Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Vivienda

Constructoras y promotoras inmobiliarias acaparan el 41% de los préstamos bancarios

Hace ocho años esa proporción se limitaba a poco más del 21%

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 23 agosto de 2005
Los fondos prestados por las entidades de crédito a constructoras y promotoras inmobiliarias se llevan ya el 41% de la financiación que el conjunto del sistema proporciona a las actividades productivas. Hace apenas ocho años, antes del auge del mercado de la vivienda, esa proporción se limitaba a poco más del 21%.

Así, al mismo tiempo que los préstamos para la compra de vivienda se han convertido en principales impulsores de la actividad crediticia de bancos, cajas y cooperativas con sus clientes domésticos, la financiación al sector de la construcción e inmobiliario es ahora destino principal de los recursos dirigidos al sector productivo.

Los datos del primer trimestre de 2005 revelan que la financiación del sistema crediticio a los sectores productivos ascendía a 507.164 millones de euros. En ese mismo periodo, las familias habían contraído con bancos, cajas y cooperativas deudas por importe de 462.910 millones.

La financiación a la construcción ascendía en el primer trimestre de este año a 83.421 millones, cifra que prácticamente multiplica por cuatro la de 1997.

Preocupación

La posibilidad de que la actividad de la construcción se frene preocupa a las autoridades económicas, por tratarse del segmento más dinámico de la economía, y porque en las actuales circunstancias internacionales no resulta fácil que otra área tome el relevo. Pero una desaceleración en el mercado inmobiliario afectaría por partida doble a las entidades crediticias. Junto a la merma de su actividad hipotecaria se resentirían otras áreas de su negocio.

Del medio billón largo de euros prestado a los sectores productivos, la industria sin la construcción apenas había recibido 93.815 millones de euros. Hace ocho años, la deuda contraída por este sector ascendía a 57.789 millones, lo que pone de manifiesto un lento crecimiento.

El incremento interanual de la vivienda nueva se sitúa en el 17,17% y el de la usada en el 17,29%

Y si a la deuda de las constructoras se le suman los fondos prestados a las actividades inmobiliarias -nada menos que 123.982 millones de euros en el arranque de este año, cuando en 1997 el crédito a este segmento se limitaba a 17.549 millones- los 207.403 millones de euros obtenidos representan cuatro de cada diez euros de la financiación bancaria al sistema productivo. Por comparación, la industria sólo recibe dos de cada diez euros.

Oferta y demanda

Según el último informe de Tasaciones Inmobiliarias (Tinsa), el precio de la vivienda en España sigue aumentando, aunque se registra una desaceleración paulatina en este crecimiento, que se ha situado en el 3,53% en el segundo trimestre del año.

Estos incrementos implican, según el presidente de Tinsa, Ildefonso Ortega, que en términos generales se está produciendo una "acomodación" entre la oferta y la demanda.

Ortega se muestra convencido, no obstante, de que no va a haber una "caída en picado" en los precios de la vivienda, porque la demanda sigue siendo fuerte, y ha transmitido un mensaje de tranquilidad a los propietarios, al señalar que se mantiene el valor de sus inmuebles.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones