Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Medio ambiente


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente > Medio ambiente urbano

Tipos de contenidos: Medio ambiente

Despilfarro de escuela de alimentaci�n
Λ

Tecnologías medioambientales

Una fuente de riqueza que ayuda a conservar el medio ambiente, aunque su elevado precio contribuye a frenar su desarrollo

  • Autor: Por ALEX FERNÁNDEZ MUERZA
  • Última actualización: 8 de mayo de 2006

El tratamiento de residuos, la descontaminación, la restauración de espacios naturales o las energías renovables se desarrolla gracias a la aplicación de las tecnologías ambientales. Se trata de una fuente de riqueza que contribuye al desarrollo sostenible: el mercado mundial de las tecnologías "verdes" mueve unos 500.000 millones de euros, comparable a las industrias aeroespacial y farmacéutica. Sin embargo, entre sus desventajas se encuentra el precio en el mercado de los productos, además de la falta de concienciación por parte de ciudadanos y empresarios.

Qué son las tecnologías medioambientales

Las tecnologías medioambientales son tan comunes y diversas que es difícil definirlas con precisión, debido a que toda tecnología que mejora la actuación medioambiental puede considerarse como tal. Según Juana Sanz, Directora del Círculo de Innovación en Tecnologías Medioambientales y Energía (CITME) de la Universidad de Alcalá, "estas tecnologías permiten obtener un producto generando menos efectos negativos

"Estas tecnologías permiten obtener un producto generando menos efectos negativos"

Por tanto, las más necesarias son las que favorezcan una reducción de la contaminación o ayuden a controlarla; las que creen productos menos contaminantes; las que necesiten menos recursos y también las que posibiliten, de alguna forma, reciclar o reutilizarlos."

Encarnación Rodríguez, Catedrática de Tecnología Ambiental en la Universidad Politécnica de Madrid, distingue entre tecnologías preventivas y tecnologías de depuración: "las primeras tienen como objetivo evitar la contaminación medioambiental minimizando la formación de efluentes líquidos y gaseosos, residuos y ruido. Las segundas buscan la depuración o tratamiento de los contaminantes ya formados." Por ejemplo, en un automóvil se pueden encontrar ambos tipos de tecnologías. Por un lado, la reducción del peso de los vehículos es una tecnología preventiva que trata de reducir el consumo de combustible, y por tanto, de contaminación. Por otro lado, el catalizador instalado en el tubo de escape es una tecnología de depuración que transforma la mayor parte de los gases nocivos en otros compuestos no contaminantes.

Los países más avanzados consideran prioritarias estas tecnologías porque no sólo sirven para cuidar del medio ambiente, sino también para contribuir al crecimiento económico y al desarrollo sostenible. Es decir, se puede seguir mejorando la calidad de vida de los ciudadanos sin degradar el medio ambiente. Si se tienen en cuenta solamente las ecoindustrias, es decir, las actividades que producen bienes y servicios para medir, evitar, limitar, reducir al mínimo o corregir los daños ambientales causados al agua, al aire y al suelo, así como los problemas relacionados con los residuos, el ruido y los ecosistemas, se puede hablar de un mercado mundial de bienes y servicios ambientales de unos 500.000 millones de euros, según datos de la UE de 2003. Una cantidad comparable a la correspondiente a las industrias aeroespacial y farmacéutica, y que mantiene cifras de crecimiento situadas en torno a un 5 % anual.

La Unión Europea (UE) tiene mucho que decir en este campo. Philippe Busquin, comisario europeo de Investigación, afirma que "Europa es uno de los líderes mundiales de la creación de tecnologías ambientales tales como la energía fotovoltaica, la eólica y la hidroeléctrica, así como de control de la contaminación mediante una mejor gestión de los residuos." La variedad de oportunidades es muy amplia, y la competencia es cada vez más dura por parte de otros países: Japón se ha marcado el objetivo de convertirse en líder mundial en el área de las tecnologías de ahorro de energía; por su parte, Canadá ha anunciado una ambiciosa estrategia sobre tecnologías ambientales. Estados Unidos respalda su decisión de rechazar el Protocolo de Kyoto en la idea de que la tecnología puede reducir el consumo de productos contaminantes.

Por ello, los responsables europeos han diseñado un plan de acción específico para incentivar el desarrollo de las tecnologías ambientales en la UE. De esta manera, se pretende incrementar el porcentaje del PIB destinado a la investigación, dado que la UE se ha propuesto elevarlo al 3% en 2010, y alcanzar parte de los objetivos de Lisboa, como ha explicado la comisaria europea de Medio Ambiente, Margot Wallström: "Este plan de acción es una forma pragmática de abordar el doble desafío del desarrollo sostenible, es decir, proteger el medio ambiente y reforzar al mismo tiempo la innovación y la competitividad en Europa."

Paginación dentro de este contenido




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto