Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Medio ambiente


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente > Medio ambiente urbano

Tipos de contenidos: Medio ambiente

^

Luis Palomino, secretario general de ASEGRE

"En España se gestionan 3,2 millones de toneladas de residuos peligrosos al año"

  
Luis Palomino, secretario general de ASEGRE

Pilas, disolventes, medicamentos o aceites de coche son algunos de los residuos que por su peligrosidad deben ser por ley convenientemente gestionados. De ello se ocupan los miembros de ASEGRE, la Asociación de Empresas Gestoras de Residuos y Recursos Especiales. Su secretario general, Luis Palomino (Madrid, 1968) explica cómo pueden actuar los consumidores ante dichos residuos, y opina sobre la nueva directiva europea de residuos, criticada por algunos europarlamentarios y ONG ecologistas. Este ingeniero agrónomo ha trabajado durante la última década en la Cámara de Comercio e Industria de Madrid y dispone de amplios conocimientos sobre los problemas ambientales de las empresas y relaciones con las administraciones públicas.

Desde su asociación se ha afirmado que en nuestra vida cotidiana estamos rodeados de residuos peligrosos aunque no nos demos cuenta. ¿De qué tipo son esos residuos?

El poseedor de un residuo peligroso tiene la obligación de entregarlo a un gestor autorizado y de sufragar los costes

Esos residuos peligrosos con los que convivimos son pilas, fluorescentes, televisores, envases de productos de limpieza, pintura, disolventes, barnices, medicamentos, productos fitosanitarios, y todos los generados por nuestros vehículos, como aceites usados, líquido de frenos y anticongelante, principalmente.

¿Que pueden hacer los consumidores para eliminar un residuo peligroso?

Los consumidores pueden llevar a los puntos limpios los que generan directamente. Y pueden reclamar que los residuos sobre los que tienen cierta responsabilidad, como por ejemplo los generados en el mantenimiento de los vehículos o la decoración de la casa, se gestionen adecuadamente. En este sentido, según la legislación de residuos, el poseedor tiene la obligación de entregar dicho residuo peligroso a un gestor autorizado y de sufragar los costes. Por ello, este sector está integrado por empresas que solucionan el problema de los residuos, principalmente al sector industrial, y observa la jerarquía de gestión vigente en nuestro país.

La generación de residuos ha aumentado en los últimos años. ¿En el caso de los especiales también?

Los envases que contienen alguna de estas sustancias tienen la obligación de incluir en su etiqueta un pictograma alertando del tipo de peligro

La gestión anual de residuos peligrosos está estabilizada en la cantidad de 3,2 millones de toneladas desde hace tres años, que en comparación con los residuos urbanos, no peligrosos, o procedentes de la construcción, es una cantidad muy pequeña. Seguramente se genere algo más, pero como no se gestionan no tenemos datos. Los motivos de este dato estabilizado son dos: por un lado, la reducción de la producción industrial en nuestro país, debido al traslado de la producción a otros países y, por otro, la aplicación de políticas de minimización en la generación de residuos peligrosos por parte de los productores.

¿Qué peligros puede tener para el medio ambiente y la salud que este tipo de residuos no sean convenientemente gestionados?

Están clasificados por la legislación, y los envases que contienen alguna de estas sustancias tienen la obligación de incluir en su etiqueta un pictograma alertando del tipo de peligro. Así, las características de los residuos que les confieren la peligrosidad, básicamente, son: explosivo, inflamable, irritante, nocivo, tóxico, carcinogénico, infeccioso, tóxico para la reproducción y mutagénico.

¿Están suficientemente controlados estos residuos? Se dice que todavía sigue habiendo muchos vertederos incontrolados...

La totalidad de los vertederos de residuos peligrosos en España cumple con la normativa

La totalidad de los vertederos de residuos peligrosos en España cumple con la normativa sobre características técnicas de este tipo de instalaciones, criterios de operación y de admisión de residuos. Este hecho se puso de manifiesto en una conferencia recientemente celebrada en Madrid sobre este asunto que organizó la Comisión Europea, con la colaboración del Ministerio de Medio Ambiente y la asistencia de las comunidades autónomas, las cuales controlan rigurosamente estas instalaciones.

¿Qué opinan sobre la nueva directiva europea de residuos? ¿En qué les va a afectar?

La valoración es positiva, puesto que actualiza y unifica la normativa marco existente sobre residuos y establece las reglas para los productores y gestores de residuos para un largo periodo de tiempo.

Las cuestiones con mayor repercusión para los gestores hacen referencia a la incorporación de la jerarquía de gestión de cinco niveles (prevención, preparación para la reutilización, reciclaje, valorización y eliminación) que será seguida de forma orientativa y siempre que tengan el mejor resultado ambiental. Además, también son importantes la fijación de los objetivos de reciclaje y reutilización, la nueva definición de subproducto y la creación de los criterios para considerar que un residuo deja serlo para ser una materia prima.

No obstante, esta directiva tendrá que ser aplicada a nuestro ordenamiento jurídico por el Estado y posteriormente por las comunidades autónomas, y ello aún puede suponer grandes diferencias.

Ecologistas en Acción considera "muy preocupante" la nueva definición de subproductos de la directiva, que "permitirá que muchos de los materiales que hoy se consideran residuos puedan escapar a los controles de seguridad". ¿Qué opinan ustedes?

Es cierto que con la nueva directiva europea muchos residuos pueden escapar a los controles

Es cierto que muchos residuos pueden escapar a los controles y por ello esta cuestión centró gran parte de los debates previos a la aprobación de la directiva. Y la razón es que la descatalogación de residuos a favor de subproductos supone la desaparición de los controles administrativos y de las considerables precauciones en el manejo y transporte de estas sustancias que hasta ahora sólo realizaban empresas gestoras de residuos. Estas empresas disponen de equipos, instalaciones y personal específicos para la gestión de residuos concretos, y son autorizados y controlados por la comunidades autónomas para el ejercicio de dicha actividad.

Asimismo, la organización ecologista asegura que esta nueva norma "permitirá que los residuos considerados peligrosos puedan ser trasladados al Tercer Mundo, sin que nadie controle lo que se hace con ellos".

Los traslados se producen habitualmente en sentido inverso al comentado, es decir, desde países menos desarrollados a otros más desarrollados que tienen tecnologías de tratamientos avanzadas. Por ejemplo, desde España se envían a países como Francia, Reino Unido, Alemania e Italia.

No obstante, puesto que la directiva tiene que ser traspuesta al ordenamiento jurídico español y aplicada por las comunidades autónomas, deberán ser éstas quienes establezcan los mecanismos que eviten que se produzcan los efectos indeseados que Ecologistas en Acción plantea.

A pesar de que la jerarquía en la gestión de residuos prioriza la prevención, reducción y reciclaje, lo cierto es que cada vez se utilizan más los vertederos y las incineradoras. ¿A qué se debe esto? ¿Se están gestionando adecuadamente los citados sistemas?

En el caso de los residuos peligrosos esta afirmación no es cierta, debido al incremento de los precios energéticos y de las materias primas, a la entrada en vigor de determinadas normativas nacionales y de la madurez del propio sector.

¿Ha mejorado el estado de los suelos contaminados desde la aprobación del real decreto sobre el tema?

Desde España se envían residuos peligrosos a países con tecnologías de tratamiento avanzadas como Francia, Reino Unido, Alemania e Italia

Es un primer paso que ha facilitado a las comunidades autónomas una herramienta para solucionar el problema, y como primera consecuencia cabría indicar que está creando una nueva cultura de prevención de la contaminación al suelo. Sin embargo, el número de emplazamientos contaminados es elevado y el coste de descontaminación es alto, por lo que la solución del problema llevará tiempo.

Además, recientemente ha sido aprobado el real decreto por el que se regulan los residuos de construcción y demolición, que también tiene ciertas interacciones con la normativa de suelos contaminados, especialmente en lo relativo a la demolición de instalaciones industriales.

¿Cuáles van a ser los nuevos retos en la gestión de residuos peligrosos?

Continuar ofreciendo servicios competitivos en este escenario de dispersión legislativa y heterogeneidad en su aplicación, y de incremento de costes empresariales.

¿Echan en falta a alguna empresa en ASEGRE?

El número de emplazamientos contaminados es elevado y el coste de descontaminación es alto, por lo que la solución llevará tiempo

ASEGRE representa a más del 70 % del sector; es difícil encontrar asociaciones que tengan una representatividad tan elevada, por lo que no echamos en falta a ninguna empresa. No obstante, son bienvenidas todas aquéllas que reúnan los requisitos establecidos por nuestros estatutos: disponer de una instalación de gestión de residuos peligrosos autorizada por alguna comunidad autónoma, certificar al sistema de calidad o de medio ambiente según alguna de las normas internacionales existentes y ser aceptado por los miembros de la asociación.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto