Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > Aprender a comer bien

Tipos de contenidos: Alimentación

^

En Navidad, dos kilos más

Por mucha voluntad que se ponga, se come con mayor demesura y resulta difícil resistir la tentación de probar los dulces navideños

  • Última actualización: 10 de diciembre de 2009
Imagen: Tom Mascardo

¡Para qué negarlo! Los días de Navidad se come más, y productos más calóricos. Con casi toda seguridad en Navidad se ganan de dos a tres kilos. Para evitar frustraciones, más vale ser sensato y realista, y asumir con naturalidad que se ganará peso, o cuando menos se mantendrá en el mismo, en caso de seguir una dieta de adelgazamiento

Recuperar unos kilos

Para quienes no tienen problemas de salud o de exceso de peso, no tiene ningún sentido martirizarse, ya que los kilos que se ganan en estas fechas para finales de enero se pueden perder de una manera sencilla, si uno retoma la normalidad y el equilibrio en su alimentación.En las personas en las que la dieta juega un papel trascendental en la enfermedad que padecen, pues de ella depende la mejora o empeoramiento de los síntomas -hernia de hiato, gastritis, úlceras, estreñimiento- o se alteran parámetros -aumenta el colesterol, la tensión arterial-, sin duda, han de ser más rigurosas con la alimentación, y tener suficiente fuerza de voluntad como para no dejarse llevar por todas las tentaciones.

Los kilos que se ganan se pierden de una manera sencilla, si se retoma la normalidad y el equilibrio en la alimentación

Hay que buscar el lado positivo. En realidad, los días claves son sólo 5 ó 6: Nochebuena, Navidad, Nochevieja, Año Nuevo y Reyes. Por tanto, durante esos días uno puede ser más condescendiente con la alimentación y puede probar, siempre con mesura, alimentos y bebidas que habitualmente no consume. Esto, en la mayoría de los casos, no va a suponer ningún perjuicio para la salud. Eso sí: el resto de los días habrán de respetar la pauta dietética aconsejada. Y no olvidar que la moderación es la mejor consejera de la salud.

La clave: compensar los excesos

Si no se puede evitar ceder ante un deseo irresistible, hay que ser razonable y no hacer más que una concesión por comida y compensar el exceso por otro lado:

  • ¿Entrante graso y calórico, tipo ensaladilla rusa o fritos variados? Se puede compensar el menú y tratar de equilibrarlo si se escoge después pescado a la plancha o al horno, acompañado de ensalada o verduras, y de postre, fruta fresca. A media tarde ya se probará un trozo de turrón o mazapán.
  • ¿Carne o pescado en salsa? Comience con un plato ligero (sopa de cocido o de pescado, cremas, ensaladas especiales, menestra de verduras) y termine con fruta que facilite la digestión (piña o papaya) y una infusión digestiva.
  • ¿Postres dulces, turrones, mazapanes, polvorones? Le sugerimos que elija un primer plato ligero (ensalada o verdura) y un pescado o carne a la plancha o al horno con guarnición vegetal.

Etiquetas:

dias, kilos, navidad, pescado, voluntad




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto