Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Medio ambiente


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente > Medio ambiente urbano

Tipos de contenidos: Medio ambiente

^

Contaminación: mejora pero no lo suficiente

Al menos uno de cada tres europeos sufre una contaminación atmosférica dañina para su salud y el medio ambiente

Imagen: Taras Kalapun

Los Estados miembros de la Unión Europea (UE) han reducido su contaminación atmosférica en los últimos años pero no lo suficiente, según varios informes de la Agencia Europea del Medio Ambiente (AEMA). Al menos un tercio de la población urbana europea sigue expuesta a emisiones contaminantes por encima de los límites establecidos. España es uno de los países peor parados, con varias importantes emisiones contaminantes superadas. Y los datos podrían ser peores si se tuvieran en cuenta los últimos avances científicos o los criterios de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Este artículo indica los principales datos sobre la contaminación del aire, apunta que la directiva al respecto está obsoleta y debe actualizarse y señala los peores contaminantes atmosféricos que sufren los ciudadanos de la UE.

Principales datos sobre la contaminación del aire

Los responsables de la Agencia Europea del Medio Ambiente (AEMA) destacan en el reciente informe "Evaluación del progreso de la Directiva de Emisiones Nacionales en la UE" las mejoras de los últimos años en materia de contaminación del aire, pero advierten de la necesidad de mayores esfuerzos. Jacqueline McGlade, directora ejecutiva de la AEMA, asegura que en muchos países de la Unión Europea "las concentraciones de contaminantes atmosféricos todavía son superiores a los límites legales y las recomendaciones establecidas para preservar la salud de los ciudadanos europeos".

España es el país con peores resultados de emisiones contaminantes de la UE

Según otro informe sobre la calidad del aire en Europa de la AEMA publicado en junio, doce Estados miembros exceden al menos uno de los límites acordados para cuatro importantes emisiones contaminantes: dióxido de azufre (SO2), óxidos de nitrógeno (NOx), amoniaco (NH3) y compuestos orgánicos volátiles (COV). España es el país con peores resultados de la UE: fue el único Estado miembro que superó tres de los cuatro límites acordados (NOx, NH3 y COV). Los responsables de este organismo europeo estiman que un tercio de los ciudadanos europeos están expuestos a contaminantes por encima de lo deseable para proteger su salud.

La AEMA calcula que la contaminación atmosférica reduce la esperanza de vida humana en unos dos años en las ciudades y regiones más contaminadas y provoca daños de cientos de millones de euros. Los expertos de esta institución europea recuerdan que la mala calidad del aire provoca enfermedades cardiacas, problemas respiratorios, cáncer de pulmón, dificultades respiratorias y otras dolencias. Algunos contaminantes causan eutrofización (el agua se daña con un exceso de nutrientes), malas cosechas y un menor crecimiento forestal, además de repercutir en el clima.

Una directiva obsoleta que debe actualizarse

La Unión Europea aprobaba en 2001 una directiva para reducir los impactos de la contaminación del aire de cara a 2010 con unos límites establecidos según el conocimiento científico del momento. La AEMA afirma que, en líneas generales, la UE parece haber cumplido varios de sus objetivos, como los relativos a la acidificación de los suelos y el agua dulce, el nitrógeno nutriente en los ecosistemas o el ozono troposférico. Para ello se han producido disminuciones significativas de agentes contaminantes de 1990 a 2010: dióxido de azufre (-82%), compuestos orgánicos volátiles (-56%), óxidos de nitrógeno (-47%) y amoniaco (-28%). Sin embargo, el informe recalca que los Estados miembros tienen que ponerse al día a partir de los últimos descubrimientos científicos.

Los preocupantes datos de estos y otros estudios similares, como el reciente "Informe de indicadores ambientales 2012", parecen tenerse en cuenta en las altas instancias comunitarias. La Comisión Europea (CE) revisa en la actualidad la política de la UE en materia de calidad del aire. Entre otras iniciativas, la CE deberá proponer una revisión de la directiva en 2013 a más tardar en la que se deberían fijar nuevos objetivos para 2020.

Los peores contaminantes atmosféricos

Los expertos de la AEMA señalan cuáles son los contaminantes del aire más graves para la salud y el medio ambiente de los europeos:

  • Partículas (PM): son el contaminante atmosférico con más riesgos de causar muertes prematuras en la Unión Europea. En 2010 el 21% de la población urbana estuvo expuesta a niveles de concentración de PM10 superiores a los límites diarios más estrictos de la UE para preservar la salud humana, y hasta el 30% a niveles mayores de concentración de PM2,5. La Organización Mundial de la Salud (OMS) eleva hasta el 81% y el 95%, respectivamente, a los ciudadanos expuestos a concentraciones superiores según sus niveles, más estrictos que los de la UE.
  • Ozono (O3): provoca problemas respiratorios y reduce la esperanza de vida. En 2010 el 17% de la población urbana de la Unión Europea estuvo expuesta a concentraciones superiores al valor objetivo de la UE (el 97% según valores de la OMS). En 2009, el 22% de las tierras arables de Europa quedó expuesta a concentraciones perjudiciales y provocó pérdidas para los agricultores.
  • Dióxido de nitrógeno (NO2): causa importante de eutrofización y acidificación, además de contribuir a la formación de PM y O3. En 2010 el 7% de la población urbana estuvo expuesta a niveles superiores a los límites de la UE. En muchos países europeos las emisiones de NO2 superan los límites establecidos por la UE y Naciones Unidas.
  • Benzo(a)pireno (BaP): entre el 20% y el 29% de la población europea estuvo expuesta a este carcinógeno entre 2008 y 2010 en concentraciones superiores al valor objetivo de la UE, que debe cumplirse de aquí a 2013.
  • Dióxido de azufre (SO2): 2010 fue el primer año en que la población urbana de la UE no estuvo expuesta a concentraciones superiores al valor límite.
  • Monóxido de carbono, benceno y metales pesados (arsénico, cadmio, níquel, plomo): se dan pocos casos de rebasamiento de los límites de la UE.

Etiquetas:

contaminación


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto