Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Internet y telecomunicaciones

Omemo: disco duro, distribuido y metamoderado

Esta aplicación convierte Internet en un gran disco duro virtual accesible desde el escritorio del ordenador del usuario

img_omemopp

Omemo es una
aplicación actualmente en fase de pruebas (beta privada) que
permite acceder a un gran disco duro virtual, con la característica
de que éste está formado por el espacio donado por la
comunidad de usuarios, que ceden de forma anónima y sencilla,
y mediante tecnología P2P, parte del disco duro de sus
ordenadores. Los contenidos subidos por los usuarios son valorados
por el conjunto de la comunidad para decidir cuáles deben ser
accesibles para el resto de usuarios.

Omemo permite acceder a un gran disco duro virtual, con la característica de que éste está formado por el espacio donado por la comunidad de usuarios

En los últimos años, los foros dedicados al desarrollo y mejora de las redes P2P han estado prácticamente desiertos. En lugar de debatir, los desarrolladores se han dedicado a mejorar programas como Emule y otros basados en la arquitectura de BitTorrent.

Comercialmente, la tecnología P2P se está utilizando en infinidad de aplicaciones y servicios: desde voz por Internet (VoIP), un campo liderado por la aplicación Skype (creada a su vez por los fundadores de otra red P2P, KaZaa) a la distribución de contenido audiovisual mediante la compartición de ancho de banda por parte de los usuarios.

Disco duro distribuido y anónimo

En cierto modo, puede decirse que Omemo bebe de todas estas fuentes y a su vez anima el sector del desarrollo P2P por las nuevas aplicaciones que propone con el lanzamiento de un sistema que crea un disco duro virtual distribuido mediante tecnología P2P. Entre otras cosas porque garantiza el anonimato al subir y bajar contenidos, en la línea de las Darknets. Según sus promotores, no puede averiguarse qué contenido ha subido un usuario, ni tampoco rastrearlo.

El referente de Omemo son redes privadas anónimas como Freenet o el proyecto Gnunet, pero con mayor agilidad de uso

Lanzado oficialmente en Madrid el pasado 6 de julio, actualmente la última versión disponible es la beta 10, publicada de forma privada, aunque cualquier usuario puede pedir invitaciones desde la página web de Omemo para hacer de 'beta-tester' (probador) del sistema. Actualmente, más de 6.000 personas han sido invitados a probarlo.

El referente de Omemo son redes privadas anónimas como Freenet o el proyecto Gnunet, pero con mayor agilidad de uso y velocidad a la hora de navegar y descargar los contenidos. La idea, según Pablo Soto, creador del servicio, es que "utilizar Omemo sea una experiencia de usuario parecida a la de tener una unidad externa de disco duro instalado en el ordenador propio".

Img

Archivos persistentes e independientes del usuario

Este espacio es usado por Omemo para subir fragmentos de archivo encriptado de cualquier contenido que circule dentro de Omemo. De esta manera, se consigue la persistencia de los contenidos, una de las principales características de la aplicación. Independientemente de que los usuarios se conecten o desconecten a Omemo, los archivos siempre están disponibles. Esto se consigue replicando entre muchos usuarios los archivos más demandados.

Una vez completada la subida de un contenido, el usuario que lo subió pierde el control sobre el mismo

Cuando los usuarios suben un archivo a Omemo, éste es dividido en paquetes de 64 Kilobytes que son repartidos, encriptados, entre el resto de usuarios de la red. Una vez completada la subida de un contenido, el usuario que lo subió pierde el control sobre el mismo.

La comunidad de usuarios de Omemo es la encargada de decidir con sus votos, el borrado y la catalogación de los contenidos, así como cuáles son los más interesantes. De esta manera, es la propia comunidad la que se encarga de filtrar el contenido.

Contenidos clasificados por metamoderación

Según los responsables del servicio, Omemo pretende dotar a los usuarios de las herramientas para que sean ellos mismos los que determinen qué contenidos deben estar visibles en el disco duro virtual.

Al borrar un usuario un fichero, éste desaparece de su listado, pero no es borrado para el resto de usuarios. Sin embargo, se le aplica un voto negativo al fichero que le hace perder relevancia. De esta manera, si un fichero es borrado por una gran parte de los usuarios, termina por desaparecer del sistema.

Img

El menú principal de Omemo está dividido en carpetas de colores ordenados de la siguiente forma: Música, Vídeo, Software, Imágenes, Documentos, Varios y Populares. La navegación por las carpetas y subcarpetas esta pensada de igual forma que la jerarquía de carpetas de Windows, para facilitar la tarea a los usuarios.

Si un fichero es borrado por una gran parte de los usuarios, termina por desaparecer del sistema

Omemo también incluirá un buscador, si bien en las versiones beta lanzadas aún no está disponible. La aplicación permite poder filtrar los contenidos por el tipo de contenido o por la valoración que de éstos hagan sus usuarios. Otra de las características principales que incluirá Omemo será la posibilidad de crear carpetas privadas para grupos determinados de usuarios.

Sólo para Windows

Omemo está
desarrollado mediante los lenguajes javascript, C y VisualBasic, y
está disponible de momento sólo para el sistema
operativo Windows. La aplicación se distribuye mediante
licencia GPL y con cada beta privada se publica el código
fuente de la aplicación para que los usuarios puedan mejorarlo
y ayudar a la migración de la aplicación a otros
sistemas actualmente no soportados, como Linux o Mac Os X.

El proceso de
configuración es sencillo: una vez instalado en el PC del
usuario, la aplicación permite indicar la cantidad de espacio
del disco duro que el usuario quiere compartir con Omemo, al mismo
tiempo que señala el puerto del servidor HTTP por donde
acceder al disco. Por defecto, está configurado el puerto 80.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones