Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías

Rogelio Bernal, fundador de AR Networks, eListas Networks y coRank

Si los medios de comunicación se resisten a los cambios, acabarán fuera de juego

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 27 septiembre de 2007
n 1989 Rogelio Bernal viajó a stados Unidos para aprender inglés y ya nunca más volvió a vivir en spaña. Allí ha sido testigo y protagonista de la revolución tecnológica en la que hoy estamos envueltos. Primero como programador en Netscape y después en eBay. Ambas empresas, situadas en el área de San Francisco, en el legendario Silicon Valley, las abandonó cuando triunfaron, siempre en busca de un nuevo reto. Así es como fundó eListas, eGrupos y posteriormente coRank, un servicio de gestión de noticias moderadas socialmente que acaba de lanzar al mercado de habla hispana y sobre el que existen grandes expectativas. Todos estos sitios tienen el denominador común de ser redes donde los internautas desarrollan su propia personalidad digital y se relacionan entre ellos.

Usted reside actualmente en Silicon Valley, una zona de California que ha sido núcleo seminal de la revolución de las nuevas tecnologías. ¿Cómo llegó a Estados Unidos? ¿Cómo es el ambiente de una zona tan emblemática?

Aterricé en los EEUU en 1989 para mejorar mi inglés, objetivo que creo he cumplido. Respecto al Silicon Valley, el ambiente es difícil de definir en pocas palabras. Sí diré que quien de verdad quiera adentrarse de pleno en ello, puede acabar agotado muy rápidamente. Suceden demasiadas cosas, muy deprisa y sin descanso, y la competencia es enorme.

Ha trabajado como ingeniero para compañías insignia como eBay y Nescape. ¿Por qué decidió dejar estos trabajos para fundar su propia empresa?

«Siempre me ha gustado practicar el únete a una empresa para hacerla triunfar, no porque haya triunfado»

Netscape lo dejé pocos meses después de que fuese adquirido por AOL [el 24 de noviembre de 1998]. La empresa dejó de ser lo que era, y la motivación que te daba el estar haciendo cosas que influirían a millones de personas sencillamente desapareció.

En parte por ello tras Netscape entré en eBay, que por aquel entonces era una empresa con apenas 80 empleados y con casi todo por hacer. Cuando abandoné eBay la empresa ya tenía más de 2000 empleados y, de un modo parecido al que experimenté con Netscape, había perdido ya su encanto como ‘startup’. Siempre me ha gustado practicar el «únete a una empresa para hacerla triunfar, no porque haya triunfado».

¿Cómo podría resumir en qué consiste coRank y que particularidades tiene?

coRank es un servicio que ofrece la posibilidad de crear diversos tipos de sitios web: agregadores de noticias temáticos, sitios de moderación social de contenidos, marcadores sociales, redes sociales de contenido, etc.

Son nombres que a priori podrían no decir nada, pero que se pueden resumir en un concepto: la creación de repositorios personales o colaborativos de información. Si hay un tema que te apasiona (coches, deporte, moda, gatos, viajes, etc), con coRank puedes crear un sitio donde tanto tú como otras personas podáis ir añadiendo todo aquello que encontréis por la Red relacionado con ese tema y que os parezca interesante, creando una fuente o canal de información muy útil.

¿De dónde saca usted el beneficio si coRank ofrece la creación de sitios online gratuitos?

«Si hay un tema que te apasiona, con coRank puedes crear un sitio donde tanto tú como otras personas podáis ir añadiendo todo aquello que encontréis por la Red relacionado con ese tema»

Por un lado coRank recibe ingresos compartiendo el espacio publicitario en los sitios creados en coRank. Por otro, se ofrecen varias opciones ‘Premium’ para crear sitios más avanzados o libres de publicidad. También estamos ya trabajando en acuerdos con empresas de medios para la creación de sitios altamente personalizados e integrados con sus sitios en la Red.

Y por último, asistimos a usuarios y clientes de cualquiera de estos servicios para que saquen el mayor rendimiento de los mismos. El término ‘noticias sociales’ está hoy en boca de mucha gente, pero no basta con tener la tecnología a mano para sacarle todo el beneficio posible. coRank ofrece la tecnología y si es necesario, ayudar a definir una estrategia que funcione.

¿Cree que los sitios de moderación social de noticias son el futuro de la comunicación?

«Yo no creo que los sitios de moderación social de noticias estén dibujando el futuro de la comunicación»

Aunque parezca contradictorio, yo no creo que los sitios de moderación social de noticias estén dibujando el futuro de la comunicación. Creo que aportan un nuevo canal, que hay que tenerlo muy en cuenta, y que los medios tradicionales deben de asumir y ejecutar, pero sin descartar el resto de maneras en las que la gente accede a la información.

¿Estamos ante un panorama en el que la noticia será distribuida (al modo de lo que ocurre hoy con el software libre) y los sitios del estilo de coRank serán los que hagan de antena rebotadora que favorezca la expansión de las noticias?

La sobredosis de información que hoy podemos observar en Internet sólo va a ir en aumento, y es ya imposible «estar en todo», por lo que la gente tenderá a ser más y más selectiva con sus fuentes.

«No termino de creer es en los sistemas que determinan lo que te interesa o no de forma automática»

En algunos casos la gente utilizará filtros sociales, en otros buscará fuentes menos sociales pero enfocadas a sus intereses. En lo que no termino de creer es en los sistemas que determinan lo que te interesa o no de forma automática. Creo que la mayoría de la gente prefiere tener algo de control siempre que no les complique la vida.

¿Cree que podrán sobrevivir los medios periodísticos actuales a estos formatos sociales?

Pienso que de hecho los medios periodísticos actuales tienen en su mano las cartas para ganar si saben jugarlas bien, pero eso implica arriesgar y apostar por modelos que contrastan muy fuertemente con la manera en la que vienen haciendo las cosas.

«La sobredosis de información que hoy podemos observar en Internet sólo va a ir en aumento»

Si se resisten, podrían acabar como las discográficas, que en lugar de adaptarse, han convertido el escenario en un campo de batalla, aunque por ahora creo que los medios de información están siendo más inteligentes.

El caso de Google y Yahoo! [la firma de acuerdos para dar noticias de las grandes agencias sorteando a los periódicos] es significativo en tanto que ambas partes (buscadores y medios) se necesitan mutuamente; en tanto que los buscadores sean el canal que te lleva a la información. Pero esta situación, por supuesto, podría cambiar, en cuyo caso el panorama podría variar bastante.

Se ha especializado como emprendedor en el desarrollo de redes sociales (eGrupos, eListas) para la Internet hispana. ¿Amplía su mercado al habla inglesa con Corank, o también quiere centrarlo en los ámbitos del español?

coRank hoy es ligeramente más popular en el mundo anglosajón que en el de habla hispana. En este momento atacamos ambos mercados por igual.

Usted, que ha creado diversas redes sociales, comentaba en un artículo de enero de este año que el fenómeno 2.0 ya no es tal en Estados Unidos, sino más bien un concepto que comienza a estar obsoleto y que allí molesta oír hablar de él. ¿Es que se equivocaron ustedes al apostar hace años por él? ¿Qué queda de todo aquello que hace cinco o seis años no tenía parangón?

«Uno puede decir hoy que su empresa es 2.0 e igual con eso atrapa el interés de algunas personas, pero lo importante es saber adaptarse al uso que la gente hace de tus servicios»

A lo que me refería es al término ‘Web 2.0’ en sí, pero no al tipo de servicios generalmente asociados al mismo. Internet está en continua evolución y nadie es capaz de predecir cómo lo estaremos usando dentro de cinco o diez años. Uno puede decir hoy que su empresa es 2.0 e igual con eso atrapa el interés de algunas personas, pero lo importante es saber adaptarse al uso que la gente hace de tus servicios, y si tienes algo de vista, adelantarte ligeramente a ellos y convertirte en un creador de tendencias.

¿Cree, como opinan algunos analistas, que nos dirigimos hacia una nueva burbuja en la economía de las nuevas tecnologías?

«Yo creo que la economía de las nuevas tecnologías está bastante bien de salud»

Yo creo que la economía de las nuevas tecnologías está bastante bien de salud. Dicho esto, es cierto que hoy aparecen diez proyectos cada día, lanzados desde el garaje o habitación de un par de amigos, y es cierto que de vez en cuando aparecen inversiones en proyectos de tecnología que nos podrían parecer exageradas.

Pero ni los proyectos de dos amigos sin apenas presupuesto, ni dos millones aquí o siete millones allá invertidos por fondos privados en un proyecto determinado son el tipo de cosas que crean una burbuja.

Lo que existe hoy es un panorama de confianza en las nuevas tecnologías e Internet, pero a un nivel mucho más relajado, económicamente hablando, que a finales de los 90. Y la confianza está justificada en tanto que cada vez hay más gente haciendo uso de las nuevas tecnologías, y ha quedado demostrado que no hace falta invertir 100 millones en una idea para ponerla en marcha y que funcione.

Hace unos meses apareció un artículo en The Economist asegurando que el negocio del ladrillo en España tocará techo pronto y que deberemos buscar un repuesto para mantener el crecimiento de nuestra economía. El artículo proponía el software como un mercado ideal para España. ¿Está de acuerdo?

Bueno, no seré yo quien diga que tal o cual mercado no puede triunfar en España, pero convertir a España en un ‘hub’ (nicho) para las empresas de software como pueda ser Irlanda o India no es tarea fácil, y si la historia es un buen ejemplo, es fácil que nos demos más batacazos de los previstos y que la iniciativa privada brille por su ausencia. A mí me encantaría, pero lo veo complicado.

¿Se puede hacer funcionar una empresa como la suya desde España o es una utopía?

Sí se puede hacer funcionar una empresa como la nuestra desde España, pero uno se enfrenta ante varias dificultades que en los Estados Unidos no existen. Ojo, no es que en los Estados Unidos todo sea jauja, también hay muchos obstáculos que sortear, pero son de otra naturaleza y más ligados al tipo de retos que a un emprendedor le gusta atacar.

Con eListas y eGrupos usted se ha convertido en un especialista de las identidades sociales digitales. Actualmente existe una tendencia a pensar que con el exceso de servicios 2.0, los datos del usuario están demasiado desprotegidos a fuerza de dejarlos una y otra vez en formularios de ingreso. ¿Existe una omnipresencia de la identidad digital del individuo que le desprotegería ante eventuales hackers, spammers o incluso organizaciones delictivas?

«Dejar determinados datos personales (nombre, sexo, población) para acceder a un servicio en la Red con buenas credenciales no es en sí peligroso ni debería causar problemas»

Internet ha sido desde hace ya bastantes años un lugar donde cualquiera puede exponer su identidad más de lo que quizás desease. La mayor diferencia entre entonces y ahora es que hoy hay muchísima más gente en la Red y su difusión es por tanto mucho mayor. Dejar determinados datos personales (nombre, sexo, población) para acceder a un servicio en la Red con buenas credenciales no es en sí peligroso ni debería causar problemas. Es el uso que luego uno haga de ese servicio, o el dejar tus datos en sitios algo dudosos lo que sí puede comprometerte.


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto