Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > Aprender a comer bien > Curiosidades

Tipos de contenidos: Alimentación

1º Semana contra el desperdicio
^

Cómo diferenciar un bonito de un atún

Parecido no es igual: aunque son pescados parientes, también tienen algunas diferencias

  • Autor: Por EROSKI CONSUMER
  • Última actualización: 18 de septiembre de 2018
Imagen: skeeze

El bonito es un pescado magnífico. De cuerpo esbelto y alargado, cuenta con unos ojos grandes y redondos y una enorme boca con dientes pequeños y cónicos. Guarda muchas similitudes con el atún, ya que son parientes, aunque también algunas diferencias (entre ellas, el precio). Si no sabe distinguir uno de otro, en las siguientes líneas le contamos cómo hacerlo.

1. Bonito o atún: ¡atención a las aletas!

Hay algunas pistas en el aspecto físico que nos ayudan a diferenciar el bonito del atún. La primera implica fijarse en la aleta pectoral. Si no conoce la anatomía de los peces, es esa situada detrás de las aperturas de las branquias, la que les permite dar la vuelta, subir, bajar y nadar hacia atrás. Pues bien, la del atún blanco es bastante más larga que la del bonito común.

Y hay una diferencia más: el bonito tiene rayas oblicuas de color oscuro a ambos lados de la zona dorsal, en la parte alta del cuerpo. Imposible equivocarse. Son especies distintas, pero con una calidad nutritiva y proteica muy similar.

2. No confundir el bonito común con el bonito del norte

El primero, del sur o del Atlántico, se llama Sarda sarda. Se puede encontrar tanto en el Atlántico como en el Mediterráneo. El bonito del norte es de la misma familia, pero no de la misma especie. También se le conoce como atún blanco o albacora y su nombre científico es Thunnus alalunga. Hay poblaciones de bonito (o lo que los expertos llaman stock) en el Cantábrico, en el Atlántico Norte y en el Mediterráneo. Eso sí: son primos, pero no hermanos.

Imagen: Karaidelka

Los túnidos, en detalle

  • Atún rojo (Thunnus thynnus). Se pesca en el Atlántico y el Mediterráneo y, en menor medida, el mar Negro. Tiene un cuerpo fuerte y fusiforme (forma de huso), y la cabeza grande, con forma triangular. Es de color azul oscuro en el dorso y se difumina a amarillo / plata en los flancos. Tiene la carne roja compacta, de ahí su nombre. El atún rojo puede alcanzar los tres metros de longitud, aunque lo común es que no sobrepase los dos. ¿Y de peso? Hasta 600 kg, pero lo habitual es que ronde los 100 kg.
  • Bonito del norte (Thunnus alalunga). Vive lejos del fondo marino y se desplaza a finales de mayo o junio de las proximidades de las islas Azores hasta el Golfo de Vizcaya y el mar del Norte. Tiene forma de huso, con las aletas pectorales largas, que representan más del 30 % de su longitud. Es de color azul oscuro metálico, con los costados y el vientre blanquecinos. El tono de las aletas dorsales es, más o menos, amarillo oscuro. Su carne también presenta un color rojo. Este pez mide entre 50 y 80 centímetros, aunque puede alcanzar el metro de longitud. Pesa más de cuatro kilos.
  • Bonito del sur o común (Sarda sarda) Se pesca en el Pacífico oriental, Atlántico tropical, Mediterráneo y costa australiana. Es esbelto y alargado, con una enorme boca, ojos grandes y redondos. Su color es azul plateado, tiene el dorso azul con rayas oscuras y el vientre con reflejos irisados. Puede medir hasta 90 centímetros, pero lo común es que tenga entre 30 y 50. Normalmente pesa entre uno y tres kilos.
Imagen: CONSUMER EROSKI

Para acceder a más contenidos, consulta la revista impresa.


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en