Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Derechos y trámites burocráticos

Seguro Obligatorio de Viajeros

Su coste está incluido en el precio del billete con el objetivo de cubrir las lesiones ocurridas antes, durante y después de los viajes en transporte público

img_busp

Cualquier persona que viaje en transporte público, desde un autobús urbano a otro de largo recorrido, está cubierta por el Seguro Obligatorio de Viajeros. Este tipo de seguro individual abarca tanto las indemnizaciones por lesiones corporales y muerte como la asistencia sanitaria del accidentado. Su coste está incluido en el precio del billete y, por ello, es importante conservar el ticket hasta el final del trayecto como justificante que acredite la condición de viajero. Un punto polémico es que este seguro cubre los desplazamientos que parten de España y llegan hasta el extranjero, pero no aquellos que parten del extranjero y terminan en territorio nacional, por lo que las aseguradoras abogan por armonizar la normativa comunitaria para que el pasajero esté siempre cubierto.

Cobertura del seguro

El Seguro Obligatorio de Viajeros (SOV) es común a todos los medios de transporte público colectivo con capacidad para nueve o más personas (autobús, metro, tren, tranvía?) u otros de capacidad inferior en los que la tracción se hace por cable (telesillas, teleféricos, funiculares…). Su coste se incluye en el precio del billete y tiene por finalidad indemnizar a los pasajeros cuando sufren daños corporales en los desplazamientos por territorio nacional y en aquellos viajes que tienen origen en España, pero salen al extranjero. Además, con este seguro, también quedan cubiertos los accidentes que ocurren justo antes de comenzar el viaje, una vez que el vehículo ha sido puesto a disposición de los viajeros para utilizarlo, y los que suceden inmediatamente después, siempre que el asegurado se encuentre todavía en el interior del vehículo, tal y como se recoge en el Real Decreto 1575/1989, de 22 de diciembre. “Es muy importante tener en cuenta la amplitud del riesgo que cubre. Por ejemplo, están protegidos los accidentes ocurridos al entrar el asegurado en el vehículo o salir de él por el lugar debido, teniendo contacto directo con aquel, aún cuando lo tuviera con el suelo. También cubre las caídas en el autobús como consecuencia de un frenazo y cualquier otro accidente en el que haya intervenido un tercer vehículo”, explica el director jurídico de la Asociación Española de Consumidores de Seguros (AECOS), Javier Polo.

/imgs/2006/09/busd.jpg

Con el SOV quedan protegidas las lesiones corporales “a consecuencia directa de choque, vuelco, alcance, salida de vía o calzada, rotura, explosión, incendio, reacción, golpe exterior y cualquier otra avería o anormalidad que afecte o proceda del vehículo”. “Por otro lado -continúa Polo-, quedan excluidos, como no podía ser de otra forma, los accidentes provocados por el viajero en estado de embriaguez o bajo los efectos de drogas, estupefacientes o estimulantes o mediante la comisión de actos dolosos”. El SOV es una modalidad del seguro privado de accidentes, equiparable al seguro de ocupantes que contratamos en nuestros vehículos particulares”, compara el director jurídico de AECOS. Por ello, debe estar suscrito con entidades aseguradoras autorizadas por el Ministerio de Economía y Hacienda para operar en el ramo de accidentes individuales.

Desde el Servicio de Asesoría Jurídica de Transportes Alsa, reconocen que este seguro beneficia tanto al transportista, “ya que oferta una prestación al viajero complementaria al propio transporte”, como al viajero, “al que además de proporcionarle coberturas complementarias o compatibles con las del propio seguro de responsabilidad civil de suscripción obligatoria del vehículo, el SOV extiende sus prestaciones a otros supuestos como, por ejemplo, los accidentes ocurridos al acceder o descender del vehículo, estando éste detenido, o a los ocurridos con motivo de la entrega o recuperación del equipaje”.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones