Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje > Carpintería

Tipos de contenidos: Bricolaje

Haces compras por la Red?
Λ

Adhesivos: un tipo de cola para cada material

La vinílica es efectiva para unir madera y papel, mientras que el epoxi es más adecuado para metal, vidrio y porcelana

Imagen: Chelsea Oakes

Si se elige de forma apropiada, un producto adhesivo es una herramienta muy útil en el hogar. Las colas se emplean para reparaciones domésticas y para otras que entrañan una complejidad mayor. Pese a que en el mercado abundan los pegamentos universales, para que el arreglo sea efectivo y duradero es conveniente elegir un tipo de cola adecuado para cada material.

Madera y cartón

Una de las colas más empleadas es la blanca. Este pegamento clásico está compuesto de acetato de polivinilo (PVA). Resulta adecuado para las uniones de madera, derivados y materiales porosos como el papel y el cartón. La apariencia de las colas vinílicas es similar a la de la leche espesa, pero una vez que está seca adopta un acabado transparente e imperceptible.

Para su aplicación, este pegamento requiere la limpieza de las superficies que se van a encolar. Es posible aplicarlo con una brocha o un pincel. Se debe distribuir el producto de manera uniforme sobre las dos piezas que se van a unir. Es habitual que una única capa sea suficiente. No obstante, se recomienda el doble encolado cuando la superficie sea muy porosa, como ocurre con los paneles de partículas aglomeradas. Para asegurar el éxito del arreglo, durante el secado se debe sujetar el ensamblado con sargentos. Si no se dispone de esta herramienta, hay que sustituirlo por uno o varios objetos que ejerzan peso sobre las piezas.

Masillas

Las masillas elásticas que se comercializan en cartuchos o cargas tienen diversos usos, en especial, en materia de construcción. Se emplean para hacer juntas, trabajos de aislamiento o para encolados en general. Hay diferentes fórmulas, pero las más habituales son las de caucho sintético, silicona y poliuretano.

La principal ventaja de las masillas frente a otro tipo de adhesivo es que permiten pegar materiales de diferente coeficiente de dilatación. De esta manera, es posible que una plancha de vidrio se adhiera a un marco de madera sin riesgo de roturas. Otro de sus atributos es su alta resistencia a los agentes externos. Las masillas elásticas soportan, sin perder efectividad, la acción de los rayos ultravioletas y toleran las variaciones de temperaturas, por muy bruscas que sean.

Las masillas permiten pegar materiales de diferente coeficiente de dilatación

Su forma de aplicación es sencilla. Cuando la masilla sale del cartucho, se forma un cordón de producto que al entrar en contacto con el aire se polimeriza. Se seca, pero no endurece. Ésta es la razón por la que este tipo de producto se denomina masilla elástica.

Materiales rígidos

Para unir materiales rígidos como vidrio, porcelana, metal o madera, el adhesivo más adecuado es la resina epoxi. Son colas sintéticas que incluyen dos componentes: el adhesivo y el endurecedor. Antes de aplicarse, ambos deben mezclarse sobre un cartón duro en cantidades iguales.

La resina epoxi actúa por reacción química y tiene una gran fuerza adhesiva que resiste la humedad, la intemperie y las altas temperaturas. Para su aplicación, es recomendable realizar la tarea en una estancia con una temperatura templada ya que a menos de 5ºC el encolado es imposible.

Una vez que se seca el producto, es muy difícil que los elementos se separen. Si en el proceso se originan rebabas de producto, se deben eliminar de forma inmediata con un disolvente. De lo contrario, en seco será necesario rascarlas con un cúter y, en ocasiones, resulta imposible retirarlas por completo.

Colas de origen animal

Imagen: Joel Kingsbury

Las gelatinas animales se obtienen tras la cocción de pieles, carnaza y huesos. Este adhesivo se utiliza con frecuencia en la restauración de muebles antiguos. Proporciona una adherencia sólida, pero seca de forma muy lenta y tiene una alta sensibilidad a la humedad. Esta última propiedad permite que las uniones con colas de origen animal sean reversibles, a pesar de que hayan pasado muchos años desde su aplicación.

El vapor húmedo es suficiente para reblandecer el adhesivo. Después, es recomendable inyectar en las juntas de la unión, con la ayuda de una jeringuilla o una pera, alcohol para barnizar. De esta manera, la cola se agrieta, se rompe en pequeños fragmentos y facilita el desmontaje de la pieza.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto