Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > Aprender a comer bien

Tipos de contenidos: Alimentación

Despilfarro de escuela de alimentaci�n
Λ

Bajadas de azúcar en personas no diabéticas

Aunque hay varias causas que pueden provocar una hipoglucemia, las recomendaciones dietéticas para solventarla son siempre muy parecidas

  • Fecha de publicación: 26 de abril de 2007
Imagen: cnice

Hay personas que sufren o han sufrido alguna vez hipoglucemias o bajadas de azúcar en sangre sin llegar a tener una diabetes, lo que se conoce como hipoglucemia reactiva. Este síndrome hipoglucémico se da sobre todo en adultos jóvenes, más concretamente en mujeres. Por lo general comienza como consecuencia un desequilibrio emocional, asociado a estrés y ansiedad, y sus síntomas se asemejan a los de una bajada de azúcar.

¿Qué es la hipoglucemia reactiva?

Una hipoglucemia es un trastorno que puede experimentar una persona diabética. Las hipoglucemias reactivas se dan en personas que no han llegado a desarrollar una diabetes. El concepto de hipoglucemia reactiva, en cambio, se refiere a un estado de cansancio y debilidad que padece una persona a consecuencia de unos niveles de glucosa en sangre por debajo de sus valores normales.

La hipoglucemia diabética aparece como consecuencia del ayuno, de un exceso de actividad física o de una dosis excesiva de insulina o antidiabéticos orales. Sus consecuencias pueden llegar a ser mucho más graves (hasta llegar al coma diabético) que las de la hipoglucemia reactiva, cuyos síntomas son más leves. Por ejemplo, en la reactiva los niveles de insulina no afectan, ya que suelen ser normales. Así, el malestar que provoca se remonta fácilmente con alimentos ricos en carbohidratos sean del tipo que sean. Sin embargo, en la hipoglucemia diabética, son necesarios alimentos ricos en azúcares simples.

La hipoglucemia matutina, la más habitual, se padece normalmente como consecuencia de no incluir hidratos de carbono en la cena

Después de una comida donde se han incluido alimentos ricos en hidratos de carbono, bien sean simples (fruta, azúcares, dulces o bollería) o complejos (cereales y derivados, legumbres o patatas), aumentan los niveles de glucosa en la sangre. Al cabo de unas horas se produce un descenso de estos niveles, más o menos rápido en función del tipo y la cantidad de alimentos ingeridos. En personas hipoglucémicas el descenso de glucosa que se produce al cabo de un tiempo es más brusco que el que se da en otras personas, de ahí la aparición de una serie de síntomas que producen malestar. Este es uno de los motivos por los cuales las personas que sufren hipoglucemias deben distribuir la ingesta total diaria en 5 o 6 tomas para evitar estas bajadas de glucosa.

Síntomas y consejos nutricionales

La hipoglucemia puede producirse en cualquier momento del día. Una de las más conocidas es la hipoglucemia matutina, es decir, durante la mañana, una de las causas de la cual suele ser haberse saltado la cena el día anterior o no haber incluido en la misma alimentos ricos en hidratos de carbono. Aunque después el desayuno a la mañana siguiente sea completo, son muchas las posibilidades de sufrir una bajada de azúcar a media mañana.

Es conveniente ponerse en manos de nutricionistas, que transmitirán las pautas de alimentación adecuadas para prevenir las hipoglucemias

Los síntomas que van unidos a una hipoglucemia reactiva tienen relación con el sistema nervioso y el cerebro, debido a que la glucosa es su sustento principal. Debilidad, fatiga, irritabilidad, nerviosismo, falta de concentración, sudoración, mareos, náuseas, temblores o ansiedad son algunas de sus manifestaciones. Todas estas sensaciones van remitiendo de forma espontánea o mejoran rápidamente si se toman alimentos ricos en carbohidratos.

Para evitar hipoglucemias reactivas, una de las primeras medidas que se deben adoptar es incluir carbohidratos en la cena y en el resto de las comidas, en cantidad siempre proporcional a las calorías de cada ingesta. Para ello es conveniente ponerse en manos de expertos en nutrición, que serán quienes podrán transmitir las pautas y las recomendaciones más adecuadas.

Además de los consejos nutricionales, es necesario practicar ejercicio físico de forma suave y regular para normalizar los niveles de glucosa.

Un menú adecuado

El siguiente menú contiene un reparto equilibrado de los hidratos de carbono en cada una de las tomas del día:

Desayuno:
-Vaso de leche con cereales de desayuno
-Un kiwi

Media mañana:
-Café con leche y azúcar
-Galletas

Comida:
-Acelgas con patata
-Lenguado al horno con champiñones
-Yogur azucarado
-Agua y pan

Merienda:
-Una fruta

Cena:
-Ensalada de lechuga, cebolla y tomate
-Tortilla de patatas
-Queso fresco
-Agua y pan

Recena:
-Una fruta




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto