Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías

Google Earth, a vista de pájaro

Una herramienta gratuita para ver la Tierra desde el satélite

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 26 julio de 2005

¿Para qué sirve?

Google Earth es una herramienta espectacular. Al ser gratuita no hace falta
buscar demasiadas excusas para descargarla y probarla, aunque es posible
encontrar numerosas utilidades al programa, sobre todo a medida que Google vaya
incorporando al resto de países toda la información que es posible encontrar en
Estados Unidos. Sirve para ver la propia casa desde el cielo o para visitar
otras capitales o los lugares a los que se tiene pensado viajar, pero también es
un buen instrumento para aprender geografía. Con Google Earth se vuela de un
lugar a otro de la Tierra simplemente tecleando un nombre en el cajetín de
búsqueda: el programa hará un zoom hacia el espacio para girar el Globo y
acercarse rápidamente a la ubicación deseada y apreciar los detalles como desde
una avión a baja altura.

El programa incluye una serie de aplicaciones para completar la información
de las imágenes satélite:

  • Al activar las casillas correspondientes en las capas las
    imágenes incluirán información sobre carreteras, parques, hoteles,
    restaurantes, gasolineras, etc. Al pinchar en los iconos indicativos de cada
    elemento se obtiene más información sobre el mismo.

  • En el cajetín de búsqueda se puede teclear una dirección, un
    código postal (de momento sólo funciona en EE.UU., Canadá y Reino Unido) o el
    nombre de una ciudad o país. Si la reconoce, el programa volará directamente al
    destino.

  • Sobre
    los mapas se puede hacer zoom y rotar o inclinar la vista para apreciar
    la imagen desde distintos ángulos. En 38 ciudades de EE.UU. los edificios se
    muestran en tres dimensiones. De la misma forma, en algunos lugares el terreno
    está en 3D para apreciar mejor montañas y valles.

  • El programa integra la búsqueda
    local
    de Google para asociar a las imágenes satélite información sobre los
    negocios de un área o para localizar un establecimiento de su base de
    datos.

  • Las imágenes se pueden guardar, imprimir o enviar por correo
    electrónico. Asimismo, el programa conserva todas las direcciones que el usuario
    desee almacenar, con el nombre, icono y descripción que desee. Al abrir el
    programa, bastará pinchar sobre las localidades o direcciones guardadas en los
    favoritos para que el programa vuele de una a otra.

¿Qué está cubierto?

En estas imágenes Keyhole muestra las áreas cubiertas por las
fotografías tomadas desde el satélite tras una reciente ampliación de su base de
datos. Google explica
que no todas las ciudades se pueden observar a gran resolución (para poder
apreciar hasta los coches), y que Estados Unidos es el lugar mejor cubierto por
imágenes. Éstas proceden de diversas bases de datos, por lo que Google no
especifica exactamente las áreas fotografiadas (asegura que se añaden fotos a
alta resolución continuamente) ni la fecha en la que fueron tomadas las
imágenes. En el programa se puede apreciar ‘desde el aire’ en qué zonas
encontraremos mayor resolución porque aparecen en un color (marrón) más oscuro.

Versiones de pago

Keyhole distribuía su programa de imágenes satélite por 29,95 dólares al año.
Google lo ofrece gratis, aunque mantiene dos versiones de pago. Por 20 dólares
de suscripción anual, Google
Earth Plus
se integra con dispositivos GPS, permite realizar anotaciones
sobre las fotografías, importar datos desde hojas de cálculo (archivos CSV) y
ofrece mayor resolución para imprimir las imágenes. La versión profesional (Google Earth Pro), desde 400
dólares al año, ofrece todavía más resolución y permite medir áreas (con la
versión gratuita se pueden medir distancias), importar planos, buscar negocios,
etc. (comparativa
de las distintas versiones).

Un programa exigente con el PC

La tecnología streaming (las imágenes se cargan desde Internet según
se solicitan) obliga a estar conectado para utilizar el programa, que funcionará
mejor a mayor ancho de banda. Aun así, Google Earth guarda (en la memoria caché)
pequeñas cantidades datos para visualizar al estar desconectado: cuando el
indicador de streaming alcanza el 100% (la imagen se ha cargado
completamente) es posible visualizar los datos almacenados (sólo estos: no se
podrá continuar navegando).

Además de una buena conexión (a partir de 128 Kbps, la cuarta parte de lo que
ofrecen los proveedores de ADSL en España) para disfrutar del programa, Google
Earth precisa de una máquina bastante potente para que no se muestre
excesivamente lento. Sólo funciona en Windows 2000 y XP y se recomienda una
configuración mínima:

  • Pentium III a 500 MHz (P4 2.4GHz+ o AMD 2400xp,
    recomendado)
  • 128MB de RAM (mejor 512)
  • Tarjeta gráfica con
    capacidad 3D desde 16MB
  • 200MB libres en el disco duro (2GB
    recomendados)

El mapa de Google

En realidad, no hace falta descargarse ningún programa para ver las fotos
satélite recopiladas por Google. Aunque todavía no ha incorporado la búsqueda
por direcciones en España, desde Google
Maps
ya se puede acceder a imágenes aéreas de varias zonas del planeta,
incluidas partes de España y ciudades casi completas como Madrid y Barcelona. La
página web permite enlazar la imagen seleccionada; por ejemplo, aquí esta la foto del parque madrileño de El
Retiro.

SIGPAC

Google
Earth no es el único programa o sitio de Internet que ofrece
fotografías áreas
. Para España, el Sistema de Información Geográfica de
Parcelas Agrícolas (SIGPAC) es
excelente para ver todo el territorio desde el cielo, gracias a fotografías a buena
resolución combinadas con planos parcelarios del Catastro de Rústica, con los
que es posible localizar e identificar 50 millones de parcelas.

Etiquetas:

Google Earth

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones