo del tema al final de la locución. Además de
grabar, los programas citados pueden montar el sonido e incluyen
diferentes efectos o ráfagas sonoras para evocar el ambiente
que seleccione cada persona. En ellos, el sonido se representa en
forma de ondas, que permiten apreciar de un vistazo los niveles y si
hay un espacio de silencio que se pueda recortar.

La edición se puede realizar por corte
(unir dos fragmentos sin que haya silencio entre ellos) o mediante
fundido (mezclarlos bajando uno mientras se sube el otro), ya que estos programas trabajan con pistas separadas. Así, en una
se puede insertar la locución y en otra un corte musical, por
ejemplo. De esta manera se consigue imitar a las mesas de mezclas de la
radio.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones