Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje > Carpintería

Tipos de contenidos: Bricolaje

Concurso Relatos del buen Camino
Λ

Características de las maderas blandas

Su ligereza facilita la construcción de mobiliario, tableros o piezas de artesanía

Imagen: Ralph Unden

Las maderas blandas se denominan así por la facilidad con que se trabajan. Son adecuadas para la fabricación de mobiliario, tableros, instrumentos musicales e, incluso, piezas de artesanía. Bajo el calificativo de "blandas" se conoce a aquellas maderas procedentes de árboles de crecimiento rápido. En general, pertenecientes a la familia de las coníferas.

En cuanto a su dureza, pese a que el término "blandas" sugiere lo contrario, pueden tener la misma o mayor dureza, según la especie, que las denominadas maderas duras. No obstante, su ligereza con respecto a éstas es mayor, lo que facilita el transporte, aunque su periodo de vida es más limitado y producen más astillas.

En general, proceden de árboles de crecimiento rápido

En el aspecto externo, las maderas blandas suelen presentar menos veteado que las duras y su densidad también es menor. En su mayoría, son maderas de tonos claros, que requieren tratamientos de teñido o barnizado. En contraposición, las maderas duras presentan una mayor variedad de colores, con un veteado más rico y un acabado más complejo.

Especies

Las especies de madera blanda más utilizadas son el pino, abeto, chopo, ciprés, abedul o castaño, entre otras. También se puede emplear madera de avellano, aunque esta especie no resiste bien a la intemperie, por lo que es más conveniente utilizarla para mobiliario de interior.

Respecto al pino, empleado en carpintería de interior, mobiliario o tableros, tampoco presenta problemas en el encolado, clavado o mecanizado, aunque su color oscurece con la exposición a la luz. En general, los problemas no son frecuentes en los trabajos con maderas blandas, aunque la presencia de resina o la apertura de los poros obliga a recurrir a tratamientos específicos para mejorar la fijación de las piezas y su resistencia.

Otras especies, como el ciprés, son utilizadas como recubrimiento decorativo, en la construcción naval o en trabajos de ebanistería, debido a su gran resistencia al ataque de insectos y hongos, mientras que el abeto se emplea en la fabricación de instrumentos musicales -por su calidad-, pero es muy sensible a los hongos.

Cerezo americano

Es una de las maderas más apreciadas para puertas, ventanas, tarimas o molduras

El cerezo americano también se incluye en el grupo de maderas blandas. Sin embargo, su peculiaridad reside en el color, con un tono más oscuro (rojizo) que el resto de especies, y sus aplicaciones. Esta madera es muy solicitada en carpintería de alta calidad y ebanistería fina de interior. Es apta para puertas, ventanas, tarimas o molduras, aunque no se recomienda su uso en exteriores debido a su vulnerabilidad al ataque de hongos. Por otro lado, su calidad y crecimiento moderadamente rápido son dos factores muy apreciados. Además, pertenece a la familia de las frondosas, por lo que es una especie de altura, con abundantes ramas y hojas, y un importante valor ornamental. Es una madera ligera, fácil de trabajar y de fibra recta.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto