Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Vivienda > Compra

Los trámites imprescindibles para vender un piso heredado

Para poder vender una casa heredada, es necesario realizar un proceso legal y pagar unos impuestos obligatorios. Estas son las principales gestiones que debes hacer

vivienda herencia Imagen: robertprax

Para poder vender un piso heredado es necesario realizar toda una serie de trámites. No basta con ser los legítimos herederos del difunto. De hecho, es obligatorio llevar a cabo un proceso legal y recopilar unos cuantos documentos para aceptar el legado y así poder cambiar la titularidad de la vivienda. Y si bien el número de herederos, el grado de parentesco y la existencia o no testamento determinan el curso de este procedimiento, hay algunos pasos que son indispensables dar para lograr el objetivo de vender la casa recibida en herencia. En este artículo contamos tres que son imprescindibles en todos los casos.

1. Pedir el certificado de últimas voluntades

Este documento se debe pedir en la fase inicial del proceso para vender una casa heredada. Es muy importante, ya que acredita si el fallecido ha dejado o no testamento y, en tal caso, indica en qué notario lo ha hecho para poder retirarlo.

Se debe solicitar en la Gerencia Territorial del Ministerio de Justicia de la comunidad autónoma correspondiente, habiendo transcurridos al menos unos 15 días del fallecimiento de la persona. La petición del documento se puede hacer de forma presencial, con cita previa, o de modo telemático si se cuenta con certificado digital.

Para obtenerlo hay que presentar el formulario de solicitud que se puede conseguir en la sede electrónica del Ministerio de Justicia y el certificado de defunción del difunto. Además, se debe abonar la tasa correspondiente de 3,82 euros.

Por lo general, tarda unos diez días hábiles en ser emitido y, una vez se tiene en mano, si el fallecido dejó por escrita su voluntad, se puede acudir al notario correspondiente para retirar el testamento e iniciar el proceso de reparto de la herencia.

2. Firmar la escritura de la herencia

Si en el certificado de últimas voluntades consta que el fallecido dejó testamento, el siguiente paso será elaborar la escritura de partición. Esta deberá contener el inventario de bienes y de deudas del difunto y el reparto de las propiedades, que se deberá hacer en los términos reflejados en el testamento y de acuerdo a lo que estipula la ley. Esta escritura la puede redactar un abogado experto en sucesiones o pueden hacerlo los mismos herederos, si tienen conocimientos legales, y se deberá elevar ante notario.

Si el caso es que no existe testamento, los herederos deberán demostrar el parentesco para poder recibir el legado. Para esto, es necesario solicitar a un notario la elaboración del acta de declaración de herederos y presentar una serie de documentos que avalen la consanguinidad como, por ejemplo, las actas de nacimiento de los herederos, el libro de familia o el certificado de matrimonio. Así, este profesional declarará quiénes son los herederos por ley y el porcentaje que cada uno hereda de la casa. Posteriormente, con este documento, los herederos podrán elaborar, como en el caso anterior, el inventario de bienes y la escritura particional de la herencia y ratificar la firma de este documento ante notario para avanzar en el proceso.

herencia casa persona mayor
Imagen: sabinevanerp

3. Liquidar los impuestos obligatorios

Una vez aceptada la herencia y realizada la escritura de aceptación en notaría, el siguiente paso será liquidar los impuestos obligatorios. Hay que tener en cuenta que para heredar una casa hay que hacer frente al pago del impuesto de sucesiones y el de plusvalía municipal.

El primero se debe abonar en la comunidad autónoma donde el fallecido tenía su vivienda habitual, en un plazo de seis meses a contar desde el fallecimiento. El importe que se tendrá que pagar dependerá del valor de los bienes a heredar, del grado de parentesco de los herederos y de los coeficientes y el porcentaje de tributo definidos por la comunidad correspondiente. Es importante saber que la mayoría de las regiones establecen importantes bonificaciones para los herederos de primer y segundo grado. De esta forma, mientras más cercano sea el parentesco (por ejemplo, de padres a hijos), menor será el coste de este tributo.

La plusvalía municipal, por su parte, es de carácter municipal y se debe pagar en el ayuntamiento donde está ubicada la casa, dentro de los seis meses posteriores al deceso. En este caso, el importe que se tiene que abonar dependerá del valor catastral del suelo de la vivienda, del número de años que el fallecido tuvo el inmueble en propiedad y de los coeficientes y porcentaje de tributo establecidos por la localidad.

Así, con la escritura de la herencia y los impuestos pagados, se puede inscribir el piso en el Registro de la Propiedad. Y, a partir de aquí, se pueden iniciar los trámites relacionados con la venta de la vivienda como, por ejemplo, la gestión de los documentos del piso y la publicación de los anuncios en los portales inmobiliarios.

RSS. Sigue informado

HelpMyCash

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones