Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Internet y telecomunicaciones

Correo electrónico web o de escritorio: ¿qué es mejor?

Ambas opciones presentan ventajas y su elección dependerá del perfil de usuario

El uso masivo de plataformas de correo electrónico en línea, como Hotmail (ahora Outlook.com), Yahoo! Mail o Gmail, ha impuesto la gestión de la correspondencia electrónica desde un navegador web frente a las aplicaciones de escritorio, el soporte originario y tradicional. ¿Qué opción es mejor? En este artículo se explican las ventajas e inconvenientes de cada sistema de manejo de las cuentas de correo.

Imagen: Alpha

Correo web: ubicuidad frente a dependencia

Los servicios conocidos como webmail, o correo web, son clientes de correo electrónico que funcionan desde el navegador web; en lugar de descargar los mensajes en el escritorio, los almacenan en un servidor remoto para que se pueda acceder a ellos cuando se quiera. Por tanto, permiten leer y enviar correos mediante el uso del navegador, con independencia de que este sea Firefox, Chrome, Internet Explorer, Opera o Safari.

La principal ventaja del correo web radica en que los mensajes no están ligados al equipo del usuario. Ello implica que se puede acceder al correo electrónico desde cualquier lugar y dispositivo que cuente con conexión a Internet y un navegador al uso. Además, no se necesita disponer de conocimientos técnicos para configurar las cuentas ni su mantenimiento.

La principal ventaja del correo web radica en que los mensajes no están ligados al equipo del usuario

Las plataformas más populares, como Gmail, Hotmail/Outlook.com o Yahoo! Mail, tienen una opción para activar servidores POP o IMAP, que sirven para que los mensajes del webmail se descarguen en el cliente de correo que se utilice en el ordenador. Por tanto, el uso de estos servicios on line no implica que solo se pueda acceder a ellos desde el navegador.

Además, algunas plataformas, como Gmail, permiten también gestionar cuentas POP de terceros. De esta forma se puede emplear un único cliente en un ordenador para centralizar la gestión de diferentes cuentas. Así, si en casa toda la familia utiliza el mismo ordenador, se puede hacer uso de un único programa para acceder a las cuentas de los diferentes miembros.

Correo web: direcciones con dominio propio

Algunos de estos servicios, como Outlook.com o Gmail, dejan crear direcciones de correo electrónico con el propio dominio del usuario. En el caso del servicio de Microsoft, es necesario seguir unos pasos para dar de alta el dominio en su plataforma, mientras que en Gmail se debe contratar su servicio para empresas Google Apps.

También existen plataformas de correo web independientes que se pueden instalar en un servidor privado y gestionar desde él diferentes cuentas de correo, como puede ser el caso de las necesidades de una empresa de tamaño mediano. Con la gestión independiente se gana en seguridad y control de los mensajes corporativos. Entre los servicios más conocidos dedicados a estos menesteres destacan SquirrelMail y Roundcube webmail.

Correo de escritorio: acceso sin necesidad de conexión

Por su parte, los clientes de correo electrónico de escritorio son programas que se usan para gestionar diferentes cuentas de correo. Para ello, es necesario instalar este software en el ordenador del usuario. Estas aplicaciones se encargan de enviar y recibir los mensajes y, por tanto, es necesario tenerlas abiertas para que funcionen.

Los programas de escritorio son idóneos para personas que gestionan más de una cuenta y quieren además tener el control de la seguridad de las mismas

El servicio de correo electrónico utilizado en el escritorio puede pertenecer a una empresa, un proveedor de acceso a Internet (ISP) o un proveedor de alojamiento web. La principal diferencia con los servicios webmail es que los correos enviados y recibidos se almacenan de forma física en el ordenador. De esta manera, los usuarios pueden disponer de ellos sin necesidad de estar conectados a Internet.

De todas formas, en los correos web, hay alternativas para el acceso no conectado a la correspondencia. Gmail cuenta con soluciones para acceder al correo sin conexión a la Red. Para ello se precisa de una extensión para el navegador Chrome.

Correo de escritorio: gestión centralizada de cuentas

El uso de clientes de correo de escritorio también está recomendado a usuarios que dispongan de múltiples cuentas de diferentes proveedores y dominios y quieran gestionarlas desde un único programa y un único dispositivo. También es interesante para personas que prefieran realizar copias de seguridad de forma regular de sus mensajes, así como aquellas que utilicen sistemas de cifrado como PGP, firma digital o cualquier otro sistema de seguridad.

Una opción interesante para determinadas empresas es el uso de un programa instalado en un servidor propio para gestionar todas las cuentas corporativas

Entre los clientes de correo electrónico más utilizados destacan Windows Live Mail, para el sistema operativo Windows, y Apple Mail, que forma parte del sistema Mac OS X. Destacan también algunos clientes gratuitos disponibles para Windows, Mac OS X y Linux: Eudora OSE, Opera Mail, Zimbra, Mozilla Thunderbird o Sea Monkey.

También existen aplicaciones de escritorio orientadas a la gestión simplificada de múltiples cuentas de correo web. Entre ellas destaca Postbox, disponible para Windows y Mac OS x, y MailPlane, orientada a la gestión de cuentas de Gmail desde el sistema operativo Mac Os X. Ambas son de pago.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones