Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > En la cocina > Trucos y secretos de cocina

Tipos de contenidos: Alimentación

Consumo de leche y otros productos lácteos
^

Seis ideas prácticas para aprovechar las sobras de Navidad

Sugerencias originales e ingeniosas para reutilizar los alimentos que no se han comido durante las fiestas navideñas

  • Autor: Por PEIO GARTZIA
  • Última actualización: 3 de enero de 2017
Imagen: egal

Después de Navidad o de Año Nuevo, el caos reina en la nevera: recipientes aquí y allá, moldes y táperes con restos de ingredientes, bandejas y platos cubiertos con papel film o de aluminio (o incluso sin tapar debido a las prisas), quizá algo del asado... Los menús de las fiestas son copiosos y, a pesar de los excesos en las comidas y cenas navideñas, no es raro que sobren platos sueltos, más un par de bandejas de dulces y mucho pan. Entonces, ¿qué hacer? ¿Cómo se puede aprovechar todo lo que ha sobrado? El siguiente artículo subraya seis ideas prácticas para no desperdiciar los alimentos.

Reutilizar la comida de las fiestas: seis sugerencias

Con el comienzo del nuevo año llegan los buenos propósitos y la cocina no es la excepción. Es hora de supervisar todo lo que ha sobrado de las cenas y comidas festivas para dar a estos alimentos la mejor utilidad. Estas son algunas ideas:

  • 1. El pan, en general, es uno de los alimentos que más sobran pasadas las fiestas. Esto sucede, en parte, por el estrés de las compras de última hora y, en parte, porque es difícil ajustar la cantidad adecuada para un número de comensales al que no se está acostumbrado. La ventaja del pan es que tiene múltiples usos, aunque se haya quedado duro: tostadas con aceite de oliva y zumo para desayunar, picatostes para acompañar un puré de verduras, pan rallado para los empanados o unas croquetas caseras...

  • 2. Los entrantes y los mariscos -tras verificar que están en buen estado y que se han conservado bien en la nevera-, pueden ser un acompañamiento idóneo en una ensalada ligera de hortalizas frescas (como el berro o unas lechugas variadas). Los trocitos de marisco aportarán un interesante contrapunto a la ensalada, que puede aliñarse con una vinagreta de naranja o una salsa mayonesa aligerada para darle un respiro al organismo de tantos excesos navideños.

  • 3. Con las ensaladas que hayan sobrado, si están aliñadas, poco se puede hacer, ya que habrán perdido su textura y sabor originales. Sin embargo, si no están aliñadas, aún se pueden utilizar para cocinar una crema de verduras o acompañarla. Mientras no se hayan aliñado con vinagres o cítricos, todas las verduras sobrantes de guarniciones, ensaladas y entrantes pueden convertirse en unas cremas estupendas.

  • 4. Con el pescado sobrante -ya sea en salsa o al horno- hay varias opciones:

    • Elaborar la clásica sopa posnavideña con los restos.
    • Preparar un relleno para pimientos en salsa. Esta receta queda muy rica si se aprovechan restos de bacalao en salsa. Se desmiga por una parte el bacalao y se liga con una bechamel espesa para rellenar los pimientos del piquillo. Se acompaña con la salsa en la que ha estado el bacalao. Y si no se quiere consumir en estos días porque parece un poco pesada, se puede congelar el pescado y la salsa por separado y luego regenerar cada uno antes de consumirlos.
    • Hacer unas croquetas (de pescado, marisco o ave). Bastará con preparar una bechamel y agregar el ingrediente que se desee desmigado, sin piel, huesos ni espinas. Dado que las croquetas tienen bastantes calorías, una vez que estén listas, se pueden congelar y utilizarse poco a poco en las semanas sucesivas.
  • 5. Con las carnes y aves asadas también hay varias opciones:

    • Elaborar pimientos rellenos.
    • Convertirlas en bases de sopas.
    • Preparar el acompañamiento de un guiso de patatas. Unas patatas guisadas con cordero es un plato tan rico, que parecerá que aún se sigue de fiesta. Para ello se recuperan los jugos, se trocea la carne en pequeñas porciones de bocado y se les da un hervor para juntarlos.
  • 6. Los postres y dulces navideños se pueden emplear como ingredientes en gran cantidad de recetas. Entre ellas:

    • La macedonia puede convertirse en un batido de frutas o en el elemento principal de un pastel de frutas tipo plum cake (aunque es un poco contundente, aguanta muy bien varios días y se puede comer poco a poco).
    • Los turrones y polvorones pueden transformarse en cremas, helados y cupcakes o en relleno de unos canutillos o de unos profiteroles... Basta con modificar su textura (de estado sólido a blando, líquido o cremoso) para agregar a una crema pastelera o a una crema de mantequilla y utilizarlos como el complemento perfecto en recetas de repostería.

Etiquetas:

cocinar, comida, navidad, sobras


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto