Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > Aprender a comer bien > Alimentos a debate

Tipos de contenidos: Alimentación

^

¿Adictos al chocolate?

El chocolate no puede ser incluido en la categoría de sustancia adictiva

Aunque el mito de la adicción al chocolate descansa sobre una base cierta de mecanismos fisiológicos y psicológicos, puede asegurarse que el chocolate no es una droga. En España declararse "adicto al chocolate" está de moda, pero la realidad es que nuestro país se sitúa a la cola de Europa en lo que se refiere consumo de chocolate y derivados del cacao.

Falsas creencias

El chocolate es uno de los alimentos asociado a falsas creencias desde los inicios de la Historia. Ha sido acusado de provocar enfermedades, de curarlas, de tener poder afrodisíaco, de ser un eficaz tratamiento de belleza... Al frente de estos rumores, destaca la supuesta adicción que provoca su consumo de forma prolongada.

Aunque no se ven situaciones extremas de personas exigiendo su dosis de chocolate es popularmente aceptado que el chocolate "engancha". Todos conocemos a alguien que, a pesar de que no lo reconozca, siente una especial pasión por el chocolate en cualquiera de sus múltiples presentaciones.

Los falsos mitos sobre el chocolate son abundantes. Entre ellos destacan los que acusan al cacao de provocar enfermedades como el dolor de cabeza, alergia, acné, caries u obesidad. La comunidad medica y científica ha convenido en que, en general, estas enfermedades no son provocadas de forma directa por el chocolate o sus derivados si el consumo del mismo es moderado.

Como alimento, el chocolate puro es nutricionalmente el más adecuado para ser consumido, en especial aquel que contiene un 70% o más de cacao en su composición. En cambio, la tradición hace que el chocolate más consumido, el chocolate con leche, contenga gran cantidad de leche entera y azúcar, y por lo tanto sea el menos recomendable para una buena salud.

Existen dos interpretaciones sobre la necesidad de consumo de chocolate por parte de los individuos. Por un lado, hay científicos para los que el ansia por comer chocolate, que varía de unas personas a otras, tiene una base neurológica. El chocolate o sus componentes desencadenan reacciones fisiológicas a nivel cerebral que pueden generar un ansia o "adicción" a la sustancia. Para la otra corriente de pensamiento, estas reacciones ansiosas se circunscriben a un aprendizaje, el consumo de chocolate sería una respuesta conductual generada, fundamentalmente, por la educación.

Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 5]
  • Ir a la página siguiente: Adicción imposible »



Otros servicios


Buscar en