Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Bebé

Secciones dentro de este canal: Bebé


Estás en la siguiente localización: Portada > Bebé > Parto > Tipos de parto

Tipos de contenidos: Bebé

^

¿En qué etapa te encuentras?

Embarazo: Síntomas

Siete preguntas y respuestas sobre el parto en casa

Parir en casa cuesta entre 1.200 y 2.500 euros, requiere descartar factores de riesgo, vivir cerca de un centro sanitario y encontrar buenos especialistas

Imagen: Raphael Goetter

La Organización Mundial de la Salud (OMS) defiende el derecho de la mujer a decidir sobre su parto y esta decisión implica, además del cómo y el modo de tener a su hijo, el lugar donde quiere que se produzca el alumbramiento. Hasta hace pocos años, dar a luz en nuestro país suponía casi de forma obligatoria recibir asistencia médica hospitalaria. Sin embargo, en la última década, muchas parejas han renunciado a esta intervención y optan por parir a sus hijos en un entorno más íntimo y agradable: su hogar.

1. ¿Parto natural o parto hospitalario?

La mayoría de las mujeres que eligen dar a luz a sus hijos en sus casas lo hacen porque rechazan la práctica médica protocolizada, en la que por lo general se administran fármacos a la gestante e implican en muchos casos actuaciones médicas o quirúrgicas que en ocasiones se podrían evitar. Por el contrario, el nacimiento del bebé en el hogar supone apostar por un parto natural, un acto para el que las mujeres, desde los inicios, están biológicamente preparadas.

2. ¿Cuáles son las ventajas del parto en casa?

Los especialistas y distintos estudios realizados sobre el alumbramiento en el hogar señalan que alumbrar en casa tiene importantes beneficios para la mujer. Por una parte, la gestante vive el parto con mayor intensidad y satisfacción por la intimidad y tranquilidad que le proporciona el entorno. Por otra, un buen desarrollo del parto natural evita intervenciones médicas como la episotomía o cesárea y, por tanto, la recuperación de la madre es más rápida.

3. ¿Para quién es recomendable?

El parto en casa está recomendado solo para mujeres que no presenten ningún factor de riesgo durante el embarazo. Entre las principales contraindicaciones para el parto domiciliario, los especialistas señalan:

  • Enfermedad materna grave de tipo cardiaco, renal, respiratoria o psíquica, entre otras.
  • Embarazo de alto riesgo por hipertensión, diabetes, anomalías fetales o placenta previa.
  • Parto prematuro (antes de las 37 semanas) o postérmino (después de la semana 42).
  • Presentación del bebé para el parto en posición no cefálica.
  • La falta de garantía de asistencia domiciliaria profesional (o de eventual traslado a un centro sanitario) en un tiempo inferior a 10-15 minutos.
  • Entre las contraindicaciones relativas se señalan también el parto múltiple o la práctica de cesáreas anteriores en la gestante.

4. ¿Cómo se organiza?

Una vez tomada la decisión conjunta por la pareja de alumbrar en el hogar, el primer paso que se debe dar es obtener una valoración desde el punto de vista sanitario, para verificar que no existen factores de riesgo en el embarazo que impidan optar por esta alternativa y realizar un seguimiento minucioso durante toda la gestación, mediante las debidas pruebas y controles, para confirmar que esta situación se mantiene.

El siguiente paso es iniciar la búsqueda y contacto del profesional o especialista que acompañará a la gestante durante el parto. Esta figura la representa por lo general la matrona, que se ocupa además del seguimiento y control del embarazo de la futura mamá, de la asistencia y acompañamiento durante el proceso de parto. Entre otros aspectos, la matrona se encarga también de valorar la adecuación del domicilio y confirmar que reúne las condiciones y medios adecuados (higiene, temperatura, facilidad de acceso) para que el parto transcurra de forma adecuada.

5. ¿Dónde buscar asistencia?

Encontrar a los posibles especialistas que pueden realizar la atención domiciliaria a la mujer durante el parto es una de las principales tareas que deben abordar las parejas que deciden dar a luz en el hogar. Una de las opciones más recomendable es contactar con la Asociación Nacer en Casa, que acoge al 90% de los profesionales en España dedicados al parto domiciliario. La página web de esta asociación recoge un listado de profesionales disponibles en distintas provincias y cuenta con un foro y una lista de correo específica para obtener información.

Si la futura madre desea contar también con la asistencia de una doula, puede consultar en la web doulas.es un listado de doulas inscritas en distintas zonas de nuestro país.

6. ¿Implica mayor riesgo?

Distintos estudios realizados por profesionales de la salud presentan resultados contradictorios sobre la tasa de riesgo que implica un parto en el hogar frente al alumbramiento en el entorno hospitalario. Mientras que algunos análisis aluden a que el riesgo de peligro tanto para el bebé como para la madre es similar en ambos casos, otros cuestionan la seguridad del parto domiciliario y señalan que la tasa de mortalidad infantil es más elevada en el parto en casa que en el hospitalario.

Para evitar posibles riesgos, los especialistas recomiendan optar por el traslado hospitalario inmediato de la gestante si el profesional que asiste el parto detecta algunos síntomas o señales de riesgo como una dilatación estacionada, el líquido amniótico muy teñido o escaso, prolapso del cordón, hemorragias o pérdida de bienestar fetal, entre otras.

7. ¿Cuánto cuesta?

En otros países, como Holanda, el parto en casa figura entre las opciones que ofrece la Seguridad Social entre sus servicios. Sin embargo, en España, la mujer que desea dar a luz en su domicilio mediante la atención domiciliaria de una matrona u otro profesional de la medicina debe sufragarlo por su cuenta.

El precio total de un parto en el hogar oscila entre los 1.200 y 2.500 euros en función de los servicios y especialistas que asistan a la parturienta. El coste incluye en general, además de la asistencia en el parto, las consultas durante el embarazo, la disponibilidad 24 horas de la matrona desde la semana 37 del embarazo y la visitas postparto.


Zona relacionada

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en