Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Seguridad alimentaria


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria > Sociedad y consumo

Tipos de contenidos: Seguridad alimentaria

Navidad 2017
^

Superbacterias resistentes a los antimicrobianos

La resistencia antimicrobiana aumenta en la Unión Europea, según el último informe sobre bacterias zoonóticas de la EFSA

Imagen: ROBONUKA

La resistencia antimicrobiana es la capacidad que tiene un microorganismo a resistir a la acción de un agente antimicrobiano, un medicamento que se utiliza para luchar contra los microorganimos. Muchos se administran a los animales destinados a la producción de alimentos con varios fines, como tratar alos que están enfermos. Uno de los problemas derivado de su mal uso es el aumento de la resistencia de los microorganismos contra los que se quiere combatir. Y así lo demuestra de nuevo el último informe de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) y el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC). El artículo explica cuáles son las "superbacterias" y qué medidas podrían aplicarse para prevenirlas.

La resistencia antimicrobiana es una "acumulación de factores". Así lo reconoce la Comisión Europea, que atribuye el problema a causas como el uso excesivo o inadecuado de medicamentos antimicrobianos en humanos y animales o a las malas prácticas de control de infecciones. Debido al alcance del problema, los expertos creen que es necesario tratarlo desde un enfoque integral que involucre a sectores de la salud pública, la seguridad alimentaria, la bioseguridad, el medio ambiente o el bienestar animal. La resistencia antimicrobiana es una adaptación del microorganismo (bacteria, virus o parásito) a su entorno. Debe tenerse en cuenta que los que se vuelven resistentes son los microorganismos, no las personas o los animales. El resultado a tal resistencia es la reducción o eliminación de la efectividad del medicamento, que no puede curar o prevenir la infección (que es la finalidad para la cual se ha creado).

Las superbacterias

Los resultados del último informe anual de ámbito europeo realizado por la EFSA y el ECDC muestran, un año más, que la resistencia a los antimicrobianos continúa siendo un riesgo para la salud humana y animal. En concreto, los expertos aseguran que la resistencia a la ciprofloxacina, un antimicrobiano para el tratamiento de infecciones humanas, es muy alta para Campylobacter, lo que reduce las opciones para que el tratamiento contra las infecciones transmitidas por esta bacteria a través de alimentos sea eficaz. Esta resistencia se ha observado en personas y aves de corral. También sigue extendiéndose la resistencia de Salmonellla y E. coli en pollos de engorde, gallinas ponedoras y pavos de engorde.

La resistencia a los antimicrobianos continúa siendo un riesgo para la salud humana y animal

Los antibióticos que se usan en animales destinados a la producción de alimentos forman parte de los mismos grupos químicos que los empleados en humanos. De ahí que los animales puedan adquirir las bacterias resistentes a los antibióticos usados contra infecciones humanas. Según el ECDC, buena parte de la carga de la resistencia a los antimicrobianos en la UE se debe a los utilizados en animales productores de alimentos.

En el momento del sacrificio y procesado de los alimentos, las bacterias resistentes pueden contaminar la carne y entrar en el medio ambiente a través de las heces y propagarse a través del agua de riego a los cultivos. Una bacteria común como Salmonella ya ha mostrado resistencia a la ampicilina, tetraciclina y sulfanomida en humanos y también en aves, cerdos y vacuno.

Se habla de resistencia cuando un microorganismo que solía ser susceptible a los efectos de un antimicrobiano ha dejado de serlo. Los motivos por los que se produce este efecto son varios. Entre ellos está que se origina un cambio en el ADN del organismo que lo hace resistente a uno o más agentes antimicrobianos. También se considera que la resistencia está causada por el empleo generalizado de antibióticos en los sistemas de producción de alimentos. Según esta línea de opinión, la utilización de antimicrobianos en animales aumenta la posibilidad de que los humanos desarrollen resistencia.

Medidas para poner fin a la resistencia

El uso indebido de los antibióticos ha llevado a la aparición de bacterias resistentes a las que deben hacerse frente. Pero mantener los animales sanos es un objetivo claro en la producción de alimentos (uno enfermo no entra en la cadena alimentaria). El empleo de vacunas y tratamientos antiparasitarios, una buena nutrición y una adecuada gestión en la explotación reducen al mínimo el riesgo de que los animales enfermen.

Pero también es razonable que se utilicen antimicrobianos, siempre que se sigan las instrucciones de uso, que incluyen aspectos como respetar los tiempos de espera para los medicamentos. Esto significa que debe pasar un tiempo prudencial desde que se administra el medicamento hasta que se sacrifica el animal. El objetivo de esta medida es asegurar que no hay residuos de medicamentos en la carne o la leche.

También es importante conocer cómo actúan los mecanismos de resistencia, es decir, si se producen efectos de tipo genético, bioquímico u otros de tipo médico, veterinario y ambiental. A pesar de que no hay evidencias reales de que el consumo de productos de origen animal se relaciona con el desarrollo de resistencia a los antibióticos en las personas, siempre es recomendable manipular los alimentos de forma adecuada: mantener unas condiciones de higiene estrictas, cocinar la carne a temperaturas apropiadas y lavarse las manos con frecuencia.

En la Unión Europea está prohibida la utilización de antimicrobianos con el fin de estimular el crecimiento de los animales. Lo considera un "uso no terapéutico", por tanto está prohibido. Los otros empleos de antibióticos (prevención, control y tratamiento) se mantienen con las máximas garantías de seguridad. Debe tenerse en cuenta que los antibióticos se usan en los animales por la misma razón que para las personas: para tratar y controlar las enfermedades. Y es que la protección de la salud de los animales ayuda a proteger la salud humana.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto