Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Familia

Tipos de contenidos: Economía

Navidad 2014
Λ

Trámites necesarios tras el nacimiento de un hijo

La llegada de un bebé genera obligaciones legales y da derecho a diversas prestaciones económicas

  • Autor: Por ELENA V. IZQUIERDO
  • Fecha de publicación: 12 de noviembre de 2008

Obligaciones y derechos

Imagen: Denise Docherty

El nacimiento de un bebé -además de las lógicas atenciones que el pequeño despierta en su entorno- genera una serie de obligaciones legales y, a su vez, da lugar a diferentes prestaciones de las que la familia se puede beneficiar. Es importante conocer estos derechos y deberes y saber dónde acudir para cumplimentar los formularios e instancias de manera que ningún trámite quede sin realizar.

En primer lugar, es necesario inscribir al pequeño en el Registro Civil de la localidad en que haya nacido. El plazo para la Inscripción de Nacimiento comienza 24 horas después del alumbramiento y concluye pasados ocho días aunque, en circunstancias excepcionales, puede extenderse hasta los 30 días. En el registro se anota el nombre que se da al niño, los apellidos, la fecha, la hora y el lugar de nacimiento, el sexo y la filiación. Por lo general, para hacer la inscripción, se necesita el parte médico del alumbramiento -el hospital donde ha nacido el niño facilita este impreso, al que también se denomina certificado de maternidad- el DNI de los padres, y el Libro de Familia.

A la hora de poner el nombre al bebé hay que recordar que no se le puede asignar más de un nombre compuesto o más de dos simples, y que están prohibidos los nombres "que puedan confundir en la identificación de la persona, los que la perjudiquen objetivamente o aquellos que induzcan a error en cuanto al sexo".

Según señalan en el Ministerio de Justicia, "la obligación de declarar el nacimiento afecta a los consanguíneos hasta el cuarto grado y a los afines hasta el segundo, esto es, al padre o a la madre, o a los abuelos, a los tíos o primos del nacido, así como a los cuñados del niño".

Cuando se trate de hijos no matrimoniales, se precisa la declaración de los progenitores, así que deben acudir el padre y la madre y se hará constar el estado civil de ésta. Cuando la madre no esté casada y no acuda el padre, éste no figurará como tal en el registro.

Prestaciones por maternidad y paternidad

Otro paso es solicitar la baja por maternidad, un subsidio que se reconoce a los trabajadores que disfrutan de los periodos de descanso laboral legalmente establecidos. La prestación es asumida por el Instituto Nacional de la Seguridad Social y supone el cien por cien del salario. La baja por maternidad alcanza las 16 semanas, de las cuales seis son de obligado disfrute por parte de la madre. Para solicitarla hay que presentar el DNI, el Libro de Familia, el certificado de maternidad y el certificado de la empresa en caso de los trabajadores por cuenta ajena. La documentación se entrega en el Instituto Nacional de la Seguridad Social.

La prestación por paternidad permite al padre disfrutar de 13 días de baja cobrando el cien por cien del salario

Los solicitantes deben estar afiliados a la Seguridad Social y haber cotizado al menos 180 días dentro de los cinco años anteriores al parto. Este periodo puede ser disfrutado simultánea o sucesivamente por el padre o la madre si reúnen de forma independiente los requisitos exigidos, y será ella quien decida si el padre se beneficia del mismo. Si la madre no está incluida en la Seguridad Social -o no es funcionaria- no puede trasladar al padre una parte del descanso por maternidad porque a ella no le corresponde. Pero en el caso de que la madre no pueda disfrutarlo por no acreditar a la Seguridad Social el periodo mínimo de cotización, puede percibirlo el padre excluyendo las seis semanas de descanso obligatorio.

Los padres tienen derecho a la prestación por paternidad si están incluidos en el Régimen General o en los especiales de la Seguridad Social. Los trabajadores que cumplan los requisitos tendrán derecho a la suspensión del contrato durante 13 días ininterrumpidos -más los dos que les corresponden por el alumbramiento-, ampliables en dos días más por cada hijo a partir del segundo. Es necesario presentar el DNI, documentación relativa a la cotización, Libro de Familia o inscripción del niño en el Registro Civil y, en caso de trabajadores del Régimen Especial de Autónomos, declaración de Situación de Actividad. La prestación consiste "en un subsidio equivalente al cien por cien de la base reguladora (la de incapacidad temporal por contingencias comunes), tomando como referencia la fecha del hecho causante", según informan desde el INSS. Es decir, el padre puede solicitar 13 días de baja y seguirá percibiendo su salario.

Cheque bebé

En la Agencia Tributaria se piden las deducciones por nacimiento y maternidad, o sea, los famosos 2.500 euros del "cheque bebé", y los 100 euros mensuales -1.200 anuales- a los que tiene derecho la madre si trabaja por cuenta propia o ajena dada de alta en la Seguridad Social o Mutualidad- con niños menores de tres años. Para percibirlo ha de rellenar el impreso 140. Si la mujer no cotiza, no puede acceder a la segunda prestación, pero sí al cheque bebé siempre que cumpla con los requisitos establecidos. Uno de ellos es que la madre haya residido legalmente en España durante los dos últimos años y que el bebé haya nacido en territorio español. Si, por cualquier hecho fortuito, el alumbramiento se produce fuera del país, la mujer no tiene derecho de cobrar los 2.500 euros. En el caso de adopciones internacionales, si éstas se han formalizado por una autoridad española, puede percibir la ayuda.

Respecto al cobro de esta prestación surgen paradojas. Si un niño nace en España, su padre es español, vive en el país pero la madre no certifica sus dos años de residencia no tienen derecho a cobrar el "cheque bebé" porque la beneficiaria debe ser la madre. Sin embargo, en el caso de que dos hombres adopten un niño, podrá optar por percibir la prestación el que cumpla con los requisitos, al igual que sucede en el caso de dos madres. Aunque recientemente se ha pedido que sea el hombre quien pueda percibir la prestación en el supuesto de que a la madre no le corresponda, esta solicitud ha sido denegada.

Los 2.500 euros que se cobran por el nacimiento del niño se perciben vía fiscal -mediante una deducción en la cuota del IRPF, que se puede recibir como un pago único de manera anticipada-, o como una prestación no contributiva de la Seguridad Social. Esta última modalidad va dirigida a personas que no trabajen o no perciban rentas y también a los residentes en País Vasco y Navarra. En este caso se rellena el impreso 141 y en el primero, el 140. El interesado puede descargar estos documentos desde la página web de la Agencia Tributaria, sin necesidad de certificado de usuario, o solicitarlos directamente en sus oficinas.

Muchos trámites se pueden hacer por teléfono, por correo o a través de Internet

El beneficiario puede tramitar la solicitud por vía telemática si está incluido previamente en la base de datos de identificación de la Agencia Tributaria y además cuenta con certificado electrónico admitido por la Agencia Estatal de Administración Tributaria. También se puede presentar vía telefónica llamando al número 901 200 345 donde se aportan datos como el NIF, número de la Seguridad Social o Mutualidad, número de cuenta bancaria, la casilla 681 de la Declaración de la Renta, si se hizo, y los datos del Registro Civil incluidos en el Libro de Familia. Si el solicitante quiere presentar los impresos por correo puede enviarlos al apartado FD número 30.000 de la Delegación Provincial. También puede entregar la documentación directamente en una administración de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria o en cualquier oficina del Instituto Nacional de la Seguridad Social si se trata del impreso 141.

Si el bebé ha nacido en una familia numerosa, monoparental o si su madre sufre una discapacidad igual o superior al 65%, la familia puede solicitar una prestación económica de 1.000 euros siempre y cuando no supere un determinado nivel de rentas; esta cantidad se suma a los 2.500 euros del "cheque bebé".

Paginación dentro de este contenido




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto