Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Vivienda

El BCE deja abierta la posibilidad de no subir los tipos de interés

El presidente del banco afirma que "evaluaremos todos los elementos de las finanzas europeas y mundiales". La media mensual del euríbor es del 4,647%

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 28 agosto de 2007
El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, dejó ayer entrever la posibilidad de no subir los tipos de interés a comienzos de septiembre. En la reunión mensual de política monetaria del BCE, que tendrá lugar en Francfort el 6 de septiembre, "evaluaremos todos los elementos de las finanzas europeas y mundiales", dijo Trichet tras asistir a un foro económico en Budapest.

A comienzos de agosto, el banquero francés había subrayado la "gran vigilancia" que el BCE ejerce sobre los riesgos inflacionistas, una expresión que suele emplear para adelantar una subida del precio del dinero. Ayer, no obstante, Trichet recordó que la institución que dirige "no se compromete nunca con anticipación" y que sus declaraciones habían tenido lugar "antes de las turbulencias en los mercados".

Las palabras de Trichet llegan además en un momento en el que arrecian las presiones de influyentes economistas alemanes y del Gobierno de Francia para forzar al BCE a no subir los tipos de interés ante la crisis hipotecaria que sufre Estados Unidos y que amenaza con extenderse a Europa.

Euríbor

En España, el euríbor, el indicador más utilizado para fijar el tipo de interés de las hipotecas, mantiene la corriente alcista iniciada hace ya dos años, lo que influye en los contratos que deben revisarse con carácter anual o semestral (un 6% del total).

Ayer, en su versión a 12 meses, el euríbor marcó una media mensual del 4,647%. Una cifra 1,025 puntos superior a la de un año antes. Esa diferencia interanual es la que deben tener en cuenta quienes revisen sus hipotecas en los próximos meses.

El valor será efectivo cuando después de que se conozca el dato definitivo de agosto, a través del sistema interbancario, lo haga oficial el Banco de España, lo que acostumbra a suceder el día 17 del mes siguiente.

Nuevo recorte de la Fed

Mientras el BCE duda de la conveniencia de subir o no el precio del dinero, la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) se prepara para aplicar una nueva rebaja. En su reunión del 18 de septiembre aprobará un recorte de entre 25 y 50 puntos básicos con el objetivo de fijar los tipos federales en el 4,75% a finales de año, frente al 5,25% actual, según se desprende del último informe elaborado por American Express Funds.

Este trabajo señala que el incremento de la incertidumbre y los mayores costes del crédito afectarán a la confianza de las empresas y de los consumidores, reduciendo el consumo y las inversiones, lo que sumado a un empeoramiento de la crisis en el sector de la vivienda ralentizará el crecimiento económico del país hasta una tasa de entre el 1% y el 2% en el tercer y el cuarto trimestre, aunque sin llegar a entrar en recesión.

American Express Funds apuesta además por nuevas subidas de tipos de interés por parte del Banco Central Europeo (BCE) y del Banco de Japón en lo que queda de 2007.

A cuenta de los inversores

Por su parte, dos analistas del Fondo Monetario Internacional (FMI) opinan que son los inversores los que deben pagar la crisis hipotecaria y no cargarla sobre los contribuyentes mediante operaciones de rescate de los poderes públicos.

John Kiff y Paul Mills afirman en un artículo publicado en la web del FMI que las nuevas fórmulas de concesión y financiación empleadas en las hipotecas de alto riesgo o "subprime" han protegido a las entidades depositarias de pérdidas significativas a riesgo de hacerlas enormemente dependientes de la liquidez en los mercados de capital y "a costa de socavar la protección de los consumidores".

Estos expertos pronostican que entre 2007 y 2009 los prestatarios sufran las consecuencias del reajuste de los tipos de interés, que hasta hace poco podía eludirse mediante refinanciaciones de deuda, pero que en el actual escenario de endurecimiento del crédito y de pérdida de valor de los inmuebles será cada vez más difícil.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones