La cifra de viviendas iniciadas en 2008 caerá un 50%, hasta las 325.000, según DBK

Los precios seguirán bajando al menos durante los próximos dos años
Por EROSKI Consumer 5 de noviembre de 2008

Un informe de la consultora DBK augura que las viviendas iniciadas este año en España caerán un 50%, hasta las 325.000 unidades. Además, a corto plazo se producirán más cierres de empresas en el sector y los precios seguirán presionando a la baja al menos durante los próximos dos años, según la citada fuente.

Img construccionviviendas
Imagen: CONSUMER EROSKI

La crisis económica y financiera, la caída de la demanda y la dificultad para obtener o renovar financiación son los principales motivos de este retroceso, asegura DBK, que cree que los promotores tenderán hacia el arrendamiento de oficinas y locales. Otra de sus apuestas para aliviar su situación será el alquiler de pisos con opción a compra.

La consultora detalla que el número de viviendas, tanto iniciadas como terminadas, se mantendrá en niveles bajos hasta que el actual «stock» haya sido absorbido por el mercado. A este respecto, DBK recuerda que en 2007 se iniciaron 616.000 viviendas y en 2006 unas 700.000.

Descenso de la actividad

Las previsiones a corto y medio plazo para el mercado inmobiliario residencial apuntan a un «notable» descenso de la actividad y a la prolongación de la bajada en el número de operaciones de compraventa, «lo que provocará una fuerte caída en la salida al mercado de nuevas promociones».

Los promotores tenderán hacia el arrendamiento de oficinas y locales

El número de viviendas terminadas al finalizar 2008 podría situarse en unas 646.000, algo por debajo de las contabilizadas en 2007 (646.800), mientras que en 2009 descenderá un 40%, hasta las 400.000 casas. Por ello, a corto plazo se espera que se produzcan nuevos cierres de empresas para pasar posteriormente a operaciones corporativas que contribuirán a concentrar la oferta en un número cada vez menor de grandes grupos.

El descenso de las ventas y el exceso de oferta incrementarán además la presión sobre los precios de los pisos, de modo que se esperan tasas de variación negativas durante al menos los dos próximos años.

Conferencia Sectorial

Por otro lado, hoy se reúne la Conferencia Sectorial de Vivienda, presidida por la ministra Beatriz Corredor. Será la última para presentar a las comunidades autónomas el borrador definitivo del Real Decreto del Plan de Vivienda 2009-2012, que previsiblemente será aprobado por el Consejo de Ministros antes de que termine el año.

El borrador podrá recoger aportaciones de última hora procedentes de los representantes autonómicos. De hecho, Corredor ha mostrado en los últimos días su deseo de que el texto sea aprobado «lo antes posible» y «por consenso».

El número de viviendas terminadas al finalizar 2008 podría situarse en unas 646.000

Entre los detractores del plan se encuentra la Comunidad de Madrid, que considera «decepcionante» el último borrador porque no incluye «decisiones atrevidas» frente a la crisis y «resta agilidad» al sistema de concesión de vivienda protegida.

Vivienda insiste en que las prioridades del nuevo plan son la vivienda protegida, el mercado del alquiler y la rehabilitación. No en vano, su idea es que pase a llamarse Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación 2009-2012.

El proyecto incluye medidas para absorber el «stock» de casas sin vender y facilitar el acceso a pisos protegidos por parte de las rentas medias, tanto en régimen de alquiler como de compra, entre otras.