Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Internet y telecomunicaciones

El futuro de las radiofrecuencias de televisión

Diversos lobbies presionan a las administraciones para hacerse con el derecho de uso del espectro de radiofrecuencias dejado por las televisiones analógicas

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 29 julio de 2008

El llamado apagón analógico,
previsto en España para el año 2010, traerá
consigo la liberalización de las frecuencias del espectro en
la banda UHF ocupadas desde los años 50 del siglo pasado por
las cadenas de televisión. Las señales UHF son muy
interesantes por los usos que se les puede dar, ya que cubren la
parte del espectro entre los trescientos Megaherzios y los tres
Gigaherzios, con gran capacidad para transmitir información. Dentro de esta banda, las señales de televisión
se sitúan en el rango que va de los 500 Megaherzios a los 900
Megaherzios.

La banda UHF no sólo es utilizada por la televisión: multitud de servicios civiles la emplean, como por ejemplo los radioaficionados, y entre ellos hay algunos de gran envergadura y empuje. Tal es el caso de la telefonía móvil (situado sobre la banda de 900 Megaherzios) y las señales wifi (en el rango de los 2,4 Gigaherzios). Ahora el rango de frecuencias que quede libre será muy ambicionado, y mientras algunos grupos sociales proponen liberar este espacio a la comunidad de usuarios para que le den un uso libre, otros grupos de intereses empresariales los reclaman para el desarrollo de sus negocios.

Este tipo de ondas tiene una mayor facilidad para viajar y atravesar cualquier obstáculo natural o artificial

Económicamente es interesante operar en la parte baja del espectro de frecuencia, ya que este tipo de ondas tiene una mayor facilidad para viajar y atravesar cualquier obstáculo natural o artificial. Por tanto, las empresas pueden conseguir un mayor alcance de las señales con una inversión en infraestructura y repetidores de señal mucho menor. Esto podría suponer para las operadoras de telefonía móvil, por ejemplo, un considerable ahorro en la instalación de antenas de triangulación a la vez que podrían cubrir mucho más fácilmente zonas rurales que dejarían de estar fuera de cobertura. Por otro lado, dejar este espectro en manos de la comunidad de usuarios también podría beneficiar multitud de iniciativas colaborativas y de comunicación entre personas que no necesariamente implicasen el pago de tarifas.

Todos a por el "espacio en blanco"

Son muchos los sectores con intereses empresariales que se están enfrentando para hacerse con una parte de ese espectro que se queda "en blanco". Los operadores de telefonía móvil ya han reclamado a los gobiernos y a la Unión Europea que parte del mismo les sea asignado para poder ofrecer servicios de banda ancha móvil, así como TDT móvil a través del estándar europeo DVB-H.

Los operadores de telefonía móvil ya han reclamado que parte del espectro les sea asignado para poder servicios de banda ancha y TDT móvil

La Asociación GSM (GSMA) argumenta que la utilización por parte de los operadores de telefonía móvil de esta parte del espectro facilitaría la ampliación de la actual cobertura 3G de modo que se pudiera ofrecer servicios de banda ancha móvil con un precio final para los consumidores mucho menor que el actual y con una mayor capacidad de transferencia de datos.

Por su parte, las cadenas de televisión demandan que el espectro que sus emisiones analógicas dejan libre sea repartido entre el resto de operadores de televisión para ofrecer servicios interactivos en la TDT y ampliar el número de canales de televisión digital terrestre disponibles. Las televisiones también quieren que parte de ese espectro les sea concedido para el desarrollo de sus propios canales de TDT móvil, entrando así en competencia con los operadores de telefonía móvil.

A nivel europeo, el Parlamento Europeo está trabajando a través de diversos comités en el llamado "paquete de telecomunicaciones", una reforma completa de la actual legislación europea de telecomunicaciones. Entre estas líneas de trabajo está el crear un marco jurídico común para toda Europa en el reparto del espectro radioeléctrico. Ese nuevo marco será aprobado por el parlamento en septiembre de 2008. La nueva legislación determinará los futuros usos y condiciones que deben darse para ocupar parte de la banda UHF que va a quedar libre en todos los países de la Unión Europea.

Las televisiones quieren que parte del espectro liberado les sea concedido para el desarrollo de sus propios canales de TDT móvil

En España, el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio anunció el pasado mes de junio que su departamento está preparando una consulta pública para el sector de la telefonía móvil con el fin de ver las posibilidades de habilitar, una vez liberado y reajustado el espectro, una nueva banda de frecuencias situada entre los 2.500 Megaherzios y los 2.690 Megaherzios. La intención es que esta franja sirva para facilitar la prestación de servicios de banda ancha móvil.

De forma paralela, el ministro ha explicado en el Congreso de los Diputados que las actuales frecuencias de las licencias de telefonía móvil podrían cambiar de rango, para facilitar la creación de estos nuevos servicios de banda ancha. El Ministerio de Industria quiere con esta medida reducir la brecha digital en núcleos de población rural, fomentando la creación de nuevos servicios de acceso a Internet de banda ancha en lugares remotos y a un precio más asequible que el actual.

Google quiere el espectro para el wifi

En Estados Unidos también
diversos lobbies están trabajando para que el espectro de
televisión que va a quedar libre en el país sea
otorgado a determinados sectores. El pasado mes de mayo Larry Page,
uno de los fundadores de Google, inició una gira en Washington
para pedir a los legisladores norteamericanos que el espectro libre
se dedique a las conexiones inalámbricas (wifi). A esta
propuesta se han unido otras empresas del sector tecnológico
norteamericano como Microsoft, Dell, Intel o HP. La idea de esta
iniciativa es que el espectro sea liberado para poder crear una red
inalámbrica de acceso a Internet a la que se pueda conectar
cualquier dispositivo electrónico a bajo coste.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones