Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Educación > Otras formaciones

Tipos de contenidos: Educación

Educación
Λ

ePEL: Portfolio Europeo de las Lenguas electrónico

Este nuevo formato flexible permite a los usuarios planificar y actualizar su proceso de aprendizaje de idiomas

Imagen: Redvers

La armonización de los sistemas educativos de los diferentes países de Europa en torno al Marco Común Europeo de las Lenguas (MCER) ha proporcionado una base sólida para el mutuo reconocimiento, tanto en el ámbito educativo como en el laboral, de los certificados y competencias adquiridas en el proceso de aprendizaje de idiomas. Los aprendices pueden gestionar y evaluar sus progresos en estas competencias gracias al Porfolio Europeo de las Lenguas (PEL), una herramienta accesible en su nueva versión electrónica. El ePEL permite organizar, recopilar y actualizar en todo momento la información referente a la adquisición de un idioma y compartirla con otros usuarios.

Uno de los objetivos prioritarios en materia de educación del Consejo de Europa es favorecer la movilidad y el plurilingüismo de los ciudadanos europeos. Con esta finalidad, se instauró hace casi dos décadas el Marco Común Europeo de las Lenguas (MCER). Este estándar internacional ha permitido establecer unos criterios objetivos comunes, definidos en distintos niveles, para describir las distintas habilidades y destrezas comunicativas implicadas en el dominio de una lengua: escuchar, leer, hablar y escribir.

El PEL permite evaluar y gestionar la adquisición de las competencias lingüísticas en otro idioma

Para que tanto los aprendices como los docentes de idiomas puedan evaluar y gestionar la adquisición de estas competencias durante el proceso de aprendizaje de una lengua, el MCER propone el uso de una herramienta común de evaluación: el Portfolio Europeo de las Lenguas (PEL). Este instrumento, implantado hoy en día en la mayoría de centros e instituciones educativas de nuestro país, permite que los estudiantes de idiomas, desde Educación Infantil hasta las enseñanzas superiores, registren sus capacidades comunicativas según el sistema común del MCER.

Para qué sirve el PEL

El portfolio no consiste tan solo en certificar las experiencias educativas o las titulaciones obtenidas en el ámbito académico. Esta herramienta también incluye la presentación y recopilación de los contactos con otras lenguas y culturas en entornos no formales, como visitas al extranjero, lecturas en otras lenguas o la actitud motivadora hacia el aprendizaje.

El PEL permite organizar y recopilar la información sobre los aprendizajes adquiridos

El portfolio cumple dos funciones definidas: pedagógica e informativa. Por una parte, permite organizar y recopilar la información sobre los aprendizajes adquiridos y sirve de guía para planificar y evaluar el progreso. Por otra, al utilizar los descriptores de competencias lingüísticas del MCER, proporciona un lenguaje común entre los docentes y empleadores europeos para facilitar el reconocimiento de las competencias y con ello la movilidad entre países.

En su fase inicial, el PEL se elaboró en formato papel, pero después de un periodo de experimentación, quedaron en evidencia algunas de las limitaciones que conlleva este soporte. Entre ellas, la dificultad para actualizar y manipular la información, la capacidad de almacenamiento condicionada o la dificultad para compartirlo con otros usuarios interesados. Para subsanar estas carencias, se ha creado una nueva versión del PEL en formato electrónico: el ePEL.

Trabajar con el portfolio

El usuario puede elegir entre 31 lenguas de aprendizaje sobre las cuales reflexionar

Nombre de usuario y clave. A partir de la creación de estos dos ítems, cualquier usuario puede comenzar a trabajar con el ePEL. El segundo paso es elegir el idioma en el que se quiere operar. En la actualidad está disponible en alemán, inglés, francés, italiano, portugués, español, euskera, gallego, catalán y valenciano. Una vez dentro, el punto de partida es completar los datos personales y seleccionar las lenguas (31 en la actualidad) sobre las cuales se quiere reflexionar. En ambos casos -lengua de trabajo y lengua de reflexión-, el usuario puede cambiar de elección en cualquier momento.

A partir de aquí, es posible empezar a completar el perfil lingüístico en las tres secciones principales que conforman el ePEL:

  • Biografía: en esta sección se puede incluir el historial lingüístico (idiomas que ha aprendido, dónde y cómo), sus características como aprendiz, lo que le resulta más eficaz y agradable al aprender, las experiencias en los lugares donde se habla la lengua de reflexión, la competencia intercultural y plurilingüe, los planes de futuro y las tablas de autoevaluación donde se recoge qué es capaz de hacer en ese momento en los diversos idiomas.
  • Dossier: sirve para aportar ejemplos de trabajos personales que ilustren las capacidades y conocimientos lingüísticos en otra lengua, tales como certificados, diplomas, proyectos, videos, etc.
  • Pasaporte: esta sección es la manera más sencilla de resumir y actualizar de forma continua los conocimientos de una lengua adaptados al MCER, ya que refleja las habilidades en las distintas competencias lingüísticas según los niveles del Marco. Contiene también la información sobre diplomas obtenidos, cursos a los que se ha asistido y otros contactos relacionados con otras lenguas y culturas.

Ventajas del formato electrónico

El equipo de la Universidad Jaume I de Castellón encargado del diseño de esta nueva versión del PEL define las cinco premisas básicas que se han tenido en cuenta en su desarrollo para incrementar su utilidad:

  • Propiedad del usuario: el usuario es el único "dueño" de su portfolio y, por tanto, el acceso a la información está restringido por medio de una identificación previa que, si se desea, se puede compartir.
  • Movilidad: el formato web permite incrementar la función informativa, ya que facilita que el usuario disponga de su ePEL en cualquier lugar y momento, no solo para completarlo o reflexionar sobre él, sino también para distribuirlo con fines laborales o académicos.
  • Función pedagógica: al ampliar su capacidad para recoger la información del estudiante, se incrementan las posibilidades de gestión y evaluación de los aprendizajes adquiridos y su inclusión en otras plataformas de enseñanza.
  • Plurilingüismo: la versión electrónica se ha adaptado de modo que el usuario tenga la posibilidad de cambiar en cualquier momento la lengua en la que se recoge su información o el idioma sobre el que se trabaja.

Etiquetas:

EEES, aprendizaje, idiomas




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto