Renfe suspende varias líneas que unen Madrid con Andalucía y Levante a causa de las lluvias

El total de viajeros afectados hasta las 14:00 horas es de 2.500
Por mediatrader 23 de mayo de 2007

Renfe mantiene suspendido el tráfico ferroviario en las líneas Madrid-Andalucía, Madrid-Levante y Levante-Andalucía debido a las inundaciones de las vías en la provincia de Toledo provocadas por las intensas lluvias caídas a última hora del martes. De momento se desconoce cuando se podrá reabrir el servicio.

«La suspensión de la circulación ha afectado a las conexiones entre Madrid con Murcia, Comunidad Valenciana, Almería y Jaén», informa Renfe en un comunicado en el que se añade que «todos los viajeros fueron informados y atendidos» e incluso que a algunos de ellos se les buscó alojamiento.

Renfe lamenta las molestias y advierte de que no puede garantizar la realización de todos los viajes

Hasta las 14:00 horas se habían visto afectados un total de 28 trenes y unos 2.500 viajeros de todas las relaciones implicadas en la incidencia. Técnicos de Adif (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias), entidad pública responsable de la gestión de la infraestructura ferroviaria, trabajan desde anoche para despejar las vías y reanudar el servicio ferroviario.

Plan alternativo

A las cuatro de la madrugada, la empresa ferroviaria comenzó el traslado de los pasajeros que viajaban en los primeros trenes afectados. En concreto, tres que estaban estacionados en Alcázar de San Juan (Ciudad Real) y dos en Albacete, que han sido trasladados a Ciudad Real en otro convoy, desde donde viajarán a Madrid por la vía del AVE. El resto de viajeros afectados se han desplazado y se desplazan en autocares a cargo de Renfe hasta sus destinos.

La decisión de habilitar otras formas de traslado a los viajeros afectados se tomó después de que se agravara la situación pasadas las tres de la madrugada, cuando una descarga eléctrica de la tormenta ocasionó daños en una catenaria.

Hasta once trenes llegaron a verse afectados por la inundación de un tramo de 28 kilómetros comprendido entre las localidades de Huerta de Valdecarábanos y Tembleque, que interrumpió el servicio ferroviario a su paso por esa zona sobre las 20:45 horas.

La interrupción afecta al ancho convencional entre Madrid y Levante, Madrid y Andalucía, y Levante y Andalucía. El AVE, por su parte, circula sin problemas.

No obstante, según han informado a CONSUMER EROSKI desde Adif y Renfe todavía es pronto para saber cuándo podrá restablecerse el servicio y si podrá reiniciarse a lo largo del día de hoy. «Por el momento no hay previsión», remarca Renfe.

Los viajeros pueden viajar en autocar con cargo a la compañía, en AVE, cambiar el billete para otra fecha o recuperar su importe íntegro

Renfe ha diseñado un Plan de Transporte Alternativo que intenta paliar los efectos de este corte de circulación. Este plan alternativo utilizará la vía de alta velocidad entre Madrid y Ciudad Real en trenes de alta velocidad, para, desde allí, realizar un trasbordo a otros trenes con destino Valencia, Almería, Jaén y Alicante. La operativa es la misma pero a la inversa para los trayectos de entrada en Madrid. En el caso de la relación Madrid-Murcia/Cartagena se realizarán transbordos por carretera.

Mientras tanto, los problemas por inundaciones se reproducen en la provincia de Jaén, entre Siles y Marmolejo, en donde la circulación de trenes ha sido cortada esta mañana. Este corte afecta de momento a un tren de media distancia entre Jaén y Sevilla a cuyos viajeros se les trasbordará por carretera.

En la nota oficial, Renfe «lamenta las molestias que este corte de la infraestructura ferroviaria provoca en sus clientes ya que no puede garantizar la realización de todos los viajes». El teléfono de información donde los viajeros pueden obtener más detalles es el 902 24 02 02 o bien en su página web www.renfe.com.

La compañía ferroviaria está ofreciendo a sus clientes la posibilidad de cambiar el billete para otra fecha o de recuperar su importe íntegro.

Intervenciones de los bomberos en Madrid

Las lluvias intensas que cayeron a última hora de la tarde de ayer en Madrid obligaron a los bomberos a efectuar 430 salidas, desde las nueve de la noche de ayer hasta las seis de la mañana del día de hoy, de las que 180 fueron en la capital y más de 250 en el resto de la región.

La mayoría de estas salidas se realizaron para achicar agua en garajes y sótanos, sanear fachadas y retirar árboles y ramas de la vía pública así como por las balsas de agua que se formaron en la vía pública, aunque ninguna de las intervenciones fue de gravedad.