Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje > Electricidad

Tipos de contenidos: Bricolaje

Navidad 2014
Λ

Qué indican los colores del cableado eléctrico

El color del aislamiento distingue los conductores de tierra, fase y neutro, cada uno con una función diferente

Imagen: Effen Nel

La manipulación de la instalación eléctrica conlleva ciertos riesgos cuando se realiza sin tomar precauciones. Además de desconectar la corriente antes de iniciar cualquier trabajo, hay que conocer los diferentes elementos que la componen para evitar posibles accidentes o averías. Una de las normas básicas es el color y utilidad del cableado.

Los colores de los aislamientos están regulados en la Norma UNE 21089. De acuerdo a ella, el cable de tierra es verde y amarillo, el neutro es de color azul y el cable fase puede ser negro, marrón o gris. El color del aislamiento permite diferenciarlos para saber cuál se debe manipular en cada momento, puesto que cada conductor cumple una función.

Partes de un circuito

Los circuitos están compuestos por conductores activos que transportan energía (fase y neutro) y diversos equipos o aparatos, como las regletas, que los conectan. A su vez, se protegen contra las sobreintensidades mediante interruptores magnetotérmicos (PIA) y el cable de tierra, que envía fuera de la vivienda (a tierra) cualquier derivación o fuga de corriente.

Los cables fase y neutro son los conductores activos que transportan la energía

Cada circuito cuenta con un conductor neutro. No se puede emplear el mismo para varios circuitos. Respecto a los conductores fase, se utilizan, en el caso del alumbrado, para conectar las tomas de luz a los interruptores. En estos dispositivos se localizan siempre dos cables unipolares (fase), mientras que los enchufes disponen de cable neutro, fase y de tierra.

La instalación de este último es obligatoria a partir de la entrada en vigor del Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión, en 1975, por lo que muchos edificios carecen de él. Es necesario renovar la instalación eléctrica de todo el edificio para que una vivienda cuente con toma de tierra.

Grosor de los conductores

La sección del conductor o grosor determina la intensidad que es capaz de soportar. Por ello, siempre se deben utilizar cables de sección suficiente. Las viviendas disponen, al menos, de un circuito para alumbrado y otro para fuerza. La sección mínima del primero es de 1,5 mm2 -con un PIA de 10 amperios (A)- y la del segundo, que conecta las tomas de corriente, es de 2,5 mm2 -con un PIA de 15 A-.

El resto de circuitos alimentan aparatos de mayor consumo, como el horno, la lavadora o el frigorífico. La normativa vigente establece que cada uno de ellos tenga un interruptor magnetotérmico en el cuadro general y que la sección mínima del conductor sea de 4 mm2 -PIA de 20 A-. Por su parte, la sección mínima del Interruptor de Control de Potencia (ICP) es de 6 mm2 -PIA de 40 A-.

Se puede comprobar la intensidad máxima de cada magnetotérmico en los propios dispositivos, ya que llevan impreso el número de amperios que soportan.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto