Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Mascotas > Convivencia y psicología > Viajar

Tipos de contenidos: Mascotas

Navidad 2014
Λ
Tu canal de Mascotas

Mochilas para perros, una gran ayuda en los paseos

Los macutos sirven para que el animal transporte su agua y accesorios, pero también se utilizan para tranquilizar al perro nervioso y evitar tirones de correa

  • Autor: Por EVA SAN MARTÍN
  • Fecha de publicación: 22 de noviembre de 2012
Imagen: laszlo-photo

Las mochilas para el perro permiten al can cargar con su propia agua y accesorios durante los paseos y son útiles en las rutas de senderismo. Pero es importante encontrar, la mochila apropiada para cada perro. Muchos canes, además, necesitan sentirse útiles y tener una labor asignada. Esto explica que las bolsas caninas se utilicen también para evitar los tirones de correa durante los paseos: el animal se centra en transportar su mochila y se olvida de la ansiedad. El primer contacto del perro con su mochila debe ser progresivo. Aprender cómo colocar el macuto del can, de un modo seguro, así como cargar el equipaje canino apropiado para la bolsa son trucos para que el animal acepte su macuto. Pero, ¿dónde encontrar mochilas para el perro?. Este artículo aporta las claves.

Las mochilas para perros ayudan a que dejen de tirar de la correa durante los paseos

Las mochilas para el perro son un útil accesorio que permite al can transportar su propia agua, juguetes o comida, además de otros artículos, como la documentación necesaria en los viajes. Estas bolsas para el can se utilizan, además, como una herramienta de entrenamiento, en especial, para tranquilizar a los animales extremadamente nerviosos durante los paseos. Muchos perros (como nos ocurre a las personas) necesitan tener su mente concentrada en una tarea. Cargar con su mochila ayuda al animal a centrarse en la labor del transporte y puede evitar, de este modo, los incómodos -y frecuentes- tirones de correa, por lo que ayuda a hacer el paseo con el can más placentero.

Además, un perro que carga con su propio macuto caminará más cerca de su amo durante las salidas al aire libre y, en caso de realizar una ruta de senderismo, será más visible entre la maleza. Esto facilita la localización del can y evita los angustiosos extravíos. Elegir la bolsa apropiada para cada perro, así como acertar durante los primeros contactos del animal con su accesorio es clave para lograr que un perro acepte de buen gusto su bolsa y se convierta en un feliz perro mochilero.

Para cada perro, su mochila apropiada

Cualquier perro, por pequeño que sea, es capaz de endosarse una mochila canina. Siempre que esta se adapte a su tamaño. Elegir la envergadura de la bolsa, en función del peso del animal, es una de las claves para lograr que acepte su nuevo complemento. En el mercado hay numerosos modelos de mochilas caninas, por lo que el criterio principal para elegir una debe ser la comodidad de nuestro peludo amigo.

Estos macutos para el can suelen disponer de correas que permiten ajustar el accesorio al cuerpo del animal y evitar deslizamientos. Debemos tener cuidado y dejar, al menos, una holgura de varios centímetros. Este es un modo de evitar una presión excesiva en el abdomen del animal. Para los deportistas y amantes de las rutas de montaña será importante que la mochila incorpore tiras reflectantes, que hagan al perro visible en la oscuridad.

Optar por un material resistente, que permita lavados y sea transpirable, hará más confortables los paseos. Los macutos caninos también disponen a menudo de diferentes bolsillos de tamaño reducido, que resultan de gran utilidad para guardar las bolsas para recoger los excrementos del can durante el paseo.

El primer contacto del perro con su mochila: poco a poco

Los primeros paseos del perro con su mochila deben ser sin peso

La paciencia es, como en tantas otras ocasiones, el truco para que el perro acepte su nuevo complemento. Las presentaciones deben realizarse muy poco a poco, de modo paulatino. Los primeros paseos del can con su mochila tienen que realizarse sin peso: cargar con la bolsa ya será bastante extraño para muchos animales.

Las salidas por el parque, y sobre todo las rutas en un medio natural, resultan un estímulo para la mayoría de los canes. Estas agradables ocasiones deben utilizarse para que el perro cargue con su mochila vacía y la asocie, de este modo, con un complemento placentero. De forma gradual, se pueden guardar algunos artículos en la bolsa.

Cómo colocar el macuto del can de un modo seguro

Posicionar de una forma confortable la mochila del perro en su cuerpo es clave. No solo facilitará que el can acepte con agrado su nuevo accesorio, sino que es esencial para no causar innecesarias y dolorosas lesiones a nuestro amigo. La posición adecuada es la que permita que el macuto descanse sobre los hombros del perro y no sobre su espalda.

El pelo de un can es otro de los factores que determinan la colocación de la bolsa. Si el perro goza de un manto largo y abundante, este suele servirle de suficiente protección y prevenir irritaciones. Por el contrario, la piel de un can de pelo corto puede enrojecerse: necesitará que la mochila esté acolchada en las zonas de contacto con su cuerpo.

El equipaje canino apropiado para la bolsa

El agua, su comida, las bolsas para recoger excrementos, la documentación en caso de viajes... Una vez que el perro se haya acostumbrado a transportar sus objetos personales, la pregunta es: ¿cuánto peso puede transportar? Es sencillo caer en la tentación de cargar con un bulto excesivo al animal.

Lo correcto es, sin embargo, que la bolsa no supere el 15% (como mucho el 20%) del peso del animal. Esto significa que, si un perro pesa 12 kilos, su macuto no debe llegar a los dos, mientras que si pesa 20 kilos, la bolsa tiene que mantenerse debajo de los tres kilos, y si pesa seis kilos, no podrá cargar con más de uno.

¿Dónde encontrar mochilas para el perro?

Muchos establecimientos especializados en productos para perros cuentan con mochilas para el can, pero es importante adquirir este complemento en un negocio autorizado, con el fin de garantizar la seguridad del animal y poder reclamar, si fuera necesario. Las siguientes son algunas de las direcciones y sitios web donde adquirir mochilas para perros:

  • Speedogs, que además de contar con una amplia selección de macutos, propone libros de viaje para perros mochileros.

  • Tienda animal. Se pueden encontrar alforjas con numerosos departamentos, entre ellos, uno específico para la botella del agua del can.

  • Mascota nature. Cuenta con mochilas con bolsillos para el perro, de diferentes tamaños.

  • Zooplus. Macutos y alforjas para el can, de diversos fabricantes. También hay modelos para la montaña.

  • Mascota planet. Mochilas caninas y bolsas tipo alforja, de varios tamaños y materiales.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto