España impulsa un programa en 15 países comunitarios para promover el turismo de personas mayores

La iniciativa ofrece unas vacaciones económicas y de calidad en nuestro país durante la temporada turística baja
Por EROSKI Consumer 3 de diciembre de 2009

Con el título de «Europe Senior Tourism», el Gobierno ha impulsado un programa piloto dirigido a ciudadanos de 15 países comunitarios con edades comprendidas entre los 55 y 75 años que quieran disfrutar de unas vacaciones económicas y de calidad en España durante la temporada turística baja.

Con el modelo del Imserso español, que empezó hace 17 años con unos 18.000 jubilados y alcanzó en 2008 la cifra de 1.200.000, el Ejecutivo se dirige ahora a un sector de población de la Unión Europea (UE) compuesto por 100 millones de ciudadanos que «tiene disponibilidad para viajar, pero del cual el 50% nunca ha salido de su país», según explicó en Varsovia el secretario de Estado de Turismo, Joan Mesquida. El secretario de Estado y el presidente de la empresa pública SEGITTUR -que gestiona el programa-, Javier Bustamante, viajaron a Polonia para exponer a las autoridades de este país los ejes del proyecto.

Mesquida detalló que este proyecto comprende viajes organizados en grupo con una estancia de ocho días en un hotel de cuatro estrellas en Andalucía o Baleares, manutención, actividades recreativas y seguros de viaje, así como transporte en avión desde los 15 países de origen incluidos en el plan. Para facilitar el viaje a los turistas de países con menor nivel de renta, como Polonia, Eslovaquia, Hungría o Chequia, el Gobierno español y las comunidades autónomas andaluza y balear bonificarán una parte del coste del viaje, que es de 343 euros.

El coste total de la primera etapa de este plan piloto, que se inició el 1 de octubre de este año y finalizará en abril de 2010, es de 10 millones de euros, de los cuales el 50% están sufragados por el Ejecutivo central y la otra parte por los gobiernos autónomos de Andalucía y Baleares. Los primeros viajes organizados han sido un «éxito», según Mesquida. Las autoridades españolas calculan que hasta que finalice la primera etapa del plan podrían viajar a nuestro país unos 80.000 turistas mayores de la UE. De momento se han realizado unas 8.000 reservas, algunas incluso para los meses de marzo y abril. La mayoría de ellas proceden de países como Grecia, Polonia y Rumania.

El trabajo de comercialización en los 15 países comunitarios se hace a través de unos 14.000 puntos de venta y después de haber llegado a acuerdos con 32 hoteles de Andalucía y Baleares y 10 compañías aéreas. Mesquida reconoció que aunque la coyuntura económica actual no es buena, «abrimos caminos nuevos con turistas de países que no viajan de forma masiva a España, como los polacos, y con la ayuda que ofrecemos se incentiva a que vengan».